Uso Medicinal del Limón

Uso Medicinal del Limón
Click to open popup



Su fruto, reserva natural de vitamina C, suple cualquier necesidad orgánica de ella, además coadyuva en procesos infecciosos mejorando las defensas orgánicas, en convalecencias, fragilidad de los capilares sanguíneos y fortificantes de los tejidos conectivos: huesos y cartílagos.

La esencia del limón produce, a dosis innocuas, una fuerte acción antibiótica sobre numerosas bacterias patógenas.

Pruebas experimentales demostraron este hecho comprobando, del aceite esencial, una acción directa sobre el bacilo de Koch, diftérico, pseudo diftérico, sobre E. Coli, disentería, el Vibrión colérico, sobre el meningococo, estafilococos y gonococos.

Los primeros estudios fueron hechos por Chamberland y fueron seguidos, en tiempos más recientes por Morel y Rochaix, y otros.

En cirugía la esencia de limón ha sido utilizada para la esterilización de campos operatorio, lo mismo dícese de algunas enfermedades dermatológicas.

Las ventajas que esto presenta es por su elevada difusión a través de la piel, obteniéndose una buena desinfección también de los tejidos bajo la epidermis. Es un poderoso desinfectante, sana heridas, llagas y otras alteraciones de la piel y mucosas.

En casos de infecciones respiratorias (bronquitis, traqueítis, resfríos), y vías urogenéticas, ha dado muy buenos resultados. Las gárgaras limpian, desinflaman, aliviando el dolor de garganta.

Las maneras de preparación son muy diversas según la utilización, pudiéndose emplear para inhalaciones (aerosol o fumigaciones), óvulos ginecológicos (posiblemente después de antiviogramas o de aromatogramas).

El alto contenido de flavonoides del aceite esencial del limón hace que éste sea indicado en situaciones de alteración de la permeabilidad y fragilidad de los pequeños vasos sanguíneos (capilares).

Importantes estudios realizados en la escuela francesa de Valn han confirmado la potencialidad desinfectante del limón (bacteriostático y bactericida).

Expulsa los cálculos, del hígado, bazo, vesícula. “La vitamina C es un potente antioxidante”. En cuanto, previene los procesos de envejecimiento celular y mejora la neutralización de los radicales libres. Esta acción resulta útil para la prevención de los procesos arterioescleróticos.

El fruto entero o su jugo se utiliza en casos de: fragilidad o alterada permeabilidad de los vasos capilares, déficit de vitamina C, estados infecciosos, convalecencias, enfermedades reumáticas y gota.

La esencia es de acción antibiótica y se aplica para desinfectar heridas superficiales, infecciones cutáneas y dermatológicas; como desinfectante del aparato digestivo (casos de diarrea), aparato respiratorio y en algunos casos, del aparato urogenital (cristitis, vaginitis).

El jugo o su fruto NO es bien tolerado por personas con hiperacidez, úlcera gástrica o gastritis.

El aceite esencial debe ser consumido en dosis aconsejadas o medidas pues si es administrado en dosis elevadas (50 a 80 gotas en adultos), puede provocar serios efectos colaterales, tales como excitación inicial del sistema nervioso central, seguido luego por una fase depresiva con sueño profundo.

Por el alto contenido de Oxalato de Calcio, está contraindicado en pacientes con cálculos renales.

MODALIDAD DE USO

Uso interno:
Aceite esencial: 3 a 5 gotas en una cucharadita de azúcar o en un poco de agua, 3 veces por dia.

Jugo: Puede exprimirse el jugo de 2 limones en 1 vaso de agua. Aplicar en forma de gárgaras, en lavajes o compresas.

La corteza del limón en infusión caliente:

Entona el estómago y expele los gases, también se le puede agregar para mayor eficacia granos de anis. Para expeler las lombrices de los niños de más de cuatro añor se les dará zumos de limón en dosis de una cucharidita con cuatro o seis de aceite de tártago y de ocho a diez y seis de zumo de zapote, para tomar una cuarta parte cada dia.

El limón mezclado con ajos:

Es recomendable en los casos de inflamaciones, escarlatina, serampión, escorbuto, beriberi, nerviosidad, falta de apetito, calcinación de las arterias, lombrices.

El limón mezclado con cebolla y dándose frotaciones con el jugo es muy eficaz contra la caspa y la caida del cabello. Acompañado con baños de vapor y tomando el jugo de 3 a 4 limones, se usará contra las mordeduras de los perros rabiosos, viboras y las picazones de arañas.

El limón usado y luego exprimido y asociado el zumo con aceite de almendras, es una untura muy eficaz para el higado y contra otras irritaciones.

En casos de hemmorragias se absorverá por la nariz una mezcla de jugo de limón y cuatro partes de agua.

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *