La Muerte Simbólica

La Muerte Simbólica
Click to open popup



De la observación de los ciclos biológicos y cósmicos entendemos que la muerte no es el fin ni la interrupción de un proceso es más bien un eslabón de cambio, aunque muchos delirios y temores ha despertado en la Psiquis humana convirtiéndose  en uno de los enigmas que más intriga y curiosidad ha despertado en la mente humana.

Han habido muchos seres en el transcurso de la historia que han pretendido no envejecer y más aun no morir , se han levantado incluso mitos y religiones sobre la muerte y el gran viaje final, los egipcios tuvieron el famoso Libro de los Muertos, las más diversas etnias y culturas tuvieron rituales funerarios muy complejos en simbolismo, las pirámides siendo un monumento no solo arquitectónico sino astronómico y hasta profético tenían también su función exequial habiendo restos de ellas en todas las latitudes terrestres incluso se han encontrado en las profundidades de los océanos y lagos denotando una universalidad del conocimiento y la cultura humana con paralelismos aun indescifrables, igualmente, las tolas entre los andinos, se ataviaban con pertenencias, riquezas, hasta alimentos incluso familiares para el momento de el gran salto dimensional que implica la muerte.

Los registros de momificación son la evidencia de el apego del ser humano al mundo material y el aferramiento de los familiares a los nexos afectivos despertados por esas personas, velos de misterio que incluyen maldiciones, guardianes y hasta puentes con seres míticos del más allá, son creencias no irrisorias porque fueron comprobadas por ejemplo la sentencia sobre los profanadores de la tumba de Tutankamon por los aventureros  ingleses que murieron en serie después de saquearla e incluso hay quienes la relacionan con el hundimiento del legendario Titanic trasatlántico en que se transportaban las reliquias de esa tumba, y no pocas historias abundan la cultura popular, la leyenda y hasta la misma historia cubriéndola con el manto enigmático.

Varias filosofías espiritualistas sobre todo orientales veían en la muerte la gran puerta del reencuentro, se consideraba que la vida entera era la preparación menester para saber morir con altivez y dignidad, entre los sufís se saludaba diciendo: *este es un buen día para morir*, estar advertido de ello propone un grado de madurez espiritual, un estado de desprendimiento y despego a las cosas y seres, circunstancia que  no todo el mundo está dispuesto a enfrentar, ¿será acaso que en este mundo de ilusión quedamos atrapados en la seducción de los sentidos de tal forma que el ser humano  absurdamente  pretende  creerse dueño hasta de la vida? Y por eso justifica sus actitudes opresoras esclavizadoras y usufructuado tés no solo de los hermanos de su especie, sino de los animales los vegetales y es la raíz del apropiamiento de la Tierra, ese temor de encontrarse vacío o desnudo el momento de morir, ese temor a la vejez en la miseria que esclaviza a los hombre en trabajos rutinarios donde desperdicia los mejores años de su vida a pretexto de un sueldo, un seguro social o la pensión jubilar, aquí  en este punto mismo puede percibirse la diferencia radical entre la espiritualidad y la materialidad de oriente y occidente respectivamente,

El despego material  en cambio representa la liberación de los amarres, la ruptura de las cadenas terrenas, las adicciones y dependencias, la recuperación del verdadero i gran tesoro que es el sí mismo, Su Real Ser, podemos encontrar en el párrafo bíblico donde Moisés se encuentra con la zarza ardiente  que era la manifestación de Dios y le pregunta ¿Quién eres? Y Dios le responde *yo Soy* como uno de los nombres más sagrados de Dios.

Para llegar a la certeza del Ser se necesita realmente morir en los mundos de la ilusión el ego y el autoengaño, porque creer que se es no significa ser, menos hacer creer que se es, esto nos avoca a una de las inquietudes filosóficas fundamentales, si iniciamos de lo único aparentemente verdadero que es la individualidad podemos semejarla al punto que por concepción física y matemática es un espacio que tiene ubicación pero no dimensión es una puerta hacia el infinito mínimo, ya que en un viaje microscópico, lo que parece ser un punto o un molécula de polvo resulta siendo un complejo sistema de partículas menores donde el punto sigue siendo el centro, aun el átomo definido como indivisible puede ser comparado con un sistema solar en su estructura y su eje equivalente al sol sería una inmensa esfera y el punto su centro que infinitamente nos permitiría viajar a lo diminuto que es el ego humano.

Albert Einstein decía que solo conocía dos cosas infinitas: de la primera no estaba tan seguro era el universo, y la segunda la estupidez humana,

Ahí se confrontan las dos puertas al infinito una es la totalidad y otra la individualidad,

Para apoyarnos en la física quántica y la relatividad, mencionaremos la propuesta científica de la curvatura del tiempo y la complementariedad  entre espacio-tiempo que para los estudios teóricos cercanos a la velocidad de la luz, el uno pudiera convertirse en el otro y el otro en el uno.

Cristo es la unificación de es alfa y el omega es decir el principio y el fin, así fue escrito, es el cierre del siclo lo que en esoterismo se dice: la serpiente que se muerde la cola, es el eterno retorno al origen, el cierre de la circunferencia pero que no continua rodando, porque repetir los ciclos es redundancia y estancamiento, este es el punto que  se abre al espiral evolutivo, que sale de la circunferencia a otro ciclo mayor, en la cinta de Moevius lo la cara interna se convierte en externa sin bordearla simplemente en su continuidad,

De ahí definimos a la muerte como el nacimiento, i al nacimiento como la muerte, si efectivamente el niño nace y empieza a llorar con dolor, el dolor está ligado con la muerte, y desde ese momento empezamos a morir o envejecer en una curva sinusoide u ondulatoria que rige todo lo existente, empezamos a crecer hasta llegar a nuestro apogeo la madurez y luego empezamos a decaer en el envejecimiento, y todos absolutamente todos llegaremos a la meta que es la muerte , aunque ese proceso se interrumpa repentinamente por un accidente o enfermedad pero ineludiblemente la muerte será la puerta final , curiosamente la puerta de entrada que es el vientre materno fecundado por el esperma paternal fue pura e indiscutiblemente sexual entonces podemos afirmar que la puerta de liberación  del mundo tridimensional será la misma puerta sexual , y hasta podemos aseverar que la muerte es la otra salida también tendrá una significación totalmente sexual.

La mente humana engañada es tan diminuta que percibe a esta curva gigantesca como unidireccional es decir se confunde en la linealidad debido a tremenda dimensión del radio, y propone dos extremos desconectados entre sí, los cual es un error de concepción geométrica pero también Teológica porque si observamos la creación, los planetas y las estrellas son esféricas y esa esfericidad es la perfección divina,

Entonces surge la muerte-nacimiento como posibilidad divina del reencuentro, la integración del principio y el fin, el yin unido al yang de la dialéctica china, la fusión del macho hembra la integración sexual la puerta a la alquimia.

La muerte del defecto es la resurrección de la virtud; el cese de la oscuridad y la densificación material marca el surgimiento de la luz; el enfrentamiento al temor  encuentra y conquista la valentía, pero se debe aclarar también que el temor a Dios es la fuente de toda sabiduría, definiendo esto como un elevado nivel de conciencia descubierto por muy pocos seres verdaderamente despiertos, lejano a los miedos humanos de las masas frente a la suspensión de sus adicciones, o por la amenaza de las condenación o premiación pos mortem, existe el área de aletargamiento tremendamente letal  es la llamada zona de comodidad ya que la carnalidad también tiene sus complacencias efímeras que causan aferramientos brutales, y superar esto supone conmociones, psicológicas comparables al síndrome de dependencia a las drogas, inevitablemente el ser humano en su aprendizaje va enfrentando pruebas económicas sentimentales, de salud, accidentes y calamidades inesperadas que producen sacudones muy fuertes que proponen una reconsideración de la vida, esos espacios de ruptura, son equivalentes a la muerte de esa rutina o de la aparente estabilidad,

Decían los sabios que solo se puede encontrar a si mismo aquel que está perdido , porque aquel que cree haber conquistado algo por estar preso de esa estabilidad se estanca, el maestro Samael Joav Bathor Wehor definía la libertad  como la disposición a enfrentar continuamente el estado de incertidumbre.

El Maestro Gurdjief laboraba asiduamente con técnicas de desprogramación psicológica, es decir romper esas zonas de comodidad donde se adormecen las facultades humanas en lo rutinario y esquemático, en la aparente seguridad monótona que es otra forma de encuadramiento, planteando estados de shock que obligaban a la reacción espontánea del Ser Interno, en el Tao se prioriza la práctica de Artes marciales para acondicionar el cuerpo de tal forma que pueda reaccionar con fluidez magistral ante el opositor que no solo es un adversario humano sino que pudiera ser cualquier obstrucción, reto o circunstancia del camino, estas pueden definirse como técnicas para morir de la somnolencia i despertar a la realidad.

Es así como verdaderamente se desarrollan los maestros internos en la forma de asumir lo imprevisto, es el límite de la mentalidad engañosa holográfica para dar paso al fluir Real, la vida misma es el campo de entrenamiento y de reinvención permanente, los pájaros aprenden a volar enfrentando el abismo, el temor a lo desconocido acobarda para la experimentación de estados superiores, deberemos necesariamente confrontar los tabú, los dogmas , las creencias, las conceptualizaciones, para sencillamente concentrar  la seguridad en sí mismo, coordinada con el acondicionamiento físico y emocional, nos permitirán responder ante los estímulos con espontaneidad.

El ser humano no tiene más límites que los de su mente, mientras estemos vivos podemos alcanzar las más monumentales metas los grandes hombres que han levantado imperios o han hecho cosas grandiosas son aquellos que rebasaron esas murallas de confort, pero la voluntad de alcanzar las metas no se improvisa es un trabajo permanente de enfrentamiento a sí mismo y vencerse es por eso que Seres como Jesús, Mahoma, o el Buda eran templos vivientes edificados en la fragua disciplinaria que dominaron sus cuerpos resistiéndose a las seducciones ilusorias para conquistar la gloria infinita.

Todo absolutamente todo puede ser alcanzado, una vez imaginado que es planificado es porción ya del mundo real ,aunque esté en el plano imaginario, pero se deberá demostrar la firmeza del propósito para materializarlo y cada escalón de sabiduría tiene guardianes que nos prueban en la idoneidad de nuestra intención  y los merecimientos requeridos, si no estamos preparados o mostramos debilidades entonces se cerrará el paso, esto indicara que deberemos reunir más fortaleza interna y estudiar más estrategias hasta que tengamos el dominio para volver a afrontar el reto y su conquista, volveremos a ser probados una y otra vez depurándonos en paciencia y perseverancia, hasta que finalmente pocos logren coronar el objetivo y los muchos declinen ante el rigor de la prueba,

Es por eso que la Victoria es para los pocos porque los muchos se adormecen en la muerte en vida atrofiando su capacidad de reacción y lastimosamente la mediocridad abraza a las masas en la resignación o la distracción al ser descargados de la energía creadora y conquistadora que es la muestra de la virilidad sexual, el fuego que debe ser sostenido,  el ímpetu combativo que no claudica.

Jesús el Cristo asevera de mil que me buscan solo uno me encuentra, de mil que me encuentran , uno me sigue y de mil que me siguen solo uno es mío, porque el sendero de la liberación es realmente una propuesta que demanda todos los talentos humanos explorados al máximo, hasta el sacrificio por la humanidad, el desprendimiento hasta del cuerpo físico, su ejemplo nos relata que fue sometido a las más grandes humillaciones, la incomprensión , la traición, fue probado al máximo en misericordia y amor y en la muerte encontró su gloria porque vaciándose se llenó de luz y triunfó conquistando la inmortalidad, la resurrección de su cuerpo que fue el ticket hacia los mundos superiores alcanzando primero la corona completa sobre este nivel existencial, Rey de Reyes Señor de señores Dios con cuerpo de hombre.

Consta en los registros literarios que el mito de la inmortalidad fue alcanzado por algunos seres , que al igual que el Cristo consiguieron rebasar los linderos corporales, así los chinos hablan de los ocho sabios eternos que sobrepasaron la muerte con la prácticas del Tao, Giovanni Papini en su libro El Gogh relata un encuentro con Saint German un ser inmortal que participo en la vida política de Europa durante varios siglos y que ha hecho su aparición en diferentes lugares del mundo conformándose en otro mito que tiene sus seguidores, solo que cada enviado de la luz por simetría también tiene un impostor satánico que usurpa su lugar histórico para deformar su mensaje , así el Maestro Kelium Zeus puntualiza la diferencia entre el conocido como San German como el impostor del verdadero ser de Luz Tao German; el profeta Elías llevado en carros de fuego a los cielos, o el sacerdote de Dios Altísimo el gran Melquisedec de quien se dice  es el regente perenne de esta esfera el verdadero Rey del Mundo residente en la ciudad subterránea de Thule, es el superhombre a quien pretendía contactar Hitler en estado de médium dirigido por la logia secreta que lo  convocó, el misterio de la inmortalidad es parte de la historia y de las inquietudes humanas más persistentes, la búsqueda de la fuente de la inmortalidad , las aguas de la eterna juventud, el vellocino de oro, el elixir Soma ofrecía en muchas leyendas de oriente y occidente la transición al cuerpo incorruptible.

Lo que aclararemos enfáticamente es que el paso por el mundo material es lo que verdaderamente nos ofrece la posibilidad de redimirnos o condenarnos en vida por nuestros actos, lograr ser constructores y arquitectos de nuestro camino, porque la inseguridad en el sí mismo, hace que se recurran a alternativas fetichistas del mas allá formado tendencias religiosas equivocadas que comunicándose con los muertos esperan resolver las interrogantes que forzosamente deben ser resueltas con las múltiples y magnificas herramientas que disponemos, por eso el espiritismo o la ouija,  y las religiones esperanzadas en el más allá, son prácticas oscurantistas que invocan a demonios o los residuos de la personalidad de los ausentes , porque fue escrito:* Dios es Dios de vivos y los muertos nada saben* , y este tipo de comunicación con fantasmas de desaparecidos rompen la conexión con la divinidad y abren acceso a posesiones demoníacas macabras, que han concluido en desgracia irreversible

Jophra

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *