El Alcohol y sus Consecuencia….Su Majestad el Alcohol

El Alcohol y sus Consecuencia….Su Majestad el Alcohol
Click to open popup



La historia de las víctimas del aguardiente es una historia de vergüenza, de corrupción, de crueldad y ruina.

Ha robado a la cara la gloria de su salud, y en lugar de la tez natural del rostro, lo ha dejado enrojecido e irritado con el alcohol.
Ha quitado la belleza y la hermosura al rostro y lo ha dejado disforme y abotagado.
Ha robado a las piernas su fuerza, dejándolas vacilantes e inestables.
Ha quitado la firmeza y la elasticidad de los pies para hacerlos débiles y falsos.
Ha robado a la sangre su vitalidad y la ha llenado de veneno, gérmenes de enfermedades y muerte.
Ha robado al rostro su virilidad y fortaleza y ha dejado en su lugar las señales de la sensualidad y de la brutalidad.
Ha corrompido la lengua con blasfemias, necedades e infamias.
Ha inclinado las manos al mal, haciéndolas instrumentos de brutalidad y asesinato, en vez de serlo de utilidad y bien hacer.
Ha roto los vínculos de la amistad y ha sembrado los gérmenes de la enemistad.
Ha hecho del padre cariñoso y del cumplido esposo, un hombre tirano, áspero y homicida.
Ha transformado a la madre cariñosa y a la esposa hogareña en una verdadera fiera infernal y en la encarnación de la brutalidad.
Ha robado a la mesa su abundancia, obligando al hombre a llorar de hambre y pedir limosna en la vía pública.
Ha llenado de criminales los juzgados, penitenciarías, cárceles y casas de corrección.
Ha poblado las casas de asilo y manicomios con sus infortunadas víctimas.
Ha llenado nuestro mundo tan bello, de lágrimas, gemidos, lamentaciones y odios; y a muchos pobres desamparados, de miseria y desesperación.

SU MAJESTAD EL ALCOHOL

¿Me conoces?…
Soy el príncipe de todas las alegrías, el compañero de todos lo goces
mundanos, el mensajero de la muerte; el príncipe que gobierna al mundo.

Yo estoy presente en todas partes; en todas las ceremonias, ninguna reunión tiene lugar sin mi presencia.

Fabrico adulterios, hago nacer en los corazones pensamientos negros y
criminales; a jóvenes y adultos los hago inmorales y los contemplo satisfecho; soy padre de la corrupción y de la desgracia, enveneno la raza, mancho los hogares, traigo el envilecimiento y la depravación, la locura, el crimen, el suicidio.

Yo acabo con la familia, degenerando y extinguiendo por completo la raza, ocasionando los conflictos, crímenes y desgracias en los hogares; hago nacer a los niños raquíticos, retardados, idiotas;

A los jóvenes hago perder la vergüenza, la dignidad, el honor, la educación y la religión; pongo un velo sobre los ojos y la conciencia, haciendo parecer el crimen como venganza, la adicción como pasatiempo, el adulterio e inmoralidad como entretenimiento.

Yo soy causante de las enfermedades y desgracias más asquerosas y viles,
dolorosas e incurables: el cáncer, úlceras, la tuberculosis,
tumores y muchas otorgas; aspiro convertir el mundo en un hospital, en un manicomio y en presidios.

Yo nazco en todas partes; conozco las regiones de Laponia y Siberia, los
ardorosos valles de Egipto e Italia; yo tengo mi origen en el trigo, el
arroz, el maíz, la cebada, el jugo de uva, el jugo de caña, el maguey…

Mi patria es la Tierra; mis esclavos, los hombres; el que me envía: satanas.

Yo soy vuestro rey.

Yo soy SU MAJESTAD, EL ALCOHOL.

3 Comments

  1. hay es verdad todo lo que dicen que inteligencia y que palabras tan sabias .es un tema muy interesante pero ojala los que de verdad necesitan saber esta informacion la obtuvieran y tomaran conciencia de sus actos anes de que sea demasiado tarde

  2. quería saber si puedo tener licencia copiar este contenido para compartirlo con seres que les bendria muy bien conocer esta gran sabiduría

    gratisimas

    • Buen día

      Si Claro!

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *