100 Consejos Efectivos para Bajar de Peso Rápido y Sanamente

100 Consejos Efectivos para Bajar de Peso Rápido y Sanamente
Click to open popup



Cómo bajar de peso rápido es una pregunta que muchas personas me hacen y tengo una lista aquí con toneladas de formas para bajar peso lo más rápido. Ya he hecho listas con consejos para bajar de peso antes, pero esta es hoy por hoy la lista más grande sobre bajar peso rápido que he hecho. También he enlazado a otras páginas en este sitio para brindarte más información.

Podrías echar un vistazo a esta lista de cómo bajar peso rápido y maravillarse por su tamaño; no obstante, para hacer los cambios más importantes en tu vida, solo tienes que hacer un par de cambios pequeños a la vez hasta que la vida sea lo que desees que sea. En esta lista sobre cómo bajar de peso rápido puedes hacer 1 o 101 de estos consejos. Así que examina esta lista, pero más importante, escoge un par de cosas que puedas hacer ahora y luego regresa dentro de unos cuantos días para escoger otro par.

¡Buena suerte!

Cómo Bajar de Peso Rápido

1. Bebe bastante agua. Nuestro cuerpo necesita bastante agua, así que ponte a beber agua. El agua no solo eliminará las toxinas, pero si tienes más agua en tu cuerpo, en general, te sentirás más saludable y en mejores condiciones. Esto de por sí desalentará cualquier tendencia que tengas por los antojitos. Lo bueno del agua es que no tiene calorías en absoluto.

2. Comienza tu día con un vaso de agua. Tan pronto te levantes, bébete un vaso con agua fresca. Es una buenísima manera de comenzar tu día y solo necesitas una menor cantidad de tu bebida para el desayuno después de eso. Un vaso de agua permite que tus jugos digestivos lubriquen el interior de tu cuerpo. Podrías beber una taza de té mañanera, pero tómala después de un vaso con agua. Te conviene.

3. Bebe un vaso con agua antes de cada comida. El agua, como es natural, ocupa algo de espacio, así que te sentirás satisfecho sin tener que comer demás.

4. Bebe otro vaso con agua mientras comes. De nuevo, este es otro consejo excelente sobre cómo bajar peso rápido y una manera de hacerte sentir lleno. Este es otro consejo fantástico para bajar peso, de tal suerte que puedas levantarte de la mesa habiendo comido menos, pero sintiéndote lleno a la vez. En lugar de atragantarte, toma sorbos después de cada bocado. Esto ayudará a que la comida se asiente rápido de modo tal que sientas que estás lleno más rápido. OBSERVACIÓN ADICIONAL: El agua es una cosa maravillosa, pero rara vez le damos el crédito que merece. ¿Sabías que cerca del 66% de tu peso corporal es nada más que agua? ¡Fantástico! El agua desempeña un rol esencial en el control del peso, razón suficiente para dedicarle bastante espacio a este tema desde el inicio.

5. Aléjate de las bebidas endulzadas embotelladas, en especial, las gaseosas. Mira, todas esas colas y bebidas gaseosas son endulzadas con azúcar y el azúcar aporta calorías. Entre más puedas abstenerte del consumo de estas bebidas endulzadas embotelladas, mejor te irá. Así que si bebes gaseosas, toma de las dietéticas.

6. Incluye en tu dieta cosas que contengan más agua como los tomates y las sandías. Estos alimentos contienen 90 a 95% de agua, de tal modo que no hay nada que tengas que perder dándote un festín comiendo esto. Te llenan sin agregar libras de más.

7. Come fruta fresca en lugar de beber jugo de frutas. El jugo a menudo es endulzado, además las frutas frescas tienen sus azúcares naturales. Cuando comes frutas, estás consumiendo bastante fibra, la cual es necesaria para el cuerpo y las frutas, desde luego, son una fuente excelente de vitaminas.

8. Si se te antoja el jugo de frutas, entonces prepara jugo de frutas natural en lugar de aquellos que contienen sabores y colorantes artificiales. O aún mejor, trata de preparar tus propios jugos de frutas sin endulzarnos con demasiadas calorías.

nutricion-vegetariana9. Elige la fruta fresca en lugar de las frutas procesadas. Las frutas procesadas y enlatadas no tienen tanta fibra como la fruta fresca y las frutas procesadas y enlatadas son casi siempre endulzadas.

10. Incrementa tu consumo de fibra. Como ya mencioné, el cuerpo necesita abundante fibra. Así que trata de incluirla en tu dieta con tantas frutas y verduras como puedas.

11. Vuélvete loco por las verduras. Las verduras son tu mejor apuesta cuando se trata de bajar de peso rápido. La naturaleza cuenta con un amplio menú cuando se trata de escoger verduras. Y las verduras de hoja verde son tu mejor elección. Trata de incluir una ensalada en tu dieta siempre.

12. Come de forma inteligente. La diferencia entre un hombre y una bestia es que somos movidos por la inteligencia mientras que las bestias son movidas por el instinto. No solo comas algo porque tienes ganas de comerlo. Pregúntate si tu cuerpo de verdad lo necesita.

13. Cuida lo que comes. Ten un ojo siempre vigilante con cada cosa que entra. A veces las guarniciones pueden ser más deliciosas que la comida misma. Los acompañamientos también pueden ser muy exquisitos. Recuerda que no hay nada más fácil en el mundo que comer algo sin darte cuenta de que era algo que no debías haber comido. Sé selectivo.

14. Controla esa glotonería. Recuerda que las cosas dulces por lo general representan más calorías. Es natural que se nos antojen las golosinas, en especial, los chocolates y otros confites. Toma en serio estos consejos para bajar peso y contrólate con estas cosas y cada vez que consumas algo dulce comprende que va a añadir algo en algún lugar.

15. Establece horas para comer y disciplínate. Trata de comer a horas fijas del día. Puedes variar estas horas por espacio de media hora, pero cualquier tiempo adicional afectará tu patrón alimenticio, el resultado puede que sea una pérdida del apetito o esa sensación de hambre que hará que te atiborres con más de lo que es preciso para la próxima vez que comas.

16. Come solo cuando tengas hambre. Bono: consejo sobre cómo bajar peso rápido aquí (¡asegúrate de no estar solo sediento!). Algunos tenemos la tendencia de comer cada vez que vemos comida. Usamos las fiestas como excusa para satisfacer nuestras apetencias. Comprende que el efecto de una semana completa de dieta puede desperdiciarse con solo un día de comida en una fiesta. Cuando sea que te ofrezcan algo de comer, no declines ante la oferta por completo, pero sí sé cortés al mismo tiempo que eres moderado con lo que comes vigilando tu dieta.

17. Deja los bocadillos entre comidas. No caigas en la tentación de comer bocadillos entre comidas. Esto va sobre todo para quienes viajan bastante. Sienten que es la única vez que pueden comer botanas y comida chatarra. El problema principal con la mayoría de botanas y comida chatarra es que, por lo general, no llena y contienen muchas calorías y grasa. Tan solo piensa en las tentadoras papas fritas, ¡son terriblemente grasosas!

18. Prefiere los bocadillos con verduras. Podrías sentir los punzones del hambre entre comidas. Eso es algo que puedes controlar muy bien. Mejor todavía, prueba comer zanahorias. Son una buenísima manera de satisfacer esos punzones del hambre y son buenos para tus ojos y tus dientes. Cierto, podrías terminar con el apodo de Bugs Bunny, pero es mucho mejor que te digan Bugs Bunny que panzón.

19. Modérate con el té y el café. El té y el café son inofensivos en sí. Pero cuando añades la crema y el azúcar, se vuelven engordantes. ¿Sabías que tomar una taza con café o té que tenga crema y al menos dos terrones de azúcar es tan malo como comer una porción generosa de delicioso pastel de chocolate?

20. Prefiere mejor el café y el té negros. El té negro o el café negro, pueden en realidad ser buenos para ti. Pero personalmente te recomendaría mejor el té en lugar del café. La cafeína en el café no es buena para ti ya que es un alcaloide y puede afectar otras funciones de tu cuerpo como el metabolismo. Lo mejor sería que rehuyeras por completo del café.

21. Cuenta las calorías que comes. Para bajar peso rápido es bueno tener en mente una idea de las calorías con las que cuentan la mayoría de los alimentos. Si es alguna cuestión empacada, entonces la etiqueta con seguridad tiene la cantidad de calorías que aporta el producto.

22. Asegúrate de quemar esas calorías extra al final de la semana. Si sientes que has consumido más calorías de las que deberías durante la semana, ya sabes que eso pasa, entonces cerciórate de eliminar esas calorías extra el fin de semana.

23. Aléjate de las frituras. Sobre las frituras, un rotundo no. Entre más cosas fritas evites, menos peso ganarás. Las frituras son llamadas así porque están fritas en aceite o manteca. E incluso, si el aceite externo es secado, siempre queda aceite impregnado por dentro, así que evita mejor estas comidas.

24. No te saltes las comidas. Lo peor que podrías hacer mientras tratas de seguir una dieta es saltarte una comida. Tiene el efecto contrario a lo que deseas. Necesitas, en esencia, al menos cuatro tiempos de comida a diario.

25. Las verduras frescas son mejores que las verduras cocinadas o enlatadas. Trata de comer tus verduras frescas. Cuando las cocinas, estás en realidad quitándoles la mitad de las vitaminas que traen. Y las verduras enlatadas también están procesadas y no son ni siquiera la mitad de buenas para bajar peso rápido como las verduras frescas. Cuando compres tus verduras, sería una buena idea ver si la etiqueta dice que está libre de pesticidas.

26. Nada más un huevo al día. Los huevos no son tan buena idea que se diga. Sería mejor reducir tu consumo de huevos, a tal vez tres por semana. Para aquellos que son fanáticos de los huevos, podrías comerte un huevo al día, pero nada más que eso.

27. Haz de los chocolates un lujo y no una rutina. Los chocolates no son o al menos no deberían ser parte de tu dieta. Así que no te complazcas demasiado con ellos. Incluso el chocolate amargo no es bueno para ti aunque tenga menos azúcar, pero siempre está el asunto de la crema que llevan. Lo mejor es que también evitaras el consumo del chocolate por completo.

28. Elige a diario una variedad de comidas de todos los grupos de alimentos. Esta es una buena manera de mantener a raya las enfermedades debido a toda clase de deficiencias. Cambia los alimentos incluidos en tu dieta diaria. Así no padecerás de ninguna condición física debido a deficiencias alimenticias y te ayudará a experimentar con una variedad de platillos para así no aburrirte con tu dieta.

29. Si no puedes decirle no a las bebidas alcohólicas, hazlo por favor. Las bebidas alcohólicas no son nada buenas para ti. La cerveza puede engordarte y el resto de bebidas alcohólicas puede que no sean engordantes en sí, pero después de un par de tragos no estarás más en posición de prestar atención a tu dieta y tu apetito también será algo contra lo cual luchar.

30. Trata de desayunar una hora después de levantarte. Para bajar peso rápido, tienes que echar a andar tu metabolismo desde temprano. Siempre es bueno tener tu desayuno una hora después de levantarte, de tal modo que tu cuerpo pueda cargarse con la energía necesaria para el día. La idea es no esperar a que te sientas de verdad con hambre. El desayuno es el tiempo de comida más importante del día, pero eso no quiere decir que debe ser la comida más llenadora del día.

consejos-bajar-peso-rapidoConsejos Cómo Bajar Peso Rápido

31. El 50 a 55% de tu dieta debe estar constituido de carbohidratos. Es un mito eso de que debes evitar a toda costa los carbohidratos cuando estás a dieta. Mejor dicho, las cosas son al revés. Los carbohidratos son una fuente inmediata de energía y así que entre 50 y 55% de tu dieta debe conformarse de carbohidratos.

32. Entre un 25 a 30% de tu dieta debe constituirse de proteínas. Cuando la gente me pregunta sobre cómo bajar peso rápido, siempre los pongo a revisar su consumo de proteínas. Muchas actividades y procesos ocurren dentro de nuestros cuerpos. Las cosas son descompuestas y reconstruidas de nuevo. La resistencia debe de crearse, también se precisa para recuperarse de la enfermedad y para todo esto el cuerpo necesita abundantes proteínas, así que revisa que entre un 25 a 30% de tu dieta consista de proteínas.

33. Las grasas solo deberían rondar entre el 15 y 20%. Solamente necesitas estos porcentajes de grasa en tu dieta, así que mantente a ese nivel.

34. Busca adoptar una dieta más vegetariana. Una dieta vegetariana es sin duda alguna mejor para aquellos de nosotros que prestamos atención a lo que comemos. Existen muchas ventajas al practicar una alimentación vegetariana, pero tampoco pretendo cantar una oda al vegetarianismo ahora. Lo que te recomendaría es que procures una dieta vegetariana tanto como te sea posible. Ten alguna actividad con comida no vegetariana el fin de semana o cualquier cosa por el estilo si te resulta difícil dejar de comer todos esos animales, aunque gradualmente sería aconsejable hagas el esfuerzo por adoptar una dieta más vegetariana.

35. Prefiere la carne blanca a la carne roja. Para quienes pretenden bajar peso rápido; la carne blanca, entre las que destacan la del pescado y la de aves, es preferible que la carne roja, la cual incluye la carne de cerdo y la carne de res. Ciertamente ninguno de estos tipos de carne es bueno para tu nutrición, es mayor el daño que el beneficio alimenticio que recibes del consumo de la carne. Todos los nutrientes que necesitas los consigues de una forma más directa consumiendo frutas, verduras y semillas que consumiendo carne, lo mejor sería adoptar gradualmente una dieta vegetariana por completo y cuando mucho limitarse a consumir huevos y lácteos, para así abandonar el consumo de carne. Lectura aconsejada: Consecuencias de Obtener tus Proteínas Consumiendo Carne

36. El pan multicereal alto en fibra es mejor que el pan blanco. Recuerdas cómo te dije que incrementaras el contenido de fibra en tu comida; bueno esta es la respuesta a eso. No solo es mejor en términos de contenido de fibra, pero también en términos también del contenido de proteína.

37. Reduce hasta abandonar tu consumo de cerdo. No puede haber mejoría en tu estilo de vida si sigues consumiendo carne, si abandonar el consumo de carne de una vez resulta difícil, lo preferible es que lo hagas paulatinamente consumiendo carnes blancas hasta adoptar una dieta vegetariana, ya que el cerdo no es algo que pueda ayudarte. La gordura del cerdo es la razón de este consejo para bajar de peso. Así que entre menos cerdo comas mejor es. Y recuerda que el cerdo incluye los productos derivados tales como el tocino, el jamón y las salchichas.

38. Limita tu consumo de azúcar. Si no puedes comer nada sin endulzar, busca sustitutos del azúcar. Estas cosas son igual de dulces, pero en realidad menos engordantes. Por ejemplo, puedes emplear miel, miel de caña y derivados sin procesos químicos, estevia, azúcar natural de remolacha.

39. Refacciona de 5 a 6 veces al día. En lugar de atenerte a solo tres comidas al día, haz más tiempos. Ten entre 5 o 6 tiempos de comida pequeños en lugar de tres sustanciosos. Es una buena forma de consumir pequeñas cantidades de comida.

40. Engaña a tu estómago, pero solo con el sabor. Hay muchas cosas por las que podrías sentir un gran apetito que tienes que evitar en tu dieta. No las evites del todo. Podrías engañar a tu estómago y deleitarte con esos antojitos de vez en cuando. Solo procura saborear, sin atiborrarte. En lugar de eso, comparte con los demás.

41. Vigila tu consumo de grasas. Cada gramo de grasa contiene 9 calorías, así que al leer el total de calorías en un alimento y saber la cantidad de grasa, puedes estimar el % de grasa, el cual de ninguna manera tiene que exceder el 30% de la comida.

42. Modérate con la sal, ya que consumir mucha sal es una de las causas de la obesidad. Toma la determinación de reducir el consumo de sal, hasta la mitad de lo que solías el año pasado.

43. Cambia de la mantequilla corriente a la libre de colesterol. Si puedes elegir, por qué no decidirte por la más saludable y que sabe igual que la otra. Ten en mente que estos cambios pequeños pueden aportar muchísimo en tu proceso de pérdida de peso.

44. En lugar de freír las cosas trata de hornearlas sin grasa. Hornear es un método mucho más saludable de preparar la comida que freírla. La comida horneada requiere menos aceite o manteca.

45. Usa una cacerola anti-adherente que no sean de teflón para freír tus comidas de tal modo que no tengas que agregar aceite. La regla de oro es tratar de evitar lo más posible el aceite y las cacerolas anti-adherentes son la solución perfecta en ese sentido. Aunque lo mejor es evitar las comidas fritas.

46. Hierve tus verduras en lugar de cocinarlas, o aún mejor, cómetelas frescas. No obstante, si no te gusta comer tus verduras crudas, trata de hacerlas al vapor en lugar de añadirles otra cosa. Esta es con toda seguridad la forma más saludable de comer repollos, coliflores y un sinnúmero de verduras.

47. Lleva contigo un poco de perejil. El perejil es un excelente bocadillo entre comidas. No solo es bueno en términos de vitaminas, sino que también es manera perfecta de refrescar el aliento.

48. Elige sustitutos bajos en grasas o sustitutos sin grasas. Cómo bajar de peso rápido sabiendo lo que estás comiendo. Reducir el consumo de grasa es una parte importante de cómo bajar peso rápido. En el mercado hay infinidad de sustitutos disponibles bajos en grasa o incluso sin grasa, así que por qué no comprar con consciencia. Además es mucho mejor para tu corazón. Mucha gente tan solo va de compras y agarra cualquier cosa que puede. No se molestan en descubrir si hay sustitutos para lo que están buscando. En los mercados de hoy en día, te sorprendería la variedad de artículos que los fabricantes tienen para ofrecer.

De hecho, con todo el alboroto que se hace con bajar peso, los sustitutos bajos en grasa y sin grasa están llenando los estantes más rápidos que los hongos que brotan después de las primeras lluvias. Así que la próxima vez que te dirijas a las tiendas, en lugar de agarrar lo que siempre llevas, mira si hay mejores sustitutos. Recuerda que nuestros cuerpos necesitan nutrientes y no solo calorías. Las grasas nos brindan nutrientes, pero con más calorías que las que aportan las proteínas o los carbohidratos.

49. Evita las dietas de choque. Sé que muchos están considerando que con solo hacer una dieta de choque van a bajar de peso rápido. Estas dietas son malas para tu salud y ganarás lo que has perdido una vez tomes un receso. Las dietas de choque no son una solución para bajar peso. Podría parecer como si has perdido algunas cuantas libras, pero en el momento que abandones la dieta de choque todo vendrá de vuelta con furia total. Míralo de este modo. ¿Crees que es posible para una persona sobrevivir con una dieta de choque por el resto de su vida? ¡Claro que no! Así que en algún momento u otro, tendrás que dejar la dieta de choque y luego verás por ti mismo que la dieta de choque te hace más daño que algún bien a largo plazo. Las dietas de choque podrán prometer mucho, pero pocas veces esas promesas se convierten en realidad. Las dietas de choque son esas cosas a las que la gente le apuesta cuando desean ponerse una prenda de vestir vieja o atuendo para alguna ocasión particular. Ese es el único propósito para el que sirven hasta donde me consta.

50. Dios nos proporcionó la dentadura por una razón. Por lo tanto debemos desarrollar el hábito de masticar toda la comida incluyendo la comida líquida y los alimentos blandos como los dulces, al menos de 33 veces. Esto es esencial para agregar saliva a la comida, ya que solo con saliva se digiere el azúcar. A menudo vemos que cualquier cosa que entra por nuestra boca va directo al estómago en un abrir y cerrar de ojos. Rara vez le damos a la saliva la oportunidad de actuar sobre la comida. Así que deja que la digestión se haga como se debe. Tan solo llenamos la barriguita con comida que no llega a ser digerida o, en otras palabras, que no rinde los beneficios que debería.

51. Evita los vinos, sean secos o dulces, ya que cualquiera de estos son fermentos y esto acidifica la sangre alterando el nivel de pH, lo que prepara el terreno para las enfermedades.

52. Ejercítate. Cuando decidas que es hora de ejercitarte, comienza de a poco y no te desmotives si no logras tus metas de condición física después de la primera semana. Mucha gente comete ese error. Sienten que si llevan al extremo sus cuerpos podrán perder más peso en un par de días de ejercicio. Esto es un grave problema en sí. Si tratas de sobrecargar tu cuerpo en las primeras de cambio, es seguro que termines con esguinces en las articulaciones, con dolor de espalda e incluso con rotura de ligamentos. La regla a seguir aquí es comenzar despacio y poco a poco ganarás la carrera.

53. Revisa tu peso antes de comenzar la rutina y chequea cualquier cambio, pero no esperes un cambio radical inmediato, podría tomar entre una o dos semanas antes de que notes algún cambio. No obstante, es crucial que continúes monitoreando tu peso. Ten presente el hecho de que incluso la pérdida de unas cuantas libras es un gran logro.

54. Cuando notas un cambio, recompénsate. Cuando digo recompensar no quiero decir que vayas por algunos gustitos como chocolates o dulces. Tal vez podrías salir de paseo o comprarte algo como una nueva prenda de vestir para lucir tu nueva figura. Esto puede mantenerte motivado. Es buena idea ahorrar el dinero que gastarías en helados y chocolates y luego invitarte a algo más útil.

ejercicios-bajar-pesoConsejos sobre ejercicios para bajar de peso

55. Puedes tomarte un día descanso de la rutina de ejercicio todas las semanas. Esto no es solo un consejo para bajar de peso, pero es parte de la rutina de ejercicios. Tu cuerpo necesita un día de descanso de la rutina de ejercicio, así que no dudes al tomarte un día de descanso de cualquier cosa que hayas estado haciendo.

56. Haz ejercicio al aire libre cada vez que puedas. Hay dos ventajas al hacer lo que sea que estás haciendo al aire libre. Una ventaja es que le da a tu cuerpo la oportunidad de obtener bastante aire fresco y luz solar. La segunda ventaja es que todo a tu alrededor ayuda a mantenerte motivado y a romper con la rutina de estar siempre encerrado.

57. Trata de recoger algo de información sobre ejercicios, hay muchas cosas que puedes hacer en casa. La clave sobre cómo bajar peso rápido es ejercitarse y aprender más al respecto. Investigación extensa se ha realizado sobre el ejercicio y abunda la información disponible. Puedes probar buscar en la red o conseguir un libro o dos sobre cómo ejercitarse en casa. Esta información será útil para saber cuánto necesitas ejercitarte en cada rutina específica para quemar la cantidad deseada de calorías.

58. Trata de hacer que alguien se ejercite contigo. Tener un compañero para ejercitarte es un secreto que todos los que bajan peso con éxito tienen a su favor para bajar de peso rápido. Enseña tus nuevos consejos para bajar peso a otros. Pero debe ser alguien comprometido o si no su interés podría desvanecerse. Esto en sí es una buena idea. Una de las ventajas de conseguirte a una persona comprometida a ejercitarse contigo es que te mantiene enfocado. Podrá haber días cuando te sientas desganado como para levantarte de la cama temprano en la mañana. En días así, saber que alguien está esperándote es razón suficiente para levantarte. Otra ventaja es que puedes discutir tu progreso y temores con otra persona y tener a alguien empático que te oiga. Esta es una buena manera de mantenerte motivado.

59. Detente cuando tu cuerpo se haya ejercitado lo suficiente. No tiene sentido presionar más. Cuando te has ejercitado por un tiempo considerable, tu cuerpo comenzará a darte señales. Presta atención a esas señales. Esto es en particular cierto durante las etapas iniciales. Detente cuando te quedes sin aliento o cuando cierta parte de tu cuerpo te diga que ya tuvo suficiente.

60. Incrementa gradualmente el tiempo de ejercicio. Si deseas incrementar tu tiempo de ejercicio o tu rutina de ejercicio, hazlo de forma gradual y no en pasos repentinos. Se dice fácil. La mayoría de nosotros contamos con horarios frenéticos que es casi imposible hacer tiempo para ejercitarse, ¿cierto? Incorrecto. Que quede claro esto de una vez, tu cuerpo, o el cuerpo de cualquiera necesita por esa misma razón ejercitarse. Si te las ingenias para hacerlo, puedes hacerlo.

61. Selecciona un patrón de ejercicio que se acomode a tu estilo de vida. Todos tenemos estilos de vida y profesiones diferentes, así que no tiene sentido tratar de seguir el libro al pie de la letra. Trata y sigue una rutina de ejercicio que sea adecuada para ti. Tienes que entender que mucho más importante que el ejercicio es atenerse a ello. Así que, a menos que escojas algo que se ajuste a tu estilo de vida, no vas a disciplinarte.

pareja-feliz-peso-ideal62. No te quedes parado, camina. Si puedes caminar, hazlo. No te quedes varado en una sola posición. Pasearse por ahí es algo bueno que practiques. Si piensas seriamente en algo, hazlo mientras te paseas, te ayudará a pensar.

63. No te sientes, párate. Si puedes pararte, entonces no te sientes. La regla de oro es escoger una posición que sea menos cómoda.

64. No te acuestes, siéntate. La regla que mencionamos arriba resulta cierta aquí también.

65. No te descuides. Es lo más fácil del mundo descuidarse. Sabes de lo que estamos hablando, ¿cierto? ¡Esa persona sin condición física que se sienta o se reclina en un sillón en frente del televisor y estúpidamente mastica algo frito! Si tienes inclinación hacia convertirte en una prometedora persona descuidada, quítate esa costumbre de raíz. Y, ¿sabes cuál es la mejor manera para lograr eso? Aleja ese tu sillón favorito. De hecho, sería una buena idea si puedes tener una silla que no sea demasiado cómoda en frente de la TV. Esto te desalentará cualquier tendencia a descuidarte.

66. Si tienes un trabajo de oficina, párate y estírate cada media hora. La mayoría de trabajos hoy en día consisten en pasar sentados, en otras palabras, son trabajos sedentarios. Esto es en especial cierto para aquellos que se sientan, pasan digitando en el teclado o juegan con el mouse todo el día. Así que si tienes un trabajo así, hazte el propósito de levantarte cada media hora y estirarte.

67. Cuando hagas llamadas telefónicas trata de caminar de un lado a otro. Sé que estarás de acuerdo conmigo con esta excelente sugerencia.

68. Usa las escaleras en lugar del ascensor cuando puedas. Los ascensores son bastante convenientes, en particular si tienes que subir o bajar como veinte pisos. Un ejercicio que es conveniente para bajar peso rápido ya que no tienes que tomarte tiempo extra para realizar esta utilísima práctica de ejercicio. Los ascensores o elevadores nos vuelven perezosos. Tal vez no tenga sentido subir cerca de veinte tramos de escaleras ya que para la hora que llegues a tu destino estarás totalmente empapado. Pero si vas para abajo y tienes el tiempo, puedes con facilidad bajar por las escaleras en lugar de usar el elevador. Bajar no resulta tan extenuante. Y hablando del factor tiempo, no creo que haya mucha diferencia. Algunas veces esperar que se abra la puerta del elevador en tu piso después de que apretaste el botón puede tardarse toda una eternidad.

69. Fumar es malo para bajar de peso. Fumar puede que no contribuya mucho a bajar peso, pero fumar puede conducir a otras condiciones de salud como hábitos de alimentación erráticos y la dependencia excesiva de cosas como el café. Enséñales estos consejos para bajar de peso a tus seres queridos que fuman y puede que pronto dejen de hacerlo también.

70. Si te disgusta correr, recuerda, no tienes que correr una maratón para estar en forma. Haz 20 minutos de cardio al día, es más que suficiente para la mayoría.

71. Si no puedes correr, trata de caminar. 15 minutos caminando a paso ligero es suficiente para mantenerte en forma.

72. Cualquier distancia es caminable si tienes tiempo, así que considera caminar a lugares a los cuales irías normalmente en carro (como al trabajo o al supermercado si no están demasiado lejos). Podría requerir más tiempo, pero los beneficios para la salud durarán toda la vida.

Fitness73. No hagas caso de quienes digan que tomar café negro antes de su rutina de ejercicios les ayuda a bajar de peso. Evita el deshidratante café e hidrátate bebiendo más agua, eso te ayudará a bajar de peso.

74. Aquí hay un corolario para el consejo de arriba: Evita tomar café y si lo haces evita el exceso hasta dejarlo por completo, ya que tiende a desensibilizar tu cuerpo a los efectos para quemar grasa de la cafeína.

75. Deja de usar controles remotos. Si de verdad deseas otra forma de cómo bajar peso rápido entonces tal vez apagar la TV y salir serían lo mejor pero…

Los controles remotos son la perdición para cualquiera que busque bajar de peso. Podrán ser dispositivos notables en sí, pero hablando de consejos sobre bajar peso recuerda que desde el punto de vista de bajar de peso, no son nada útiles. De verdad nos incitan a tomar una actitud relajada hacia la vida misma. De hecho, si no hubieran controles remotos, la televisión no se habría vuelto tan popular. Es debido a los controles remotos que la gente puede permanecer donde están y cambiar de un canal a otro. Y solo tienen que pulsar mover un músculo del dedo para lograr esto.

Ahora, no tengo nada en contra de los dispositivos de televisión multi-canal, pero por lo que de verdad abogo es que te levantes de donde estés y cambies el canal de TV cada vez que desees hacer así. Lo mismo resulta cierto para otros controles remotos también. Ya que también tenemos control remotos para TV, reproductores de DVDs, aires acondicionados, portones eléctricos, pórticos y todo lo que se te ocurra. Lo próximo que falta es que exista gente controlada por control remoto también.

76. Haz tu mismo cosas como apagar y encender. A menudo cuando regresamos cansados del trabajo, solemos hacer que otros hagan tareas sencillas por nosotros. Estas tareas no son la gran cosa. Son cosas que podemos hacer bastante bien por cuenta propia, pero no lo hacemos. Es por esa razón que le pedimos a nuestros hijos que hagan esto o aquello. Entrenar a tu mascota es fantástico, claro que sí. Es extraordinario cómo algunas personas logran que sus perros vayan a por algo. Pero la cuestión es que mientras estás asegurándote que tu perro haga algo de ejercicio, tú te estás negando un poco de la acción.

77. Contesta rápido. Muchos consejos de cómo bajar peso rápido en un solo lugar. Los elevadores nos ayudan a: 1. Ir para arriba y para abajo más rápido 2. Ganar peso 3. Quedarse de pie como estúpido mientras van para arriba o para abajo 4. Mirar hacia abajo a los demás cuando bajas 5. Mirar hacia arriba a los demás cuando subes Tienes que escoger la respuesta correcta de las cinco alternativas dadas. Puedes ver por ti mismo que todas las opciones son de algún modo correctas. Así que la próxima vez que viajes en un elevador, no solo te quedes de pie ahí… sube o baja con él. (O mejor aún, toma las escaleras).

78. Camina durante los cortes comerciales. Si deseas pasar toda la noche con tus ojos pegados a la pantalla, entonces haz así. Pero al menos libera a tus ojos de la agonía de los cortes comerciales. Cuando aparezca el próximo comercial en la pantalla, en lugar de pasar de canal, levántate y camina un poco. Trata de tocar las puntas de tus pies o haz algún ejercicio sencillo que al menos haga que la sangre circule por tus venas.

79. Retuerce tus dedos de pies y manos cuando sea que puedas. Esto también es un liberador de estrés y te da la oportunidad de al menos trabajar las articulaciones de tus manos y piernas. Esto te indicará cuando adoloridos están y si su estado es tan malo, imagínate cómo estará el del resto de tu cuerpo.

80. Practica artes marciales. Esto te ayudará a coordinar tus músculos y articulaciones aparte de ayudarte a vivir una vida más equilibrada en control.

81. Lleva contigo un disco volador ligero o Frisbee. Lánzalo por ahí y levántate a buscarlo. Esta es una buena manera de vencer el estrés. Hace a cualquiera sentirse bien al arrojar algo con fuerza cuando hay estrés. Y el asunto es que lo que arrojas es algo ligero y no puede dañar nada, así que ¿qué te detiene? No es la cuestión de arrojar la que nos interesa. Es la cuestión de ir a recogerlo. Cada vez que sales a recogerlo; te estás dando la oportunidad de estirar esos músculos y articulaciones.

82. Bájate una cuadra antes de tu destino y comienza a caminar el resto del camino. Podrías no tener tiempo para largas caminatas en tu apretada agenda, así que esta es una forma de asegurarte de que al menos caminas un poquito a diario. Con este consejo para bajar de peso podrías ir añadiendo un par de cuadras más cada semana y hacer una gran diferencia en tu salud en general. Si tomas el autobús o el metro, bájate en una estación antes y mira si puedes caminar el resto del camino. Si manejas hasta el trabajo, mira si puedes conseguir un espacio en un parqueo que esté un tanto alejado de tu oficina.

83. Cuando nadie esté viendo trata de hacer giros pélvicos. Este podría no ser la manera de cómo bajar de peso rápido, pero en definitiva comenzará a darle tono a tu sección media. Si tomas un momento para observarla verás que la sección media de tu cuerpo es la que obtiene la menor cantidad de ejercicio y con probabilidad es la razón del por qué la mayor cantidad de signos de aumento de peso se notan ahí. Es por esa misma razón también que nos resulta bien difícil bajar de peso en esa sección. Así que lo que mejor puedes es tratar de manera consciente de darle un poco de ejercicio a esa parte. Los abdominales pueden que sean demasiado para iniciar, así que comienza haciendo giros, ya que estos son moderados. Los giros pélvicos hacen que empujes tu zona media en todas direcciones y esta es la mejor forma de fortalecer cada músculo en esa región y es desde luego de lo que se trata en sí bajar de peso.

84. Mete la barriguita cuando sea que camines. Adopta un modo de andar apropiado. Y la mejor forma para ello es meter la barriguita e inflar tu pecho. No dejes que tu barriguita cuelgue por encima de la línea de la cintura como cualquier capa de carne rebelde. Recógela bajo el cinturón. Cada vez que metas la barriguita, sentirás la presión de los músculos del estómago. Esta contracción y relajación de estos músculos es todavía mejor que los abdominales.

85. Prueba con ejercicios para la respiración. Podría sorprenderte saber que los ejercicios para la respiración pueden también ayudarte a bajar de peso. Si estás haciendo los ejercicios de respiración apropiadamente, descubrirás que puedes ejercer bastante presión sobre los músculos alrededor de la sección media. Podrás sentir la contracción de estos músculos cada vez que inhales o exhales. Así que adelante, respira de forma adecuada, por tu propio bien.

86. Prueba con Yoga. El Yoga es una de las mejores maneras de perder peso. Desde luego, no voy a darte cátedra sobre yoga aquí, pero sí te puedo decir que nunca he visto a gente con cuerpos mejor tonificados que el de aquellos que practican yoga. Uno de los beneficios del yoga es que puedes aprender a controlar casi todo músculo y articulación de tu cuerpo, así que el tema de ganar peso dejará de existir.

87. Trata de hacer masaje a tu pareja. Esta es una forma divertida de bajar peso y una oportunidad para enseñar a tu para consejos para bajar peso. Es algo que puede brindar a tu pareja bastante relajación y a la vez puede hacer que te esfuerces mucho contribuyendo a bajar de peso. La actitud aquí debe ser, desde luego, la de te hago masaje primero y luego me haces tú a mí. No tiene que ser un esfuerzo unilateral o el interés pronto desvanecerá. De hecho es mejor aún si ambos en la pareja practican rutinas para bajar peso, juntos. Pueden motivarse mutuamente, controlar ese apetito por comer y motivarse a mantenerse apegados a la rutina. Hay muchas cosas que las parejas pueden hacer juntas que puede ayudarles a mantenerse activos físicamente.

88. Si no se te ocurre nada más que hacer, pégale a un saco de boxeo o trata de pegarle a tu almohada. ¿En serio? ¿Cómo bajar peso rápido en la cama? Ahora aquí tienes otra de esas ideas extrañas, pero créeme, sí funciona. No muchos de nosotros hemos pegado a sacos de boxeo en casa y si tienes una almohada mullida, practicar una buena rutina de boxeo es tan bueno como cualquier otra cosa. Es además una buena forma de desahogarse, así que adelante. Peor es nada. Pero te sugiero que no le pegues tan duro que se le salga todo de adentro. No te preocupes mucho en cuanto a la fuerza a emplear. Es la cantidad de golpes lo que cuenta. Trata de darle al menos cincuenta puñetazos en un solo asalto.

89. En lugar de bambolearte para arriba y abajo en la escalera, trata de tomar dos peldaños a la vez. Ahora bien, esto es algo en lo que tienes que ser muy cuidadoso, ya que no quieres irte de viaje. Así que cuando hagas esto, asegúrate de que tus pies estén bien plantados en cada peldaño antes de incrementar el ritmo e ir de dos en dos.

90. Si tienes un perro, sácalo a correr y deja que el perro te dirija. Te sorprenderá cuánto ejercicio puede darte un perro. Los animales son lo suficientemente inteligentes como para saber que necesitan bastante ejercicio, así que deja que tu animal te dirija. Sal a correr con tu perro y cuando menos te lo esperes ya habrás realizado un buen recorrido.

91. Únete a clases de baile. Bailar es una manera fantástica de quemar esas calorías extra. Es cierto. Cuando bailes estás de hecho quemando bastantes calorías. Desde luego, no nos referimos a los lentos bailes de salón en los cuales una persona se inclina sobre la otra para apoyarse. Estamos hablando de bailes bien movidos. La mejor forma de hacer esto es uniéndote a una clase de baile, ya que ahí de verdad te ejercitarás. Pero te sugiero que esperes a perder unas cuantas libras más antes de pensar en convertirte en el bailarín principal.

92. Cuando sea que puedas, inclínate contra la pared con las palmas de tus manos apoyadas contra la pared y de tal modo que tu cara esté bastante cerca de la pared. Luego usa tus manos para empujar tu cuerpo lejos de la pared. Haz esto de dos a tres veces seguidas.

93. Si hay una buena playa, río, lago, laguna o piscina cerca, anda a nadar habitualmente. Nadar es uno de los mejores ejercicios y el agua ofrece muchas ventajas. Si no puedes nadar, una buena zambullida en el agua fresca te ayudará mucho a quitarte el estrés.

94. Practica ciclismo. Salir a pedalear en bicicleta es altamente benéfico para tu salud y puedes ejercitar varios músculos dependiendo de la rutina que hagas.

95. Cualquier rutina de ejercicio debería comenzar con un calentamiento de 5 a 10 minutos y debería terminar con una sesión de enfriamiento de 5 a 10 minutos. Cualquiera que sea la rutina de ejercicio que practiques, debes recordar calentar antes de que el ejercicio de verdad comience. No te limites nada más a tirarte al agua y a comenzar patalear, por decirlo en sentido figurado. Tu cuerpo necesita alcanzar cierto nivel de preparación antes de que en serio puedas comenzar a responder al ejercicio. Y esta preparación se logra con el proceso de calentamiento.

97. Mientras te desplazas en un elevador, en lugar de quedarte parado ahí y mirando como estúpido los números que suben o bajan, trata de pararte sobre las puntas de los pies y luego regresa a tu posición original. Haz esto varias veces. También trata de flexionar los músculos de tus nalgas de igual modo. Es más, tenemos tantos músculos en nuestro cuerpo que podemos contraerlos y flexionarlos sin llamar la atención de los demás.

Incluso si los demás lo notan, no es la gran cosa siempre y cuando flexiones un músculo en alguna parte decente del cuerpo. (La mayoría de los otras partes no tienen músculos, de todas maneras). Algunos podrían etiquetarte como un maniático de la salud, pero es mucho mejor ser conocido por ser un loco por la salud que por ser una persona descuidada.

98. Desvístete y mírate frente al espejo. Si lo que miras te desagrada, entonces con mucha más razón tienes que ejercitarte.

Trata de meter toda la grasa adicional en esas áreas anchas, esto te dará una idea de qué parte necesita trabajarse. Ponte de lado y mírate de perfil.

Esa es una buena manera de revisar si tienes una barriguita que está comenzando a abultarse o que ya está abultada. Trata de sacar el aire y luego echa un vistazo a tu barriguita; si se ha achicado aunque sea un poquito, tienes esperanza. Si comienzas ahora, puedes controlar donde se encuentra ahora y tal vez, si te enfocas en ello; puedes perder un par de centímetros en tan solo unas semanas.

Pesarte en las básculas de baño es una buena idea, pero en lo personal, recomendaría verse en el espejo. Para ser bien franco, aumentar un par de libras podría impactarte, pero no disgustarte del todo. Pero una figura flácida y extra gorda sí lo hará con seguridad.

99. Si tienes una barandilla o balaustrada para apoyarte, siéntate en ella y mueve tus piernas como si anduvieras en bicicleta, procurando no caerte, claro está. Esto podría parecerte como otra idea alocada y no quiero discutir contigo sobre eso. Solo quiero decirte que al hacer cosas locas como esas, no te estás perdiendo de ninguna oportunidad para perder esas libras de más. Es una forma de mantener tu mente alerta todo el tiempo. Todo tiene que verse como una oportunidad para ti.

100. No te recuestes sobre la silla, en lugar de eso trata de mantener una postura erguida con tu barriguita sumida. Recostarse es un mal hábito. No solo es malo para tu espalda, pero también te crea una figura bien flácida. Es tu manera de decirle sí a una postura cómoda para ganar peso. Hazte el propósito de siempre sentarte erguido lo más posible. También es una buenísima manera de evitar los problemas de espalda.

perder-peso-rapido101. Psst. Me gustaría revelarte un secreto. Tal y como entiendo, la mayoría de nosotros tendemos a aumentar de peso en particular en la parte media y así es. Es la barriguita la que parece tener voluntad propia. Bueno te daré un tiro seguro para reducir la flacidez alrededor de la cintura. Aunque esto no resulta útil para las barriguitas después del parto.

Esto es lo que tienes que hacer.

Inhala aire por la nariz lo más que puedas y mientras lo haces, contrae tu barriguita tanto como puedas. Aguanta la respiración por unos cuantos segundos y luego despacio exhala el aire por la boca teniendo en cuenta no relajar tu barriguita. Trata de respirar así entre cincuenta a sesenta veces al día. Es más, respira así toda vez que lo recuerdes. Asimismo, puedes brindar un masaje relajante interno para tu estómago, intestinos y sistema urinario, a la vez que previenes enfermedades y complicaciones para estos órganos con el siguiente ejercicio que puedes practicar donde quieras, consiste en lo siguiente, contrae simultáneamente tu abdomen junto con los 2 esfínteres urinario y del recto, como si estuvieras empujando hacia arriba. Repite este movimiento varias veces seguidas, si puedes 100 o más veces diarias. Después del primer día, sentirás que los músculos de tu estómago se contraen cada vez que haces esto. Entonces sabrás que vas por buen camino. Si practicas esto sin falta durante 20 días, al final del vigésimo día, habrás perdido al menos dos centímetros y lo mejor es que es una suave rutina que puedes practicar todos los días del año sin falta en cualquier lugar sin que nadie lo note.

Espero que hayas sacado algunos buenos consejos para bajar peso de esta lista ya que hay muchos. Por otro lado, si deseas aprender más sobre cómo bajar de peso rápido, entonces asegúrate mirar esta lista más a menudo y enviársela a tus amistades. Por favor, recuerda que este blog en sí está repleto de consejos y estrategias sobre cómo bajar de peso rápido por si deseas aprender más.


 

Y… como bono adicional, te damos la mejor rutina de ejercicio aeróbico ideal para empezar el día:

Se trata de las Multirrunas – Gran actividad física que se dirige todos los días EN VIVO desde el Templo Vegetal Sakroakauarius de domingo a  viernes donde puedes aprender con hermosas melodías de diferentes partes del mundo a cuidar  tu cuerpo y vivir  con salud, alimentando con cada movimiento  tu campo magnético  y el del planeta, unidos porque la vida sea más desde las 5:30 am. hora de Colombia, 4:30 am. México y Centroamérica, 12:30 pm. España.

3 Comments

  1. INTERESANTE PADÁ LAS PERSONAS KE LES ESTÁ SALIENDO BARRIGUITA, I PARA EL QUE YA LA TIENE PUES, KON MUSHA MÁS LÓGIKA; A HASER SAKRÓGESIS I LA ALISERTASEL NATURAL; CERO CARNE ANIMAL.

    • Espero que me ayude me hace mucha falta más que todo por mi salud gracias.

  2. Estas formas de bajar de peso, me parecen excelentes, pero, el problema es que soy diabético, entonces no puedo consumir tanta cantidad de carbohidratos es decir mas de la mitad del consumo; el medico me manda a consumir mas proteínas y en verdad tantas opiniones sobre mi enfermedad, me han puesto mal. Escriba algo sobre esta enfermedad y su dieta, les agradezco, en nombre de los millones de diabéticos del planeta y el mío propio

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *