Comienzan acciones para convertir a Putin en Zar Real

Comienzan acciones para convertir a Putin en Zar Real
Click to open popup



Movimientos comienzan luego de que California legaliza la prostitución infantil

A sólo dos días después de que muriera el príncipe Dimitri Romanov (1926-2016), de la Casa de Romanov (que gobernó Rusia de 1613 a 1917), el Consejo de Seguridad (CS) informa hoy que ha recibido un documento declarativo de la Cámara Cívica (CC) que defiende que el presidente Putin sea instalado como el Zar real obteniendo el poder supremo sobre la Nación y la Iglesia (IOR) como una acción “necesaria” para preparar a la nación para la Guerra Santa contra el Occidente satánico que entre sus muchos de sus crímenes morales contra la humanidad, han aprobado de forma sorprendente una ley que permite la prostitución de niños en el Estado de California para apaciguar a sus “nuevos dioses /ídolos” llamados “celebridades de Hollywood”.

Por Sorcha Faal

Según este informe, este documento declaratorio de la Cámara Cívica que aboga por que se cambie la constitución para que el presidente Putin pueda ser declarado Zar fue promovido por el consejero de Putin, Aleksandr Dugin y el Gran Reverendo Arcipreste Vsevolod Chaplin (que es la persona más reconocible en la Iglesia Ortodoxa Rusa después de Su Santidad el Patriarca Kiril), y que declaró públicamente sobre esta acción: “Si bien no tenemos una monarquía formal, tenemos la comprensión monárquica de que Rusia no puede estar sin un zar. Pero este zar debe tomar el consejo de la gente, de ahí que tener una nación sea tan importante”.

Es crítico para comprender este informe del Consejo de Seguridad que Rusia es ahora y siempre ha sido una teocracia cristiana (aunque sometida por el comunismo entre 1917-1991), que es una forma de gobierno en la que Dios es la fuente de la cual deriva toda autoridad y cuyos conflictos son “dirigidos / autorizados” por un zar que es el líder de la Iglesia Ortodoxa Rusa -como el año pasado cuando Su Santidad el Patriarca Kiril, en ausencia de un zar, declaró una guerra santa mundial contra el terrorismo islámico.

Con el presidente Putin siendo declarado un zar real como defiende este documento declarativo de la Cámara Cívica, debe entenderse que su capacidad para declarar una Guerra Santa no podría ser desafiada, ya que estaría imbuido de “conocimiento divino” desconocido para las personas comunes y es por eso que Occidente ha respondido a lo que ellos ven como su amenaza más peligrosa al desencadenar la mayor acumulación militar desde la Guerra Fría a lo largo de sus fronteras con Rusia.

Además de esta enorme acumulación militar, Occidente ha aumentado también su campaña de propaganda contra Rusia utilizando a sus élites de Hollywood, así como a todos los medios de comunicación clásicos, es decir, literalmente saliéndose de control con más “noticias falsas” publicando sobre Rusia las cuáles se demuestran como mentiras más rápidamente de lo que estos medios serviles tienen tiempo para retractarse.

Sin embargo, no es conocido por los occidentales sobre lo que realmente está sucediendo en el mundo de hoy (ya que son constantemente bombardeados por la propaganda antirusa de forma continua), es que no es del “hacking” o de las  “noticias falsas” que su élite gobernante está aterrorizada,  es de la creciente ideología cristiana antigua que se ha apoderado de toda Rusia, incluyendo a toda su iglesia, líderes políticos y militares, y al presidente Putin también.

Conocida como la Cuarta Teoría Política que integra y reemplaza las tres “teorías” pasadas de la Democracia Liberal, el Marxismo y el Fascismo, esta ideología articulada por el politólogo alemán Aleksandr Dugin es tan temida por Occidente que él (Dugin) ahora vive bajo sanciones impuestas sobre él por los Estados Unidos.

Y para comprender plenamente los temores de la élite occidental respecto a Dugin y cómo sus obras han cambiado toda Rusia, basta con leer sus palabras describiendo el fracaso moral de Occidente: “El fracaso fundamental de la versión globalista del liberalismo es ahora evidente. El Brexit, la victoria de Trump y luego en todas partes. Pero en su lugar viene la solución más simple: un retorno al Estado nacional y a diversas formas de nacionalismo. Eso significa que regresamos – mutatis mutante – a principios del siglo XX”.

Pero a la solución de los fracasos morales de Occidente es a lo que estas elites tienen el mayor temor, y como, de nuevo, Dugin articula:

“Necesitamos volver al Ser, al Logos, a la ontología fundamental (de Heidegger), a lo Sagrado, a la Nueva Edad Media, y por tanto al Imperio, a la religión y a las instituciones de la sociedad tradicional (jerarquía, Culto, dominación del espíritu sobre la materia, etc.).

Todo el contenido de la Modernidad – es Satanismo y degeneración. Nada vale la pena, todo se ha de limpiar. La Modernidad es absolutamente errónea – su ciencia, valores, filosofía, arte, sociedad, modos, patrones, “verdades”, comprensión del Ser, tiempo y espacio. Todo está muerto con la Modernidad. Así que debería terminar. Vamos a ponerle fin”.

Y cuando Dugin dice: “Así que debería terminar. Vamos a terminarlo”; nadie debe estar bajo ninguna ilusión en cuanto a lo que quiere decir, y eso se detalla en el libro “El Imperio Americano Debe Ser Destruido”: Alexander Dugin y los Peligros de la Escatología Inmanentizada donde describe la “lucha antigua entre la Hiperbórea y la Atlántida” en cuya batalla final el mundo está ahora.

Con Dugin comparando a Rusia con la gente mítica que vivía “más allá del Viento del Norte” llamada Hyperborea, y Occidente como el continente perdido y malvado de la Atlántida, es necesario entender que Rusia hoy está totalmente armada y preparada para no sólo defenderse de Occidente, se está preparando para destruirlo, ya que no ve otra opción más antes de que sea destruida por estas naciones dirigidas por Satán.

Sin embargo, a medida que las élites satánicas occidentales se enfrentan a su destrucción, Rusia ve un rayo de esperanza antes de que comience esta Guerra Santa y, como lo dijo la semana pasada Dugin en la carta abierta que publicó en el Kremlin dice:

“Estados Unidos es el Lejano Oeste del mundo. Es el espacio de la Medianoche. Y allí se alcanza el punto final de la Caída. El momento a mano es uno de un cambio de polos.

El Oeste se convierte en el Este. Putin y Trump están en dos esquinas opuestas del planeta.

En el siglo XX, estos dos extremos fueron encarnados por las formas más radicales de la Modernidad: el capitalismo y el comunismo.

Dos monstruos apocalípticos – Leviatán y Behemoth. Ahora se han convertido en dos promesas escatológicas: la Gran Rusia de Putin y Estados Unidos liberándose bajo Trump.

El siglo XXI finalmente ha comenzado. ”

Pero para Dugin y el Kremlins, el deseo de que “el siglo XXI haya comenzado finalmente”, y para lograr este fin y evitar la guerra global total, él también pidió que el “verdadero mundo” se uniera detrás del presidente Donald Trump en su Guerra moral para “drenar el pantano”:

“The Swamp” se convertirá en el nuevo nombre de la secta globalista, los adeptos de la sociedad abierta, los maníacos LGBT, el ejército de Soros, los post-humanistas, etc.

Drenar el Pantano no sólo es un imperativo categórico para América. Es un desafío global para todos nosotros. Hoy en día, cada pueblo está bajo el dominio de su propio pantano.

Nosotros, todos juntos, debemos comenzar la lucha contra el pantano ruso, el pantano francés, el pantano alemán, y así sucesivamente. Necesitamos purgar nuestras sociedades de la influencia del pantano.

En lugar de luchar entre nosotros, vamos a drenarlo juntos. ¡Drenadores de pantanos del mundo entero unánse! “

Con el presidente Trump, sin embargo, a sólo pocos días de asumir el poder y ser capaz de destruir a estos “monstruosos pantanos” para siempre, y en el futuro unir a este mundo en paz con el zar Putin, se advirtió que hay una razón hoy, por primera vez desde transcurrido el fin de la Segunda Guerra Mundial, ni un solo portaaviones estadounidense está desplegado en ninguna parte del mundo, lo que tiene sentido porque estas modernas “ciudades flotantes de guerra” sólo van a donde más se necesitan, que en este caso es rodeando los Estados Unidos.

La única pregunta es, ¿de qué lado están?

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *