La masonería, la NASA y la carrera espacial

La masonería, la NASA y la carrera espacial
Click to open popup



En 1961, William Branham dijo: “Te lo digo ahora, es un programa que te llevará a cien mil millones, a millones de millones de años luz más allá de la luna. Así es. Y allí si vas a la luna no te puedes poner cómodo, porque mira, saltarías de vuelta hacia arriba a menos que tengas algún imán para mantenerte allí. No podrías quedarte de noche, morirías de frío, durante el día te quemarías. ¿Qué vas a hacer cuando llegues allí?” (Basis of Fellowship 61-0214)

Extractos del sitio de William Cooper

La NASA fue creada para hacer creíble el viaje interestelar. El programa espacial Apolo presentó con engaños la idea de que el hombre podía viajar y caminar sobre la luna. Cada misión de Apolo fue cuidadosamente ensayada y luego filmada en grandes escenarios de filmación en el sitio de prueba de la Comisión de Energía Atómica en el desierto de Nevada y en un escenario de sonido asegurado y vigilado en los estudios Walt Disney la cual fue una gran maqueta de la Luna.

Te lo dicen en la cara…

 

Todos los nombres, misiones, lugares de aterrizaje y eventos del Programa Espacial Apolo hicieron eco de las metáforas ocultas, los rituales y la simbología de la religión secreta de los Illuminati: La más transparente fue la falsa explosión de la nave espacial Apolo 13, llamada Acuario (nueva era) a las 1:13 (hora militar 13:13) el 13 de abril de 1970, que fue la metáfora de la ceremonia de iniciación de la muerte (explosión), colocación en el ataúd (período de incertidumbre de su supervivencia), comunión con el mundo espiritual y la transmisión del conocimiento esotérico al candidato (órbita y observación de la luna sin contacto físico), el renacimiento del iniciado (solución de problemas y reparaciones), y la elevación (del Phoenix, la nueva era de Acuario) por el Agarre de la pata de los leones (reentrada y recuperación de Apolo 13). 13 es el número (oculto) de la muerte y el renacimiento, la muerte y la reencarnación, el sacrificio, el Fénix y la transición de lo viejo a lo nuevo. Otra revelación para aquellos que comprenden el lenguaje simbólico de los Illuminati es el significado oculto de los nombres de los transbordadores espaciales.

La exploración de la luna se detuvo porque era imposible continuar el engaño sin ser descubiertos en última instancia: Y por supuesto se les acabaron los episodios pre-filmados.

Ningún hombre ha ascendido nunca más de 300 millas por encima de la superficie de la Tierra. Ningún hombre ha orbitado, aterrizado o caminado sobre la luna en ningún programa espacial conocido públicamente. Si el hombre ha estado realmente en la luna se ha hecho en secreto y con una tecnología muy diferente.

La tremenda radiación encontrada en el cinturón de Van Allen, la radiación solar, la radiación cósmica, el control de temperatura y muchos otros problemas relacionados con los viajes espaciales impiden que los organismos vivos dejen nuestra atmósfera con nuestro conocido nivel de tecnología. Cualquier estudiante inteligente de secundaria con un libro de física básica puede probar que la NASA falsificó los aterrizajes de la luna de Apolo.

Si dudas de esto, por favor explica cómo los astronautas caminaron sobre la superficie de la Luna encerrada en un traje espacial en plena luz solar absorbiendo un mínimo de 265 grados de calor rodeado por un vacío. La NASA nos dice que la luna no tiene atmósfera y que los astronautas estaban rodeados por el vacío del espacio.

La mayoría, si no todas, de las fotos, películas y videocintas de las Misiones Apolo a la Luna son fácilmente probadas como falsas. Cualquier persona con el más mínimo conocimiento de fotografía, iluminación y física puede demostrar que la NASA falsificó los registros visuales del Programa Espacial Apolo. Algunos son tan obviamente falsos que cuando las discrepancias se señalan a los espectadores desprevenidos un grito audible se ha escuchado. Algunos han entrado en un estado leve de shock. Algunas personas se desmoronan y lloran. He visto a otros llegar a enojarse tanto que han rasgado las fotos ofensivas en pedazos mientras gritan incoherentemente.

El efecto sobre las personas del mundo era que, si pudiéramos ir a la Luna, otras criaturas de otros mundos podrían viajar a nuestra Tierra. La escalada del escenario de amenaza alienígena artificial desde ese momento es obvia.

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *