Han Quitado la Llave de la Ciencia

Han Quitado la Llave de la Ciencia




Génesis 2, vers. 16-17…………El árbol de la ciencia del bien y el mal
“Y mandó Jehová Dios al hombre, diciendo: De todo árbol del huerto podrás comer; mas del árbol de la ciencia del bien y del mal no comerás; porque el día que de él comieres, ciertamente morirás.

San Lucas 11, vers 52………..Han quitado la llave de la ciencia
“¡Ay de vosotros, intérpretes de la ley! Porque habéis quitado la llave de la ciencia;vosotros mismos no entrasteis, y a los que entraban se lo impedisteis.

¿Cuál será el árbol de la ciencia del bien y del mal? ¿Por qué dice el Maestro Jesús que los intérpretes de la ley han quitado la llave de la ciencia? ¿A qué ciencia se refiere?
Lógicamente el Cristo Jesús se refiere a la ciencia del bien y del mal. Esta ciencia que nos hizo caer en pecado y que lógicamente nos dio conciencia para saber lo bueno y lo malo. Se necesitó que cayéramos para adquirir la conciencia del bien y del mal. El problema ha consistido en que nos quedó gustando la caída y nos quedó gustando el fruto de dicho árbol y lo comemos gustosamente porque nos proporciona el mayor placer carnal que existe.

¿Qué simboliza la manzana?…..Representa la fruta más apetitosa. ¿Cuál es el placer carnal más apetitoso? ¿Cuál es el mayor placer carnal?…Si le preguntamos a cualquiera no dudará en decirnos que la respuesta se halla en el sexo. El sexo representa el árbol de la ciencia del bien y del mal. Por el sexo caemos todos y muchos maestros se han caído. Realmente el sexo es la piedra de tropiezo y roca de escándalo.

En las leyes divinas aparece un mandamiento: No fornicarás. Fornicar significa expulsar, derramar. Realmente la fornicación es el derrame de las energías sexuales sea con quien sea o como sea. No es ningún invento de nosotros porque se encuentra muy clarito en el Levítico 15, especialmente los versos 16, 18, 31, 32 y 33. La fornicación es lo contrario de la castidad. Un fornicario es una persona que derrama sus energías sexuales. Un casto es una persona que jamás derrama sus energías sexuales. La castidad es la base de la santidad. La fornicación es la base de la maldad, del dolor, de los demonios.

San Mateo, cap. 16, vers. 17-19……..Pedro(el sexo) tiene las llaves del reino
“Entonces le respondió Jesús: Bienaventurado eres, Simón, hijo de Jonás, porque no te lo reveló carne ni sangre, sino mi Padre que está en los cielos. Y yo también te digo, que tú eres Pedro, y sobre esta roca edificaré mi iglesia; y las puertas del Hades no prevalecerán contra ella. Y a ti te daré las llaves del reino de los cielos; y todo lo que atares en la tierra será atado en los cielos; y todo lo que desatares en la tierra será desatado en los cielos”.

En estos versos el Cristo Jesús le dice a Pedro que sobre él edificará su iglesia y que él tendrá las llaves de su reino. Los católicos toman esto al pie de la letra (en forma literal) y dicen orgullosamente que la iglesia católica es la única iglesia verdadera porque fue fundada por Pedro. Realmente esto es simbólico. La palabra Pedro significa Piedra. ¿Cuál es la piedra de tropiezo de nosotros los humanos? ¿Qué nos hace caer, desviar de lo divino? ¿Cuál es la mayor tentación o placer carnal? ¿Qué simboliza la manzana? La manzana representa la fruta más apetitosa y preguntamos, ¿Cuál es el mayor placer carnal, el más apetitoso a los sentidos materiales, a la carne?……La respuesta se halla en el sexo.

Por el sexo caemos todos y muchos Maestros han caído. Realmente la piedra de tropiezo y roca de escándalo es el sexo y es muy difícil encontrar a alguien que pueda dominar este aspecto. Son pocos los que son absolutamente castos. La mayoría son simples fornicarios (derraman sus energías sexuales). El Cristo Jesús quiso indicar que las llaves del reino de los cielos se encuentran en el sexo. Una persona que practique la castidad, que acabe completamente con la fornicación, no importa de qué religión sea, esa persona tendrá abiertas de par en par las puertas del reino de los cielos. Dicha puerta se cierra y se cerró debido a la fornicación.

Todas las actuales sectas religiosas rechazan el Levítico 15, dicen que es del Antiguo Testamento y que Jesús vino a cambiar la ley que Jehová Dios le dio a Moisés. ¿Será esto verdad? ¿En qué se basan ellos para decir tal estupidez? Sencillamente no desean acabar, por nada del mundo, con su querida fornicación. Por sus hechos los conoceréis. Miremos quién dice la verdad:

San Mateo, cap. 5, vers. 17-20………..He venido para cumplir la ley
“No penséis que he venido para abrogar la ley o los profetas; no he venido para abrogar, sino para cumplir. Porque de cierto os digo que hasta que pasen el cielo y la tierra, ni una jota ni una tilde pasará de la ley, hasta que todo se haya cumplido. De manera que cualquiera que quebrante uno de estos mandamientos muy pequeños, y así enseñe a los hombres, muy pequeño será llamado en el reino de los cielos; mas cualquiera que lo haga y los enseñe, éste será llamado grande en el reino de los cielos. Porque os digo que si vuestra justicia no fuere mayor que la de los escribas y fariseos, no entraréis en el reino de los cielos”.

San Lucas 16, vers.16-17….No puede ser frustrada ni una tilde de la ley…“La ley y los profetas eran hasta Juan; desde entonces el reino de Dios es anunciado, y todos se esfuerzan por entrar en él. Pero más fácil es que pasen el cielo y la tierra que se frustre una tilde de la ley”.

San Lucas 16, vers. 29 y 31………….Debemos oír a Moisés y los profetas
“Y Abraham le dijo: A Moisés y a los profetas tienen, óiganlos. Él entonces dijo: No, padre Abraham; pero si alguno fuere a ellos de entre los muertos, se arrepentirán. Mas Abraham le dijo: Sino oyen a Moisés y a los profetas, tampoco se persuadirán aunque alguno se levantare de los muertos”.

San Juan 1, vers. 17…………..La ley dada por medio de Moisés y Cristo trajo la gracia y la verdad de la ley
“Pues la ley por medio de Moisés fue dada, pero la gracia y la verdad vinieron por medio de Jesucristo”.

San Juan 5, vers. 45-47…………………No creéis en Moisés
“No penséis que yo voy a acusaros delante del Padre; hay quien os acusa, Moisés, en quien tenéis vuestra esperanza. Porque si creyeseis a Moisés, me creeríais a mí, porque de mí escribió él. Pero si no creéis a sus escritos, ¿cómo creeréis a mis palabras?”.

San Juan 7, vers. 19…………. ¿No os dio Moisés la ley y ninguno la cumple?
“¿No os dio Moisés la ley, y ninguno de vosotros cumple la ley? ¿Por qué procuráis matarme?
Hebreos 10, vers. 26-28………………El que viola la ley de Moisés, muere
“Porque si pecáramos voluntariamente después de haber recibido el conocimiento de la verdad, ya no queda más sacrificio por los pecados, sino una horrenda expectación de juicio, y de hervor de fuego que ha de devorar a los adversarios. El que viola la ley de Moisés, por el testimonio de dos o tres testigos, muere irremisiblemente”.

Éxodo 15, vers. 26:“Y dijo: Si oyeres atentamente la voz de Jehová tu Dios, e hicieres lo recto delante de sus ojos, y diereis oído a sus mandamientos, y guardares todos sus estatutos, ninguna enfermedad de las que envié a los egipcios te enviaré a ti; porque yo soy Jehová tu sanador”.

El Cristo Jesús con razón dice que han quitado la llave de la ciencia y estos actuales intérpretes de la ley no entran ni dejan entrar a los demás al reino de los cielos. Todos los siguen a ellos, ciegos, guías de ciegos, sepulcros blanqueados por fuera pero por dentro están llenos de podredumbre. Las actuales sectas religiosas han quitado la llave de la ciencia. De esta manera están evitando que muchas personas, pertenecientes a sus sectas, que tienen buenas intenciones, entren al reino de los cielos sólo porque creen ciegamente en sus hipócritas líderes religiosos. La gente también es culpable porque no investiga y porque sólo se conforman con las ceremonias religiosas y con rezar mecánicamente. Además hay un grave problema: Están tan apegados a lo material, a lo carnal, que no desean acabar por nada del mundo con su querida e inmunda fornicación.

San Marcos 7, vers. 15-16………………Lo que sale del hombre lo contamina
“Nada hay fuera del hombre que entre en él que lo pueda contaminar; pero lo que sale de él, eso es lo que contamina al hombre. Si alguno tiene oídos para oír, oiga”.
Tesalonicenses 4, vers. 2-5 y 7-8…..Apartaos de la fornicación y tener la esposa en santidad y honor(sin fornicar sino mutar las energías)
“Porque ya sabéis qué instrucciones os dimos por el Señor Jesús; pues la voluntad de Dios es vuestra santificación; que os apartéis de fornicación; que cada uno de vosotros sepa tener su propia esposa en santidad y honor, no en pasión de concupiscencia, como los gentiles que no conocen a Dios”……………… “Pues no nos ha llamado Dios a inmundicia, sino a santificación. Así que, el que desecha esto, no desecha a hombre, sino a Dios, que también nos dio su Espíritu Santo”.

Hebreos 13, vers. 4………………….El lecho sin mancilla, sin fornicación
“Honroso sea en todos el matrimonio, y el lecho sin mancilla; pero a los fornicarios y a los adúlteros los juzgará Dios”. (El lecho o cama sin mancha o pecado se consigue practicando Magia Sexual o sea mutando las energías sexuales, convirtiendo el agua en vino).
1ra de Juan 3, vers. 9……La simiente de Dios debe permanecer en nosotros
“El que practica el pecado es del diablo, porque el diablo peca desde el principio. Para esto apareció el Hijo de Dios, para deshacer las obras del diablo. Todo aquel que es nacido de Dios, no practica el pecado, porque la simiente de Dios permanece en él; y no puede pecar porque es nacido de Dios”.

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: contenido protegido