Conferencia 29: En qué consiste el plan eugenésico de la Élite – Temporada I

Conferencia 29: En qué consiste el plan eugenésico de la Élite – Temporada I
Click to open popup



La economía del mundo  desde hace muchos años atrás, está manejada por un puñado de individuos, los cuales tras el telón manejan a la humanidad, pues son los dueños a nivel mundial,  de la industria alimentaria, de la industria farmacéutica, de la industria tecnológica, de la industria cinematográfica, de la industria televisiva, de la industria fabricadora de armas de distinta índole,  son los dueños de las grandes transnacionales que se encargan de envenenar a la gente a través de toneladas y toneladas de venenos distribuidos como bebidas gaseosas, son los dueños de la trasnacional llamada monsanto, la cual es la causante de  modificar la genética original de la mayoría de semillas existentes en la esfera, provocando con esto múltiples daños al ambiente, a las formas de vida de la sociedad, provocando pobreza, enfermedades, etc.

Este conjunto de gente perversa, que se a enriquecido a costillas de la munipulación a la humanidad y de la explotación indiscriminada de los recursos naturales en el correr de los años, se les a salido de las manos el control de la natalidad de una humanidad sumida en la degeneración, en los bicios, en la enfernodad, en la pobreza extrema, provocada estas retrocesos  por su sed enfermiza de obtener poder y control.

Ahora, su objetivo actual es disminuir a la población mundial lentamente, envenenándola de distintas formas, a través de los alimentos, repletándola de ingredientes perjudiciales  a la salud, a través de los fármacos, a través de las vacunas,  a través del suministro de agua a la población envenenándola con diversos venenos, a través de los tóxicos productos que un ser humano utiliza todos los días, como ser los productos de higiene personal: cosméticos,  champús, jabones, cremas para el cuerpo, cremas dentales, cremas depilatorias, enjuagues bucales ,  hilos dentales, etc, etc.

Además, por estos días la humanidad se puede decir que es la raza sintética, pues un 97% de los accesorios del hogar, de juguetería, de oficina, y demás son a base de plásticos, los cuales son peligrosamente tóxicos y cancerígenos, ya que expelen sustancias nocivas a la vida y  mantienen a la gente aislados de Madre Gea, es decir los mantienen desnaturalizados.

Lo que estos acecinos están practicando se llama EUGENESIA, pues consideran que la raza humana está sobrepoblada de gente indeseable, y una sobrepoblación les representa una amenaza, pues no pueden manejar a mas  de 7000 millones de gentes que existen aproximadamente en la esfera en este momento, y lo cual va en contra de sus intereses egoístas y malignos, por lo tanto desean que la población mundial no  pase de 500 millones de personas, los cuales deben ser de características  genéticamente modificadas, supuestamente para perfeccionar los rasgos hereditarios y lograr gente mas sana e inteligente, pero la realidad es otra.

A continuación vamos a emprender este desagradable tema, explicando lo mejor posible y llegando a la verdad del mismo, con el objetivo de que todos los televidentes y oyentes estén prevenidos de los acechos que la bestia y el armagedón están haciendo con la humanidad.

HISTORIA DE LA EUGENESIA

La eugenesia es la hija dilecta de Darwin: si las especies se transforman por “selección natural”, hay razas inferiores y razas superiores. Darwin declaraba: “Entre los salvajes, los cuerpos o las mentes enfermas son rápidamente eliminados, los hombres civilizados, en cambio, construyen asilos para los imbéciles, los discapacitados y los enfermos y nuestros médicos ponen lo mejor de su talento en conservar la vida de todos y cada uno hasta último momento, permitiendo así que se propaguen los miembros débiles de nuestras sociedades civilizadas. Nadie que haya trabajado en la reproducción de animales domésticos, dudará de que esto es sumamente perjudicial para la raza humana”.

Galton, primo de Darwin, inventó la teoría eugenista aplicada a los seres humanos: el reemplazo de la selección “natural” por una selección más voluntarista. En efecto, las organizaciones caritativas, al asumir el cuidado de los pobres y de los enfermos (calificados como degenerados, inaptos e inferiores), impiden el funcionamiento de la “selección natural”. Se exageró entonces, enormemente el impacto de la transmisión de las “taras”, el “atavismo”, para justificar dos objetivos complementarios:

favorecer las razas llamadas superiores, eugenismo positivo; hacer desaparecer las razas llamadas inferiores, eugenismo negativo.

En la formación o creación de las nuevas sociedades nacionales, en la segunda mitad del siglo XIX se comienza a ocupar la concepción de eugenesia donde, la mejor definición de esa época es la de un médico brasileiro en 1912, en una conferencia sobre la eugenesia que se había realizado en Londres, en donde definía eugenesia como: “ciencia que estudia los medios para perfeccionar la raza humana, a través de la mejora del vigor y la salud de la prole”.

A través de ello, la eugenesia supo gozar de prestigio social y fue apoyada por personalidades como Winston Churchill y Alexander Graham Bell. Sin embargo, a partir de su vinculación con las políticas raciales impulsadas por el régimen nazi en Alemania, esta disciplina comenzó a ser condenada. Debido a que los nazis incluyeron en su retórica el concepto de “vida indigna de ser vivida” para impulsar la eugenesia en los grupos sociales que consideraban “desviados” (discapacitados físicos y mentales, homosexuales) y “conflictivos” (judíos, gitanos, comunistas). El argumento llevó a que los científicos alemanes realizaran experimentos genéticos con los seres humanos.

Así, pues, por eugenesia se entiende cualquier procedimiento destinado al control genético-hereditario de una especie. El eugenismo es la corriente ideológica que propugna la eugenesia para mejorar la especie humana. En el caso de la especie humana la eugenesia trata de controlar tanto las características humanas físicas como las mentales, en la medida en que al ser hereditarias puede tenerse un control sobre ellas. En la eugenesia tradicional se distinguía entre “eugenesia negativa”, consistente en impedir la reproducción de individuos con características indeseables, y la “positiva”, consistente en estimular la reproducción entre aquellos que tienen características consideradas positivas. Ya desde antiguo se hallan ideas y medidas de tipo eugenésico, tanto de signo negativo (como la eliminación de los niños débiles en Esparta), como positivo (el emparejamiento de individuos bien dotados que se recomienda en la República de Platón). Pero fue, sobre todo, por influencia de la teoría darwinista de la evolución que surgió el movimiento eugenésico moderno, muy influenciado por el darwinismo social. “Aunque hay un cierto precedente en Condorcet, fue Francis Galton (La herencia del genio, 1869) quién acuñó el término y puede considerarse como el iniciador de esta tendencia. Realizó investigaciones sobre la herencia de la inteligencia humana y llevó a cabo una campaña en favor de una reproducción eugenésica. A comienzos del siglo XX aparecieron varios movimientos eugenistas y se crearon centros de estudios eugenésicos en Gran Bretaña, Estados Unidos, Alemania, y otros países, que condujeron a la promulgación de leyes eugenésicas: esterilización de ciertos enfermos, supresión de matrimonios entre razas distintas, control de la inmigración, control de matrimonios”.

Como ya se expresó mas arriba, fue en la Alemania nazi donde se cometieron las atrocidades más grandes en nombre de la eugenesia, ya que se convirtió en la más bárbara de las concepciones racistas. En estos casos, además de la barbarie moral que suponía la aplicación de estas legislaciones, carecían de auténtica base científica, pues dichas legislaciones eugenésicas, además de basarse en el ambiguo concepto de raza, no tomaban en consideración que en muchos casos la mejora de las características genéticas se obtienen justamente por mestizaje.

A lo largo de la historia ha habido personas que, teniendo la mira puesta en un objetivo político concreto, se han servido del terror o de la amenaza del terror contra poblaciones escogidas. El razonamiento científico de la tiranía siempre ha resultado atractivo para las elites, porque crea una cómoda excusa para tratar a sus congéneres peor que a los animales. La teoría de la eugenesia, que se basa en una peregrina idea de superioridad e inferioridad hereditarias, fue concebia entre 1800 y 1900, por una red de familias inglesas, entre las que se encontraba Sir Francis Galton, primo de Darwin, Thomas Huxley, sir Arthur Balfour, las familias Caldbury y Wedgewood, además de otros estrategas del Imperio Británico de finales del siglo XlX vinculados al movimiento Mesa Redonda de Cecil Rhodes y Lord Alfred Milner. Este grupo vio la oportunidad de hacer avanzar a la humanidad hacia una nueva Edad Media tomando las riendas de la perversamente racista teoría de Darwin de la evolución basada en la selección natural, regla según la cual “sobrevive el más apto“, a la que aplicaron principios sociales para desarrollar el darwinismo social.

En Estados Unidos, la historia de la eugenesia comenzó en 1904, cuando el prominente eugenetista Charles Davenport fundó el Cold Spring Harbor Laboratory  financiado por destacados oligarcas del país: Rokefeller, Carnegie y Harriman. En 1910, los británicos ya habían creado expresamente la primera red de trabajadores sociales para ejercer de espías y ejecutores de la secta racista de la eugenesia, que rápidamente estaba asumiendo el control de la sociedad occidental. Quienes respaldaron económicamente a Hitler no fueron los únicos que patrocinaron la investigación de la eugenesia. En los años veinte, la familia Rokefeller financió el Instituto de Genealogía y Demografía Kaiser Wilhelm, más tarde pilar del Tercer Reich.

Al finalizar la guerra, cuando toda Europa estaba todavía sembrada de cadáveres, los aliados protegieron de la persecución a científicos nazis como el mismísimo Josef Mengele, que había torturado y matado a miles de personas. La rama radical nazi de la eugenesia había avergonzado a los expertos en control social angloamericanos , y los términos “eugenesia” e “higiene mental” habían pasado a ser palabrotas. Sin embargo, los expertos en control social no se arredraron. En 1956, la British Eugenics Society (Sociedad Británica de Eugenesia) sostuvo, en una resolución, que “la sociedad debe perseguir la eugenesia empleando medios menos obvios”. Osea, la “planificación familiar” y el movimiento ecologista. Todas las políticas de control de la población cambiaron simplemente de nombre y continuaron trabajando bajo la protección de las Naciones Unidas y organismos asociados. Las sociedades de Eugenesia, Eutanasia e Higiene mental de Gran Bretaña, Estados Unidos y el resto de Europa sencillamente recibieron nombres más agradables, como la Asociación de Salud Mental de Gran Bretaña y Asociación Nacional de Salud Mental de Estados Unidos, que posteriormente se convritió en la Federación Mundial de Salud Mental”  por ej. que en Estados Unidos, cuando una persona mayor de 65 años enferma y precisa ser internada, se la tiene en observación 72 hs, pasadas las cuales, sin importar si precisa más atención médica, es devuelta a su casa.

Esto es, porque se ha determinado que 65 años es el plazo de vida aceptable para la generalidad de la gente..

Aquí nos enteramos porque ocurre lo que ocurre en Africa, y debido a qué razón la ONU no presta la ayuda necesaria, pese a que cuenta con los recursos necesarios.

Es preciso tener un campo de experimentación con epidemias, plagas, hambre, para reducir la población sobre la base de esta ideología eugenésica.

La revista Eugenics Quarterly pasó a llamarse Social Biology, y la Liga Americana para el Control de la Natalidad, Planificación Familiar,que en la actualidad es la responsable de una masiva despoblación de África. No es muy conocido el dato de que en las últimas decadas han estado operando en Africa algunos de los organismos más importantes de ayuda humanitaria y varios grupos estadounidenses de cristianos fundamentalistas. Su estandarte es la “planificación familiar“, que se entiende de otro modo cuando se ven las verdaderas implicaciones y los objetivos a largo plazo. Estas políticas de planificación familiar cuentan con el respaldo entusiasta y constante de importantes donantes bilaterales, como el Gobierno de Estados Unidos, a través de su sucedáneo USAID, y de ciertos organismos multilaterales, en particular la Federación Internacional para la Planificación Familiar (IPPF), el Fonde de Población de Naciones Unidas (UNFPA) y el Banco Mundial de África.

El banco Mundial es, desde los años sesenta, la principal entidad financiera de control de la población, y su gasto anual se ha disparado, desde los magros 27 millones de dolares entre 1969 y 1970 hasta los más de 4500 millones de 2006.

Eugene Black y Robert Mc Namara, ambos presidentes de dicho banco, en una época fueron miembros de la Fundación Ford, controlada por los Rokefeller.  Más significativo es que las políticas de control de la población son ahora una condición indispensable que exigen para el desembolso de Préstamos de Ajuste Estructural (SAL) el Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional, dentro del marco de sus Programas de Ajuste Estructural (SAP). Entre las condiciones que se exigen para acceder a los préstamos de los programas que se encuentran, generalmente, además de la devaluación, la liberalización y la privatización de las economías nacionales y de las áreas de educación y la sanidad, las políticas de control de la población.

Así pues, para que concedan dicho prestamo, lo normal es que se exija preparar un informe sobre las políticas existentes en materia de población.

Betsy Hartmann, directora del Programa de Población y Desarrollo del Hampshire College, acuñó un término nuevo para estas políticas: “ecofascismo malthusiano”.

Hartmann indica que, actualmente, la comunidad internacional concentra sus actividades de control de la población en el Africa subsahariana, y que la planificación familiar se ha convertido en la máxima prioridad: El imperativo primordial de estos programas generados en el ámbito internacional es reducir la población con tanta rapidez y al menor costo posible“. Como bien observa Hartmann, en gran parte de África, donde las trágicas consecuencias del sida amenazan a la población, la aplicación de planes de control de la población y la falta de financiación de los sistemas sanitarios llevan actualmente en la práctica a una selección indirecta.

Ni que decir tiene que África no es el único continente donde se llevan a la práctica estas brutales políticas. En 1972, en el afán de hacer frente a la denominada “emergencia demográfica” ,el Banco Mundial financió un proyecto de 21 millones de dolares “con los que se llevaron a cabo varios millones de esterilizaciones involuntarias y produjeron millares de muertos.

LAS APLICACIONES ACTUALES DE LA EUGENESIA

El denominado aborto “terapéutico“: no tiene nada de terapéutico porque no cura a nadie y porque los progresos de la obstetricia hacen que ya no sea absolutamente necesario para “salvar a la madre”. No obstante los médicos ejercen presión psicológica en las mujeres embarazadas, especialmente en las mayores de 35 años. El diagnóstico prenatal (con el que por otra parte se corre el riesgo de dañar al niño) tiene la finalidad casi exclusiva de proponer el aborto si el bebé tiene alguna probabilidad de malformación. Se ha decidido hipócritamente llamarlo aborto “terapéutico” en lugar de aborto “eugenésico“.

  • El aborto legalizado bajo la denominación de “Interrupción voluntaria del embarazo” : veremos cómo la interrupción voluntaria del embarazo proviene de una manipulación de las mentes, normalmente acompañada de presiones económicas y psicológicas, cuya finalidad es impedir que los pobres tengan hijos. Para imponer este aborto, se ha recurrido a diversos mitos. El principal es del hijo “deseado”.
  • El aborto provocado involuntario: por lo general se practica en los países occidentales bajo el nombre de “contracepción”, pero mediante procedimientos que en realidad son abortivos, (mecánicos o químicos), ya que intervienen después de la concepción. Entre éstos, se destaca el D.I.U., dispositivo abortivo intrauterino, que comenzó a difundirse durante la primera mitad del siglo. Su creación fue financiada por los movimientos para el Control de la Natalidad (especialmente por Margaret Sanger). En Francia, el D.I.U. ha sido erróneamente clasificado, como un anticonceptivo. Se supone que las píldoras “anticonceptivas” de mini- o microdosis, por su escasa dosificación hormonal, tienen un efecto “preventivo” impidiendo la concepción y eventualmente “curativo” destruyendo el fruto; o sea, un efecto ‘abortivo’, que los fabricantes y los publicitarios se cuidan muy bien de explicar a sus clientes. La píldora abortiva, RU 486 y otras drogas abortivas, como el NORPLANT, están destinadas a ser difundidas como anticonceptivos en la parte pobre del hemisferio Sur. Tienen la ventaja de ser más baratas y fáciles de administrar, y por ende, más accesibles a la población que las píldoras diarias. El pretexto invocado es el riesgo que corren las mujeres, por los abortos ilegales, supuestamente numerosos. (Para la OMS 200.000 mujeres mueren anualmente en el mundo por abortos ilegales). Estas mentiras ya fueron utilizadas para obtener la legalización del aborto.
  • La fecundación in vitro con transferencia de embriones: Se realiza así el sueño de los eugenistas: separar totalmente la procreación de la sexualidad. Si el padre receptor es estéril, se selecciona un donante de “calidad” y luego entre los embriones, se elige al que se ha de implantar en función de criterios de “calidad”. Testard denunció esta “eugenesia democrática”. La Fecundación in vitro con transferencia de embriones, aun cundo no haya selección, es muy mortífera: se fecundan una cantidad de óvulos, procreando así una cantidad de seres humanos embrionarios. De éstos sólo una minoría tiene alguna probabilidad de llegar a término.
  • La esterilización involuntaria o forzada :surgió en los Estados Unidos, en Gran Bretaña y en Suecia, países de eclosión del eugenismo. También se practicó en Alemania bajo el Tercer Reich, donde se llevaron a cabo muchas investigaciones sobre medios de esterilización en masa, que fueron continuados después de la guerra por los movimientos eugenistas en los países anglosajones. La esterilización forzada es aplicada hoy en China por el gobierno comunista, en el marco de una política abiertamente eugenista. La esterilización involuntaria se aplica en muchos países del Sur: ya sea esterilizando a las mujeres sin que éstas lo sepan durante otras operaciones, ya sea sometiéndolas a campañas de “vacunación” que incluyen un esterilizante con la vacuna.
  • La eutanasia: Actualmente se practica a gran escala en Francia y en todos los países occidentales, tanto legal como ilegalmente. Su finalidad es reducir el costo de mantenimiento de las personas de edad avanzada y de aquéllas que se han convertido en socialmente “inútiles” y por no alcanzar ciertas normas de “calidad de vida”, son consideradas como “indignas de vivir”. El sistema permite perpetuar los sistemas de jubilación para las personas activas con buena salud. Aquí también hay una gran hipocresía: se habla de reducción del sufrimiento de los enfermos, de calidad de vida, de muerte digna.
  • El proyecto del genoma humano :es un viejo proyecto de los eugenistas. Fue lanzado por la Sociedad Americana de Genética Humana (ASHG), fundada por el Dr. Franz J. Kallmann (miembro de la Sociedad de Eugenesia Americana) que había trabajado con los nazis. El conocimiento del mapa del genoma humano permitirá afinar la selecion de los hijos antes del nacimiento, e incluso su producción industrial, dentro de la óptica de Francis H. Crick (premio Nobel en 1962 junto con James D. Watson por el descubrimiento del ADN): “Ningún recién nacido debería ser declarado humano mientras no haya pasado con éxito ciertas pruebas relativas a su patrimonio genético, y en caso de fracaso ante dichos controles, debería ser privado del derecho a vivir.” (Pacific News Service, 01/1978). Se presentan estas investigaciones como animadas por la finalidad de la “terapia genética”; pero en realidad la “terapia genética” es la muerte del enfermo; en este caso, la de seres humanos embrionarios.
  • La injerencia del estado en la familia: se ejerce de varias maneras. En China, el Estado, con ayuda de la I.P.P.F., obliga a las familias a tener un único hijo, a veces dos, por medios coercitivos (abortos o esterilización forzados) y de propaganda (fuerte represión de los rebeldes). Otras naciones implementan políticas que perjudican a las familias numerosas o las alientan a la esterilización.

¿Quiénes son los eugenistas?

Entre los eugenistas encontramos dos grandes familias (ver el anexo “Algunos eugenistas famosos”):

* capitalistas oportunistas o librepensadores (Rockefeller, Kellog, Mellon, Carnegie, Agnelli, Mac Cormick, etc.), quienes encuentran en la eugenesia una justificación a su egoísmo y un pretexto para destruir pueblos que son competidores potenciales (con el pretexto de su progreso y felicidad);

* los socialistas materialistas, internacionalistas o nacionalistas (más tarde denominados nacional-socialistas, nazis), que alternaban en los ambientes intelectuales de las grandes ciudades.

Muy pronto los primeros financiaron a los segundos.

Podría creerse que la revelación de las abominaciones nazis habían criminalizado definitivamente al eugenismo. Sin embargo, “los años posteriores a la guerra no fueron de una condena horrorizada y enérgica al eugenismo. Si bien el discurso eugenista es más infrecuente, no por ello ha desaparecido y cuando se expresa, lo hace sin evidenciar excesiva molestia”.

Volver al Índice de Temporadas y Episodios del Legido del Konosisierto

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *