La Sentencia del Almirante Shchastny

La Sentencia del Almirante Shchastny
Click to open popup



trotsky-1En el verano de 1993, fue publicada una información previamente secreta sobre el asesinato del Almirante Alexei Shchastny el 21 de junio de 1918 en Moscú .

La razón para el asesinato fue muy simple. A principios de la primavera de 1918, Trotsky había dado a Shchastny, Comandante de la Flota Báltica, las órdenes para rendir todos sus buques de guerra (aproximadamente 200) a los alemanes pero el almirante se había negado.

El judío Adolfo Yoffe quien fue un camarada cercano a Trotsky y jefe de la comisión soviética en las negociaciones de Paz en Brest dijo a los alemanes: “No habrá ni paz ni guerra.” Los alemanes tomaron la indirecta y mantuvieron el territorio ruso que ellos habían ocupado. Ellos tenían más demandas. Lenín y Trotsky intentaron evadir el problema pero los alemanes amenazaron hacer público que ambos eran agentes pagados si a Berlín no le fuera permitido quedarse con un millón de kilómetros cuadrados de territorio ruso, y no se le entregaran 6.000 millones de marcos y la flota báltica en compensación. Lenín y Trotsky cedieron. La flota báltica simplemente fue estacionada entonces en las afueras de Helsinki.

Tal como fue mencionado, el Almirante Shchastny se negó a obedecer las órdenes y decidió salvar la flota entera y navegar a casa en Kronstadt. Londres exigió que los rusos no debían rendir la flota a los alemanes; y que en cambio deberían volarla. La presión de Londres fue enorme. Así que Trotsky dio una nueva orden para hacer estallar los barcos de guerra de tal manera que el daño hecho fuese mínimo y los alemanes pudieran repararlos fácilmente.

Entonces el servicio secreto británico intervino y entregó al Almirante copias de las cartas del servicio secreto alemán que contenían las instrucciones a Lenín y a Trotsky en relación con la Flota Báltica. El almirante comprendió que los líderes soviéticos, Lenín y Trotsky, estaban traicionando a Rusia a un poder extranjero, por lo que él se aseguró que se trajeran 167 buques de guerra a través del hielo a Kronstadt. Berlín estaba furioso.

Trotsky quiso vengarse del Almirante. Pero no podía hacerlo en seguida ya que Shchastny era muy popular. En cualquier otro estado, el almirante habría sido condecorado por su acto heroico pero Trotsky lo quiso castigar.

El almirante fue convocado al Kremlin el 28 de mayo de 1918. Trotsky hizo una pregunta decisiva: “¿Deseaba el Almirante servir el régimen soviético si o no?” Una simple respuesta “” habría sido suficiente, pero Trotsky nunca escuchó esta respuesta por lo que el Almirante fue arrestado inmediatamente.

Durante el tercer día bajo el arresto, el Almirante fue informado que tendría un juicio. Resultó que los líderes Bolcheviques habían abierto el maletín del Almirante, que contenía copias de las instrucciones de los alemanes a Lenín y Trotsky. El Almirante había cometido un grave error – no había hecho públicas las cartas, y las había traído a Moscú.

Trotsky también leyó en el diario del Almirante que revelaba que a Shchastny no le gustaba el régimen soviético.

Una farsa llamada Juicio tuvo lugar el 20 de junio de 1918. La acusación fue comunicada al Almirante sólo dos horas antes del juicio. Nunca tuvo tiempo para leerla.

Solamente un miembro del público fue permitido estar presente – la hermana del Almirante. Había solamente un testigo que también presentaba la imputación oficial. El testigo era León Trotsky.

El almirante fue acusado de alta traición y sentenciado a muerte.

El 21 de junio, la Brigada china que no hablaba ruso, fue llamada a la Escuela Alexandrovsk. Este grupo ejecutó al Almirante y, según las órdenes, pusieron el cuerpo en un saco que fue enterrado bajo el suelo en una de las salas. La orden vino de León Trotsky.

Hoy, el Ministerio ruso de Defensa ocupa este edificio, no lejos del Kremlin. (Sovershenno Sekretno, No. 6, 1993.) Ni los británicos ni Hitler usaron alguna vez esas cartas secretas para exponer la verdadera naturaleza de los líderes soviéticos y con ello debilitar al Kremlin. La pregunta es si todos ellos estaban trabajando para un poder internacional omnipresente pero invisible.

Volver al Índice del Libro: “Bajo el Signo del Escorpión”

1 Comment

  1. Las historias que se publican me parecen descabellados, increibles, que hay una potencia imperialista que pretende dominar el mundo: si, que el sionismo, judaismo es utilizado por el imperialismo americano para dominar el medio oriente: si, pero que el sionismo domina el mundo desde siempre, que todos los lideres del mundo estan bajo sus ordenes, que ellos promueven las guerras, hacen las paces etc. me parece descabellado; como se podria imaginar hitler sentado con los lideres de las potencias y los sionistas, llegan a un acuerdo, Hitler desencadenaria la segunda guerra mundial, los paises se dejarian invadir, los judios se dejarian morir en las camaras de gas, luego los paises invadidos con ayuda americana contratacan a la vez los rusos se dejarian invadir por los alemanes, al final todoso inician una contraofensiva y los nazis se dejarian vencer, ser juzgados y ejecutados bueno solo algunos, pero todo ya preparado por un libreto. Es así como sucedió? por favor estamos en el siglo XXl.

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *