Una Guía Para el Vegetariano

Nunca lo olvides: eres lo que comes y lo que piensas. La comida que introduces en tu cuerpo es lo que gradualmente… con lentitud, pero también con seguridad, va formando tus esquemas de pensamiento. Y tus pensamientos, conscientes o subconscientes, tienen el control absoluto de tu salud o tu carencia de ella.

Una manzana al día, como dice el viejo refrán, bien puede conservar la salud y la energía, porque la fruta es el alimento más beneficioso para el bienestar del cuerpo.

Ser vegetariano es bueno, pero la meta definitiva es ser frugívoro… y, con el andar del tiempo, alimentarse en parte con el propio aliento, de manera, de satisfacer todas las necesidades corpóreas mediante el mismo aire que se res¬pira (siempre que se pueda hallar aire puro, en estos días, como no sea en Sitios como Cripple Creek, Colorado, a tres mil metros de altura sobre el nivel del mar). La persona que desee una salud perfecta y permanente de su aliento; ya no necesita matar para mantenerse con vida La así llamada cadena alimentaria (la destrucción de la vida para conservar la vida) no es tan santa ni tan respaldada por la natu¬raleza como se te ha hecho creer por programación, ni tan necesaria como se te ha enseñado.

Esa meta última del bienestar no se puede alcanzar de la noche a la mañana. Lleva quince años, cuanto menos, y un cambio de actitud y de pensamientos. Si has comido carne durante muchos años y decides hacerte vegetariano, el brusco cambio puede provocarte una grave enfermedad, como ocurre con demasiada frecuencia; por eso muchos piensan erróneamente que el vegetarianismo “hace mal”.

Antes de iniciar el proceso de conversión al vegetarianismo es necesario desear hacerlo por las razones correctas. El primer motivo es una auténtica compasión por nuestros hermanos, los animales. Ahorraré mucho tiempo si cito aquí cierta entrevista del New York Times con un esclarecido ranchero, que quizá comenzaba a experi¬mentar la compasión, pero que aún no había captado en toda su verdad la crueldad de criar animales para carnearlos.

Durante esa entrevista, el ranchero habló de sus vacas con el periodista. Explicó cómo se crían los terneros, especificando gastos, pérdidas y ganancias, cuánto era preciso obtener por los cadáveres de los terneros, los de las vacas y los novillos (hígado de ternera, hamburguesa, bifes y asados), a fin de ganarse la vida como criador. Cuanto dijo en la entrevista se aplica también a las ovejas y los cerdos, y sus respectivas crías (costillas de cordero, costillas de cerdo, jamón y tocino).

— ¿Sabe usted? — dijo el ranchero al periodista—. Uno llega a ponerse sentimental con estos animalitos. ¿Sabe que la vaca madre puede reconocer a su propio ternero entre mil cabezas o más? Y cuando separamos a los terneros para despacharlos, las madres se quedan junto al corral, mugiendo con unos sonidos que uno jamás ha oído en una vaca. Es como si supieran lo que pasa. A veces pasan allí una semana o más, aunque el ternero ya no está, sin comer absolutamente nada. A algunas se les despelleja la garganta de tanto mugir, y no pueden tragar. Llega el momento en que hay que sacar¬las de allí por la fuerza para que no se maten de hambre.
Claro, más pérdidas, menos ganancias; eso no se puede per¬mitir. se te ha enseñado que tu cuerpo necesita proteínas (carne) para mantenerte saludable. Se te ha enseñado un mito. En palabras más sencillas, te han mentido. Eso está a La misma altura que lo las sanguijuelas del siglo XIX.

Pese a lo que te han hecho creer, degollar a un pavo o a un pollo también causa dolor y sufrimiento.
Los peces mueren con más lentitud, con la blanda boca desgarrada por la punta afilada del anzuelo, o si están atrapados en la red, debatiéndose en la agonía, boqueando en busca de “aire” (agua, para ellos). Los peces son una parte importante de la ecología natural; cumplen funciones vitales al nadar en ríos, arroyos, Lagos y océanos durante su breve vida. Y a propósito: Jesús no era pescador. Por el contrario, atrajo a algunos de sus apóstoles, apartándolos de la matanza de vida marítima, mediante la promesa de hacerlos “pescadores de hombres”. En ninguna parte está escrito que él comiera carne de especie alguna.
En cuanto a los peces, no todos ellos son caníbales carnívoros que se alimenten de sus semejantes. Muchos son vegetarianos; subsisten comiendo algas y otros tipos de plantas que crecen en el océano. Las ballenas comen toneladas de plancton, que también provee de más del setenta por ciento del oxígeno que respiran los humanos; ese elemento está desapareciendo rápidamente de nues¬tras aguas, envenenadas por el hombre.

Vale la pena hacer notar que el porcentaje de peces carnívoros, en comparación con el de los vegetarianos, se corresponde estrechamente con los porcentajes actuales de humanos carnívoros y vegetarianos. Hay otras similitudes llamativas entre los hábitos de los animales y los de los seres humanos; son los primeros quienes imitan a los segundos y no a la inversa. No tengo tiempo, lugar ni deseos de entablar un debate pleno con los evolucionistas, pero así son las cosas.

Los gorilas, por ejemplo, son vegetarianos y muy bondadosos, tal como descubrió la experta en primates, Diane Fossey, después de observarlos atentamente por muchos años. Lo mismo ocurre con los chimpancés. Sin embargo, cuando un chimpancé, atacado por un arranque perverso, mata de manera espontánea y antinatural a un animal, y prueba comerlo (aunque su sorprendido estómago se descomponga de inmediato) los otros monos del grupo lo glorifican sin pérdida de tiempo (aunque sigan siendo básicamente vegetarianos); le temen, lo respetan y lo convierten en el macho dominante del grupo… hasta que a otro chimpancé macho se le ocurre hacer lo mismo. Entonces, el nuevo asesino se convierte en el macho dominante. Eso refleja claramente la conducta humana.
Existen muchos ejemplos, en el mundo animal, para demostrar que el aspecto carnívoro de la “cadena alimentaria” tan sagrado para los biólogos, no es necesario para sobrevivir con salud.

¿Animales selváticos que comen la carne de otros animales? Pese a lo que hayas aprendido en la escuela sobre la teoría de Darwin, fueron los hombres los que enseñaron a los animales a ser carnívoros. No hubo sangre derramada en el Edén, cuando esta Tierra era un paraíso muchos millones de años antes de los períodos atlántico, lemúridos y paleolítico, sobre ¡os que hay más datos en el capítulo 9(signos del zodiaco y las estrellas). Si vacas y terneros, ovejas y corderos, monos y gorilas padres y crías, jirafas e hipopótamos, pueden sobrevivir saludablemente siendo vegetarianos no hay motivos por los cuales leones, tigres, leopardos y otros animales no puedan hacer lo mismo, dado el tiempo suficiente para que devuelvan sus órganos digestivos al estado original.
¿Te has preguntado alguna vez por qué la Iglesia Católica aconseja a sus fieles celebrar la Semana Santa prescindiendo de las carnes rojas, como acto sagrado? Pregunta a cualquier sacerdote jesuita el motivo de este edicto de Roma y, en el mejor de los casos, escucharás una serie de fascinantes insinceridades.

Puesto que ya he dado a la Iglesia Católica unas cuantas bofetadas críticas en este libro, merece recibir una palmada en la antigua espalda cuando tiene razón. La posición tomada por la Iglesia Romana en 1987, contra la inseminación artificial, el alquiler de vientres y los bebés de probeta demuestra que, en cuanto a estas cuestiones morales, la Iglesia sigue vibrando en armonía con la Ley Universal. Crear vida nueva sin la fuerza electromagnética positivo-negativa intercambiada en una unión macho-hembra constituye una decidida desobediencia a la Ley Natural, que es también la Ley de nuestros Creadores, y podría tener repercusiones graves e insospechadas. No es ésta la ocasión propicia de entrar en grandes detalles sobre el por qué; eso corresponde a libros futuros; pero mientras tanto podríamos pedir un pronto esclarecimiento, para que esas prácticas espiritualmente peligrosas se interrumpan.
La iglesia Romana está igualmente en lo cierto cuando se opone a la ingeniería genética que nuestros “Científicos locos” están llevando a cabo ahora en la flora y la fauna; es seguro que perturbarán el equilibrio de la Naturaleza, pues causan grandes sufrimien¬tos a los animales indefensos.

A veces, los tratamientos de ciertos médicos nos llevan a preguntarnos si no estamos viviendo en lo que, algún día, se llamará “la edad negra de la medicina”. Hace varios años, una amiga mía de Colorado cayó enferma de un virus persistente que había pillado en Oriente. Se debilité progresivamente; el dolor le consumía el cuerpo entero. Por un tiempo pensé someterse al tratamiento homeopático que le recomendó un médico holístico, recomendado por mí, pero al fin decidió buscar ayuda en una serie de clínicas costosas. En la última de esas clínicas, el médico la sometió a una dieta de treinta días consistente en comer sólo carne cruda. Pocos meses después me enteré de su muerte, con una mezcla de intenso dolor y profunda indignación. Pasó algún tiempo antes de que pudiera pasar ante un hospital sin sentir una llamarada de cólera en mi interior.

Los requisitos para que el cuerpo se cure de una enfermedad son aire fresco, frutas y hortalizas y muchas horas de sueño. ¿Qué ocurre cuando te internas en un hospital para reponerte? Las ven¬tanas están herméticamente cerradas; no permiten una sola ráfaga de aire fresco, en tanto el paciente respira el insalubre monóxido de carbono de su propio aliento.

La dieta de hospital, con pocas excepciones, consiste en carne roja, poco cocida y sangrienta, con frecuencia fría. Se usa con liberalidad el azúcar blanco (a veces hasta en las ensaladas de atún); una llega a preguntarse silos dietistas han seguido cursos de preparación de minutas en serie. ¿Dormir? Es difícil, si no imposible, dormir para que el cuerno pueda iniciar su proceso de curación: te despiertan periódicamente para tomarte la temperatura (los horarios están estudiados para ajustarse a la conveniencia del hospital, no a la tuya) y los altavoces instalados en cada habitación llaman constantemente a las enfermeras y a los médicos, despertándote con un sobresalto, con lo cual el cuerno astral cae en el cuerpo de manera espasmódica.

Cuando en tu corazón y en tu alma despierta el sentimiento hacia nuestros peces, aves y animales hermanos, cuando tu mente comienza a comprender el inmenso daño hecho a tu cuerno cuando comes la carne traumatizada de las víctimas, no puedes hacerte vegetariano de la noche a la mañana. Como expresé antes, eso puede ser peligroso para tu organismo, ya envenenado. Como también he mencionado antes, se requieren quince años para completar el ciclo. He aquí el sendero recomendado por uno de mis avatares personales, un Hatha Yogi. (El número de años es importante, rela¬cionado con la numerología y con temas espirituales afines, no sólo con las necesidades del cuerpo físico.)

El modo ideal de limpiar tu cuerpo de la impureza de años es eliminar todas las carnes rojas (bistec, hamburguesas, cerdo, jamón y tocino) por un periodo de cinco años. Durante esos cinco años, come pescado y aves, hortalizas y frutas, pan, cereales y todos los productos de granja: huevos, leche y queso Un día de cada semana debes pasarlo comiendo sólo frutas y/o jugos de frutas naturales. Eso irá acostumbrando tu cuerpo a la fruta poco a poco, evitando que tus intestinos, sorprendidos, reaccionen con una diarrea.
Durante el segundo período de cinco años, elimina el pescado, las aves y los huevos (embriones de pollo no fertilizados, por supuesto), pero sigue comiendo todo tipo de hortalizas y frutas, pan, cereales y lácteos. También en este período debes elegir un día a la semana para comer sólo frutas y jugos.

Durante el tercer período quinquenal estarás listo para eliminar todas las hortalizas que crecen bajo la tierra, junto con la carne roja, el pescado, las aves y los huevos. Tu dieta consistirá ahora sólo en verduras que crecen por sobre la tierra, frutas, pan, cereales, leche y queso. Conserva la costumbre de tomar sólo jugos y frutas un día a la semana.

Finalmente, habrás pasado quince años preparando tu organismo físico para sustentarse sólo de frutas; entonces podrás elimi¬nar la totalidad de las hortalizas y los lácteos; come pan y cereales sólo cuando sientas necesidad de ellos. Te habrás convertido en frugívoro. Recuerda que la dieta de frutas debe incluir en abundancia tomates y nueces de todo tipo, junto con otras frutas. Algunos aseguran que la fruta es el alimento puesto en la tierra desde el principio, el único que el cuerpo necesita. Pero la fruta no es sólo alimento, parte de la cadena alimentaria” en su definición habitual. Esencialmente, la fruta es un purificador del cuerpo. Tu cuerpo puede encargarse de sus propias necesidades en cuanto a sangre, tejidos, etc., pero necesita la purificación de la fruta. Conozco a varias personas (casi todas ellas gurúes) que son puramente frugívoros, y se mantienen asombrosamente fuertes y saludables. (Yo no he llegado a ese punto; apenas estoy en el segundo período quinquenal)

Cuando has llegado de manera lenta y estable a ser frugívoro, las heces y la orina no tiene olor, la piel es clara, los ojos brillan y la mente está más abierta. Es importante recordar que el Vegetarianismo y la alimentación sobre la base de frutas pueden ser Perjudiciales para la salud, a menos que se llegue a ellos gradual¬mente, a lo largo de quince años de purificación. Entonces se puede Vivir del aliento mismo; el cuerpo satisface todas sus necesidades mediante la correcta respiración de aire puro y Prana (energía vital); ocasional o periódicamente se comen frutas para limpiar el cuerpo de impurezas: una semana al mes, por ejemplo.

Tal vez creas imposible sobrevivir del aire, pero se puede hacer, dadas las condiciones necesarias. Una mujer llamada Therese Neuman, de Bayana, cuidadosamente observada por varios médicos respetados, vivió durante veinte años sin alimentos; sólo bebía agua pura y comía una delgada hostia al día. Su muerte se debido a un accidente. No a una enfermedad. Francesco Bernadone o Francisco de Asís ayunaba con frecuencia (es decir, vivía del aliento); pasaba de treinta a noventa días sin comer, sin resultados negativos para su salud. Tras esos largos períodos de ayuno sus monjes lo veían levitar Por desgracia, el agua y los aires puros escasean actualmente en planeta, de modo que para vivir del aliento tendremos que espera un milagro de reversión en ka Era de Acuario. Mientras tanto, a frugívoro es un paso gigantesco hacia adelante, en bien del cuerpo la mente y el alma.

Recuerda, por favor, que todos estos caminos hacia la salud permanente deben ser encarados con cautela y sentido común. algunos fanáticos tan obsesionados con el concepto de vegetarianismo que desean hacer vegetarianos de sus bebés recién comenzando con su primera comida. Eso es sumamente peligro si El bebé hereda “los pecados de la carne” de padres y antepasados, tampoco él puede tolerar una súbita dieta vegetariana. Lo mejor aplicar el mismo proceso de tres etapas, con una modificación:
según mi Hatha Yogi, los bebés y los niños deben pasar por dos períodos de seis años y uno final de siete, con el mismo régimen comidas dado en los tres períodos para los adultos; totaliza diecinueve años de preparación, a partir de la edad en que se inicia programa. Si se lo inicia desde el nacimiento, se lo debería alimenta con todos los productos de granja, todas las hortalizas, frutas, pan cereales, más pescado y aves, eliminando sólo la carne roja durante los primeros seis anos… y así sucesivamente; el segundo período seis años correspondería al segundo período quinquenal para adul. tos; el último período de siete años iguala al último período de para los adultos.

Las razas comedoras de carne siempre han sido guerreras agresivas, a lo largo de toda la historia; las que no comen carne, en cambio, son pasivas y apacibles. En cuanto a la caza, rara vez entablo discusión con los cazadores. Soy de Aries, y podrían estallar demasiados fuegos artificiales marcianos. Muchos cazadores justifican las matanzas de vida silvestre diciendo que “eliminan la población excesiva; de lo contrario no habría alimentos suficientes y los animales morirían, de todos modos”. Eso roe hace pensar que esos sistemas de pensamiento apenas se diferencian de declarar al homicidio “manera práctica y humana” de eliminar la población excesiva de China, India y las barriadas pobres de América. En un sentido mundial, el hombre (y en este caso resulta válido aplicar el término machista) siempre ha usado la guerra como solución “idea!” para “eliminar” población. La naturaleza se basta sola para resolver sus problemas, sin la “ayuda” del hombre, representada por el asesinato y la matanza. Mi jefe cherokee tiene una calcomanía pegada en su automóvil, que dice: INCORPORATE AL EJERCITO. VER4S EL MUNDO. VISITA LUGARES EXOTICOS Y CONOCE A GENTE INTERESANTE. LUEGO, MATALA.

Conozco personalmente a varios cazadores que son, por lo demás, buenos, amables y generosos, pero que presentan esa ceguera particular. Por mucho que ame mi hogar de Cripple Creek, me las arreglo para pasar en California o en Nueva York la tempo¬rada de caza.

Tengo una leyenda favorita entre las de los indios cherokees; es, en realidad, una historia real, transmitida de generación en generación, sobre un indio vegetariano que se llamaba Pie de Nieve. Ese indio no mataba a ninguna criatura viviente. Cuando los venados del bosque cercano a su carpa envejecían y presentían que su muerte estaba próxima, se acercaban a Pie de Nieve, se arrodillaban ante él y lo miraban por un largo instante con sus suaves ojos pardos; luego morían. Era su modo de ofrecerle el cuerpo muerto para que él hiciera ropas con que protegerse del frío y mocasines para sus pies… en agradecimiento por no participar en las cacerías y permitirles vivir en paz a ellos y a sus crías, el tiempo que les corres¬pondía en la espesura.

La Era de Acuario traerá nuevos milagros al campo de la medicina, insospechados secretos de la Naturaleza en cuanto al bienestar y la curación Existen cientos de ellos, pero mencionaré aquí sólo uno: la magia de las zanahorias. En 1985, John y Margaret Blanford desesperaban ya de tener el bebé que tanto ansiaban; ella se acercaba a la “edad” cronológica ilusoria de cuarenta años; él, a la “edad” cronológica ilusoria de cincuenta. Los médicos les h dicho que Margaret era “demasiado vieja” para gestar a un niño riesgos, y que el recuento de esperma de John era demasiado como para que pudiera ser padre.

Margaret, con intuición de mujer e inexplicable instinto menino, pensó en los conejos y en su asombrosa capacidad reproductora. Sabía que todos los conejos domesticados comen zanahorias, de modo que sometió a su esposo a una dieta de zanahorias varios meses. Todos los días, el hambriento hombre devoraba zanahorias en diversas formas: rallada en ensaladas, hervida en guisos crudas, entre comidas. Una estricta dieta de zanahoria y nada mas

¡Magia’ La receta de los conejos funcionó como un hecho John y su esotérica esposa, de Trent, Inglaterra, se convirtieron orgullosos padres de una bella y saludable niñita. Margaret no estaba trastornada”: simplemente había sintonizado su Yo y uno de los secretos de Madre Naturaleza se encendió en su mente consciente. El doctor Andrew Stanway, en su libro why us ( guía basada en el sentido común para las parejas sin hijos), explica zanahoria contiene una abundante provisión de cinc, que el recuento de esperma en los machos. Los conejos y las liebres silvestres, que corren libremente por los bosques, comen muy zanahorias o ninguna… y no se reproducen con la frecuencia dc congéneres domésticos.

Los Blamford, a quienes se les había indicado que perdieran las esperanzas, hicieron realidad su sueño imitando a los conejos pero la astrobiología podría hacer el mismo milagro por motivos diferentes del recuento de esperma, aun sin excluirlo. La biología (véase Palabras Finales) es un método igualmente digno de confianza para las parejas que quieren concebir y para las necesitan un sistema anticonceptivo seguro. Tal como dice el refrán, todos los caminos llevan a Roma”.

Aunque el pelo no se relaciona estrechamente con la salud resisto la tentación de darte un dato astrológico útil. Si usas el corto (seas hombre o mujer) y quieres mantenerlo así sin visitar mucha frecuencia la peluquería, hazlo cortar en día de luna cualquier mes. Crecerá notablemente mis despacio y, por lo tanto necesitará menos cortes. Capricornios, Toros y Virgos, ¡pensad en el dinero que ahorraréis!

Si eres mujer y te has arrepentido de haberte cortado el pelo, córtate las puntas tú misma, apenas un poquito, en el día de luna nueva, entonces crecerá mucho más rápido. Ese libro de efemérides va a hacer falta para muchas cosas.

He aquí algunas guías astrológicas y numerológicas muy útiles para la salud en general. Ante todo, la guía astrológica.
Cuando leas lo siguiente, recuerda que tu carta natal indivi¬dualmente calculada y rectificada (según la hora y el minuto exactos de tu primer aliento) contiene un cuadro personal completo de tu salud, con todos los puntos fuertes y los débiles. Estas indicaciones basadas en los signos solares son de carácter general. De cualquier modo, en un ochenta por ciento de los casos, los problemas aparecen en las partes del cuerpo gobernadas por el signo solar. No siempre, pero sí con frecuencia. Debes saber, empero, que ésta no es toda la verdad. Si quieres un análisis de salud completo necesitas un horóscopo cuidadosamente rectificado y la interpretación de una persona competente, que haya estudiado astrología médica.

¿No sería una bendición que esa persona competente pudiera ser un médico profesional, que también hubiera estudiado astrología? ¿No seria el ideal? Existen pocas posibilidades de que encuentres a un facultativo así, pues hay sólo unos pocos, más escasos que los dragones. Pero bien se puede soñar. Y los sueños, no lo olvides, son el primer paso para que el deseo se convierta en realidad.


1 Comentario

  1. muy interesante me parecio el articulo; ya que he pensado en dejar las carnes y mi esposo esta de acuerdo conmigo por economia y por salud, se ve de esta manera expuesto muy facil de realizar, me daba miedo porq tuve la oportunidad de conocer personas que dejaron la carne de inmediato y su peso corporal bajo ,se veian sin color en el rostro y les salia manchas en la piel,lo voy a recomendar para que otros lo lean… gracias.

Enviar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>