Ayudas Prácticas Para Tener Un Buen Reposo Despertando

Ayudas Prácticas Para Tener Un  Buen Reposo Despertando
Click to open popup



MEMORANDUM 3 DEL 2013

1. Abandona el hábito de preocuparte. La preocupación mina la fuerza vital lentamente. Aquél que se preocupa, no puede dormir. Confía en Dios. Refúgiate en Él, en Su Nombre y en Su Gracia. Sé regular en tu plegaria y tu meditación. El hábito de preocuparte desaparecerá. Tendrás un sueño bueno y reparador.

2. Sé alegre. Sonríe siempre. Practica Kirtan. Canta alabanzas al Señor. Todas las preocupaciones se alejarán. Dormirás bien.

3. Usa ropa de cama liviana. No te cubras con demasiadas mantas. Las mantas pesadas perturbarán tu sueño.

4. No tomes ningún medicamento para inducir el sueño. Se formará el hábito a las drogas. Treinta gotas de opio pueden darte un poco de sueño el primer día, pero después de algunos días, ni siquiera media botella producirá el más mínimo sueño. Las drogas producen depresión. Trata de dormirte por medio de métodos naturales.

5. Deja de sobrecargar el estómago. Que tu dieta será liviana y fácil de digerir. La indigestión es otra causa de insomnio. Termina de comer a las 5 de la tarde. Que sea sólo leche y frutas. No comas nada por la noche. Tendrás un buen sueño.

6. Relaja tu cuerpo y tu mente completamente. Seguro que te dormirás.

7. Abandona los debates acalorados y las discusiones innecesarias. Mantén autocontrol.

8. Deja completamente el té y el café. Estimulan innecesariamente las células del cerebro y los nervios.

9. No leas novelas, historias de fantasmas, obras de suspenso, cuentos de asesinatos y literatura sensacional, excitarán tus nervios.

10. No tomes estimulantes de ninguna clase. Abandona los licores, la Ganja (hierba alucinógena), el opio, etc.

11. No hagas ningún trabajo cerebral intenso antes de acostarte.

12. Evita la agitación mental. Trata de mantener la calma siempre. Controla las emociones. Controla la ira.

13. No comas alimentos excitantes, currys picantes, chutneys, demasiados chilis y tamarindo. Que tu alimentación sea blanda y completamente simple. Consume más leche y frutas.

14. Date un baño de aceite antes de acostarte o un baño de pies con mostaza caliente.

15. Si te levantas, no te preocupes por ver qué hora es. Mirar el reloj hará que te pongas ansioso.

16. No mantengas ninguna luz en la habitación. Si no puedes dormir sin luz, entonces usa una lámpara verde.

17. Aplica un poco de aceite Brahmi-Amla en la cabeza antes de acostarte.

18. Toma una taza de leche malteada Horlicks caliente justo antes de acostarte.

19. Practica un poco de Japa, plegaria y meditación antes de retirarte a dormir. Estudia algunos libros sagrados elevadores, tales como el Gita, el Yoga Vasishtha, los Upanishads, el Bhagavata, el Corán, la Biblia, etc.

20. Sugiérele a la mente: “¡Oh, mente! Has hecho todo. Has obtenido todo. Has logrado todo. No te preocupes por nada. No tienes nada más que hacer o lograr. Quédate perfectamente tranquila. Medita. Este mundo es irreal”. Esto te dará un sueño perfectamente descansado y liberará a la mente de todas las preocupaciones.

21. Reduce tus necesidades. Aniquila todos los deseos y anhelos. Habla poco. No te relaciones mucho. No te fatigues trabajando en exceso. Duerme solo. Da una caminata a paso ligero por la noche.

22. Desarrolla la voluntad. Cultiva el autocontrol. Puedes dormir a voluntad como Napoleón y Gandhiji en cualquier momento y en cualquier lugar, y levantarte a cualquier hora que quieras.

23. Si tus nervios y tu cerebro son débiles, fortalécelos y energízalos mediante la práctica de un Pranayama suave con Japa de Om. Temprano en la mañana, toma una bebida hecha de almendras, hojas Brahmi, azúcar cande y pimienta negra en polvo. Toma Brahmi Ghrita (Ghi) o jarabe Nervigour de Huxley.

24. Toma una dosis de Sanatogen a la noche, justo antes de irte a domir. Tendrás buen sueño. Puedes tomar otra dosis a la mañana temprano. Tómalo con leche.

25. Acuéstate tranquilamente, con la mente y el cuerpo relajados. Esto te dará tanta recuperación como el sueño mismo. Una meditación silenciosa también te dará un descanso perfecto.

26. Antes de acostarte, repite los siguientes Mantras:
OM Aastikaaya Namah, OM Agastyaaya Namah, OM Kapilaaya Namah, OM Muchukundaaya Namah, OM Maadhavaaya Namah.

Estas cinco personas eran buenos dormidores. Recordarlos te dará buen sueño. Los primeros tres son Rishis. El último es el Señor Vishnu durmiendo en el océano de leche. Muchukunda aparece en el Bhagavata.

Baño De Pies Con Mostaza

Pon dos cucharaditas de mostaza en polvo en una palangana con agua caliente. Siéntate en una silla o un banco. Pon la palangana cerca del banco. Mantén las piernas en el agua durante 15 ó 20 minutos. Luego saca los pies del agua. Sécalos con una toalla seca, ponte las medias y acuéstate. Esto te dará un sueño profundo. Es también útil en casos de jaqueca, vértigo, reumatismo, fiebre, etc. Esto se usa en los pies también para controlar los resfríos.

Ciencia de La Relajación

La vida se ha vuelto muy compleja en estos días. La lucha por la existencia es muy extrema e intensa. Hay una competencia muy nociva en toda profesión. El problema del pan se ha vuelto muy difícil. Hay desempleo por todas partes. En estos días, sólo obtienen trabajo jóvenes brillantes con calificaciones extraordinarias y recomendaciones. Por lo tanto, se le impone al hombre moderno mucho esfuerzo mental y físico continuo mediante un trabajo diario agotador y un modo de vida insalubre.

La acción produce movimiento; los movimientos generan hábitos. El hombre ha adquirido muchos hábitos artificiales. Ha permitido que se pierdan los hábitos originales de la naturaleza. Ha generado tensión en muchos músculos y nervios por medio de hábitos incorrectos. Ha olvidado los primeros principios de la relajación. Tendrá que aprender lecciones del gato, el perro y el niño en la ciencia de la relajación.

Si practicas relajación, ninguna energía se desperdiciará. Estarás muy activo y enérgico. Durante la relajación, los músculos y nervios descansan. El Prana o energía se almacena y conserva. La vasta mayoría de las personas que no tiene un entendimiento completo de esta hermosa ciencia de la relajación, simplemente desperdicia su energía creando movimientos de los músculos innecesarios y poniendo los músculos y nervios bajo gran tensión.

Algunas personas sacuden sus piernas innecesariamente mientras están sentadas. Otros tocan Mridanga o Tabla (tambor) con sus dedos sobre la mesa cuando sus mentes están ociosas o distraídas. Otros silban. Algunos sacuden la cabeza. Otros dan golpecitos con los dedos en su pecho o abdomen. Así se disipa la energía mediante movimientos innecesarios de las diferentes partes del cuerpo, lo que se debe a la falta de conocimiento de los principios fundamentales de la ciencia de la relajación.

No confundas pereza con relajación. El hombre perezoso está inactivo. No tienen inclinación por el trabajo. Está lleno de letargo e inercia. Es lerdo, mientras que un hombre que practica relajación sólo descansa. Él tiene vigor, fuerza, vitalidad y resistencia. Nunca permite que se filtre ni la más mínima cantidad de energía. Realiza un trabajo maravilloso cuidadosamente en un tiempo mínimo.

Cuando quieres contraer un músculo para realizar una acción, se trasmite un impulso desde el cerebro al músculo a través del nervio. La energía o Prana viaja a través de los nervios motores, llega al músculo y hace que juntes sus extremos. Cuando el músculo se contrae, levanta el miembro que quieres mover. Entonces puedes realizar la acción fácilmente. Primero hay un pensamiento. Después toma la forma de acción por medio de la contracción de los músculos.

Cuando realizas una acción conscientemente, se le da un mensaje a la mente y ésta obedece inmediatamente
Un hombre de naturaleza fácilmente irritable no puede gozar de paz mental. Su cerebro, sus nervios y sus músculos están siempre bajo alta tensión. A cada minuto, está gastando abundante energía muscular y nerviosa, y poder cerebral. Es un hombre muy débil aunque pueda estar dotado de fuerza física, porque pierde su equilibro mental con facilidad. Si realmente quieres gozar de paz imperturbable y deleite permanente, debes tratar de poseer una mente calma, controlada y equilibrada erradicando la preocupación, la ansiedad, el temor, la ira, los impulsos y los estímulos represores. enviando una corriente de energía a la parte deseada. Un acto inconsciente se hace instintiva o mecánicamente. La mente no espera órdenes. Cuando un escorpión te pica un dedo, el dedo se retira de inmediato. No discutimos en este caso. Esto es un movimiento instintivo o mecánico.

Supón que quieres levantar una silla; el deseo crea un impulso en el cerebro. El impulso es trasmitido a los músculos de los brazos desde el cerebro por medio de los nervios motores. Una corriente de Prana o energía se trasmite a lo largo de los nervios desde el cerebro. Los músculos se contraen y tú realizas la acción de levantar la silla. Similarmente llevas a cabo todas las otras acciones, ya sean conscientes o inconscientes. Si los músculos trabajan en exceso, se gasta más energía y sientes fatiga. Hay mucho desgaste por el uso en los músculos mediante el exceso de trabajo, el esfuerzo y la tensión debido al pesado gasto de Prana o energía.

No ganas nada preocupándote innecesariamente y manifestando ira en vano. La ira pertenece a una naturaleza brutal. Produce verdadero daño al cerebro, la sangre y los nervios. No te beneficias en lo más mínimo manifestando ira. Repitiendo una acción, se forma un hábito en la mente. Si te preocupas frecuentemente, se desarrolla el hábito de preocuparse. Tu vitalidad y energía simplemente se consumen por medio de la preocupación, la ira y el temor. ¿Por qué deberías temer cuando todo es sólo tu propio Ser? Temor, ira y preocupación son productos de la ignorancia. Los músculos y nervios de una víctima de la ira y la preocupación están siempre en contracción y alta tensión.

La acción de un grupo de músculos puede ser controlada mediante la operación de otro grupo de músculos. Un impulso puede tratar de poner a un grupo de músculos en movimiento y tú puedes contrarrestar la acción de este grupo de músculos por medio de otro impulso represivo a través de otro grupo de músculos.

Si un hombre te insulta, enseguida saltas para golpearlo. Un impulso ya ha puesto en movimiento a un grupo de músculos. Tú puedes controlar este impulso por medio del discernimiento y la reflexión: “No gano nada golpeándolo. Es un hombre ignorante. No sabe lo que hace. Voy a perdonarlo”. Un impulso represor controlará de inmediato la operación del primer grupo de músculos por medio de otro grupo de músculos. Ese surgimiento de impulsos y contra-impulsos o impulsos represores causa gran tensión en nervios, músculos y cerebro. Muchas personas son esclavas de los impulsos; de allí que no gocen de paz mental. Son sacudidos de acá para allá.

La ciencia de la relajación es una ciencia exacta. Se puede aprender fácilmente. La relajación de los músculos es tan importante como la contracción de los músculos. Yo hago mucho hincapié en la relajación de la mente, los nervios y los músculos. La relajación es de dos clases, mental y física. Hay otra clasificación. Si relajas ciertos músculos de ciertas partes solamente, es relajación parcial. Si relajas todos los músculos del cuerpo entero y la mente, es relajación total.

2 Comments

  1. Gratisimas por esta informasel. Buen dia. Agradesco si pueden enviar informasel a este email.

  2. Gracias por estos buenos consejos , son todos muy interesantes , tratare de ponerlos todos en practica, sin embargo tengo una duda , ustedes siempre dicen que al levantarse por las mananas sonriamos y seamos alegres por un dia mas de vida , y eso me parece genial , pero y si la noche anterior se tuvo una polucion y esto es algo constante como me voy a levantar sonriendo y siendo feliz si la vida se me esta escapando de las manos?

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *