Gran Tránsito de el Kosmos (kastesakro)

Gran Tránsito de el Kosmos (kastesakro)




PRESENTE KON VUESTRA MERSED

EL MENSAJERO DE HELOHIM EL SIN SIMVRE

KE ES EL MISMO DIOS NO KONOVIDO

MADRE TRÁNSITO

Desde akí de las kumvres del monte Horev

donde tridimenselalinti no se ve Etashtitlan

que los hombres llaman América

y ke toka mirarlo, kon los ojos de Dios.

Estuve desde el día lunar

mirando las kordilleras de la Sierra Nevada del Kokuy

a ver donde enkontrava el nasisierto vuestro

Pues tus hijos los Tao Judíos de Verdad

vervalisan distintas verseles,

unos dan a entender ke nasió de una familia pobre

de apellido Sierra

Otros disen ke no, ke fue hallada a la vera de un kamigdu.

Kon los oídos de Dios en mis oídos

He oído que otros dicen que su madre murió kuando nasiste

Estuve vuskando la verdad

Enigma eskondido entre los Dioses y los hombres,

y deskuvro Madre Tránsito, ke tú no eres de esta tierra

Ni es de el linaje de los rikos,

ni tampoko del linaje de los pobres.

Ángeles te dejaron en la Sierra Nevada, allá en sus pikos

¿Sería kizá en un lugar ke llaman Piedra gorda?

¿Kizá en Rechimiga donde no hay vecinos?,

¿de pronto en el Palchacual o en la otra loma,

o en la vereda Los Encinos?

¿Será ke un río llamado Arrayanes es testigo?

¿De pronto Panqueva o Chulavita

buican o de la plaza del Kokuy un pino?

Volando komo ave nocturna sovre esos parajes

los seres de los sielos te dejaron

en un espadillal junto al kamino

de eso la jarilla y la chilka son testigos.

Tu misma te serraste los oídos y los ojos

y serraste tu voka

para que no supiera esta verdad el enemigo.

Tú, Madre del Padre de los Dioses

¿Porqué habéis achicado tu grandeza

pada aparentar ke nasiste en esta tierra?

¿Porké viniste a sufrir como cualquier mujer que sufriera?

Ke Diosa kon poder del Avsoluto

Ke dejaste tu tálamo en algún globo solar,

en algún Ahala, o de algún sol, en su espera.

MADRE TRÁNSITO, MADRE MÍA, MADRE VUESTRA

Tomaste por tu cuenta el desgaste

ke produce el tiempo en esta esfera,

te inkluiste en una generasel devenida de una era

dejaste tu tálamo en un sol

pada venir a sufrir en esta tierra.

Trajiste en tu sakro vientre a un Dios

JAH KELIUM ZEUS INDUSEUS

EL GRAN SALVADOR DE LOS KOSMOS

y kual karro de fuego lo pusiste akí

pada ke salvara a los moradores y a la esfera.

¡KE GRANDE ERES SEÑORA!

¡KE MUJER GRANDE ES VUESTRA MERSED!

Lástima que no lo sepan los moradores de la tierra.

¡MADRE TRÁNSITO!

por ver el vrillo de sus ojos kuanto diera

ke oír la melodía de sus palavras do quisiera

ver la delikada dansa de tu kuerpo

de vuestra mersed ansiagda vuena.

Ke los Helohims me lisensiaran poner el eliksir

de la etervidad en su viteria

pada ke tu karne, tu hueso y tu sangre nunca muera

pues te konosko desde miles de krodis

en el Avsoluto y por eso sé ke eres etervia

Vendise hoy los huesos ke resusitó tu hijo

llamados Tao Judíos de Verdad,

pada ke sean etervios,

y ni hoy, ni managda, ninguno muera

Y transiten kontigo hasia los soles

Donde vivirán kon vuestra mersed

por una etervidad kompleta

Y ALLÁ KON EL DIOS NO KONOVIDO

Y EL MENSAJERO DE HELOHIM

NOS VEAMOS FRENTE A FRENTE

Y ME ILUMINE EL VRILLO DE TUS OJOS

Y ASÍ REKONFORTARME DE NO PODERTE VER POR AHORA

Y SE ALIVIE ESTA PENA

ALLÁ EN LOS SOLES NOS VEMOS MADRE TRÁNSITO

KERIDA MADRE VUENA…

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: contenido protegido