Impuesto sobre la Renta paga dinero que compra el Estado a banca privada

Impuesto sobre la Renta paga dinero que compra el Estado a banca privada
Click to open popup



A estas alturas, casi todos los que veáis este artículo habréis visto Zeitgeist y sabéis sobre cómo se creó la Reserva Federal Americana, ¿no?

Por Rafapal

 

Puede  que, también, muchos conozcáis que la impresión de dinero propio fue la real causa de la emancipación de las colonias norteamericanas y los asesinatos de cuatro presidentes USA (incluido Kennedy), así como otros varios intentos de magnicidios.

También creo que sabréis que el Impuesto sobre la Renta se introdujo muy poquito tiempo después de la creación de la Reserva Federal Americana (1913), aunque es muy posible que no tengáis clara la relación entre un hecho y otro.

Veréis: la Constitución para los estados unidos de América fue sucesivamente derogada a través de las guerras y los cracks económicos prefabricados, y con ella,

Lincoln instauró la Ley Marcial en 1864 para hacer frente a la amenaza separatista de los estados del Sur, una guerra civil planificada por los Rothschild, dado que no pudo invadir los Estados Unidos por el norte ni por el sur, como era su deseo.

Una vez terminada la guerra, Lincoln iba a derogar la ley Marcial pero se lo impidió el agente Rothschild John Wilkes Booth, que lo asesinó en un teatro. El resultado es que en Estados Unidos no sólo es que sigue imperando la ley marcial desde entonces sino que en 1789 la Constitución de la entidad privada Estados Unidos de América, correspondiente al estado de Columbia (hermanado con la city londinense y el Vaticano) donde se asientan las instituciones de Washington sustituyó a la original, donde se recogían los derechos y libertades de los ciudadanos norteamericanos y un artículo, el 13, en el que se prohibía expresamente que la nobleza (o agentes extranjeros) obtuvieran la nacionalidad de aquel país.

El crack financiero de 1909 (prefabricado por JP Morgan y Jacob Schiff, agentes Rothschild) sirvió de coartada para el establecimiento de un banco central ajeno al gobierno, germen de la actual Reserva Federal; a partir de que el infame Congreso de 1913 firma la correspondiente ley, el gobierno tiene que pedir prestado (¡con intereses!) al Banco Central el dinero con el que desenvolverse.

Evidentemente, esto generó una deuda imposible de pagarse por la sencilla razón de que es el propio banco privado de los Rothschild quien genera el dinero, y a más dinero que el  gobierno compra a la Reserva Federal, más grande es la deuda.

Para eso se creó el Impuesto sobre la Renta. A consecuencia del crack (prefabricado) de 1929, el estado USA entra en bancarrota en 1933 y se crea el “Bureau of Internal Revenue” de Delaware: la fraudulenta institución del Gobierno-Corporación de los Estados Unidos de América (ved la diferencia con las mayúsculas). Más tarde, cuando se dieron cuenta de las incompatibilidades con la constitución original que prohibía expresamente cargar con impuestos los beneficios del trabajo (impuesto directo), crearon una Fundación en Puerto Rico (Puerto Rico Trust) bajo el nombre de Internal Revenue Service en 1953, que es quien todavía hoy recauda el impuesto sobre la Renta. La constitución de los estados unidos de América en su artículo I, sección 9, cláusula 4, prohíbe el gravar con impuestos el trabajo.

Este documento que sujeta a la oficina de recaudación del impuesto sobre la renta USA al Tesoro de Puerto Rico se encuentra en el código 27 CFR 26.11 y se puede ratificar en el Trust Fund 62, Sección 31 USC 1321 (a) (62), conectado con el Fondo Monetario Internacional y la corona británica.

En el documento “máster” del impuesto sobre la renta USA 6209 tenemos otra prueba de la falsedad de este impuesto porque aparecen los códigos donde se clasifica el domicilio de todos los estadounidenses, ¡como corporaciones!, sitas en la islas Guam o en las islas Vírgenes o en Puerto Rico, bajo el código “TC 150″, evidencia de que ese dinero va a parar a los paraísos fiscales.

En el documento 1040, IMF 300-309 generado válido para el MFT-30, se especifica que las operaciones comerciales de los ciudadanos están sujetas a la legislación del Reino Unido, debido a un tratado con los Estados Unidos (Business Master File 390-399, US-UK Tax Treaty Claims subject to a tax from the United Kingdom).

Según los estudiosos sobre este tema, la recaudación del impuesto sobre la Renta va a parar, en un 67% a la city londinense, en un 23% a los socios de la Reserva Federal y en 10% a los trabajadores del IRS, para que estén calladitos.

A su vez, un concordato firmado en el siglo XIII mediante el cual la corona de Inglaterra se subsume ante el Vaticano, hace que en realidad sea la institución católica quien, al parecer, reciba los impuestos (y los reparta).

Los grandes banqueros no pagan prácticamente impuestos (1%) porque evaden esta obligación mediante el uso de Fundaciones supuestamente filantrópicas (en realidad, se dedican a la Ingeniería Social). Por ejemplo, la mayor parte de las compañías norteamericanas únicamente tributan un 1% de sus beneficios.

¿Pero si el impuesto sobre la renta sirve para pagar a la banca privada por el uso del dinero, de dónde sale el presupuesto?
Sencillamente, del tráfico de drogas y de cómo juegan en bolsa con los fondos de pensiones y demás activos gestionados por el Estado.

El vídeo de donde he obtenido esta suculenta información contiene muchas más perlas, aunque os aviso que es difícil de entender, no tanto por el idioma sino por la complejidad del tema.

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *