Putin amenaza reducir a Estados Unidos a cenizas nucleares: “¡Ahora nos escucharán! “

Putin amenaza reducir a Estados Unidos a cenizas nucleares: “¡Ahora nos escucharán! “
Click to open popup



Tiempo de lectura: 8 minutos

Un nuevo informe mordaz del Consejo de Seguridad ( CS ) que circula hoy en el Kremlin afirma que pocas horas después de que el general John Hyten, comandante del Comando Estratégico de los EE. UU. ( USSTRATCOM ), afirmó escandalosamente que Rusia es “la única amenaza existencial para el país en este momento“, e informes surgen de que Estados Unidos está preparando a sus aliados europeos para comenzar ataques nucleares contra Rusia . El presidente Putin habló a todo el país advirtiendo que si se ataca con armas nucleares, Rusia no dudaría en responder de la misma manera, con su advertencia adicional de que también consideraría los ataques nucleares contra los aliados de la nación como un ataque a Rusia, con su sombría descripción de la capacidad de Rusia de reducir a Estados Unidos a cenizas nucleares con su invencible nuevo ICMB misil hipersónico armado Sarmat y su respuesta a Washington que ha ignorado las advertencias previas de Moscú al decir: “¡Nos escucharán ahora!

Por Sorcha Faal

El presidente Vladimir Putin revela los objetivos de su país vs. America : “Los rusos tienen diferentes ambiciones muy elevadas; más de un tipo espiritual. Se trata más de su relación con Dios“.

Según este informe, el hecho es que Rusia no represente una “amenaza existencial” para Estados Unidos todo lo contrario es lo que por parte de sus órganos propagandísticos de medios de comunicación convencionales le ocultan a sus ciudadanos, ya que los mayores riesgos que amenazan a los Estados Unidos son los que ellos mismos han creado. Como el año pasado fue increíblemente detallado en un estudio del Pentágono que afirmó que: “el imperio estadounidense se está derrumbando“, y cuyo análisis advirtió :

Un nuevo estudio extraordinario del Pentágono concluyó que el orden internacional respaldado por los Estados Unidos establecido después de la Segunda Guerra Mundial se está “deshaciendo” e incluso puede estar “colapsando”, conduciendo a que Estados Unidos pierda su posición de “primacía” en los asuntos mundiales.

La solución propuesta para mantener a USA, sin embargo, en el poder dentro de este nuevo ambiente de “post-primacía” es más de lo mismo: más vigilancia, más propaganda (“manipulación estratégica de las percepciones”) y más expansionismo militar.

El documento concluye que el mundo ha entrado en una fase de transformación fundamentalmente nueva en la que el poder de EE.UU está en declive, el orden internacional se está desmoronando, y la autoridad de los gobiernos en todas partes se está desmoronando.

Habiendo perdido su estatus pasado de “preeminencia”, EE.UU. ahora habita en un mundo peligroso, impredecible de “post-primacía”, cuya característica definitoria es la “resistencia a la autoridad”.

La ” resistencia a la autoridad ” de la que habla el Pentágono , sin embargo, detalla este informe, es en realidad un mundo cansado de los Estados Unidos y de sus aliados europeos que usan su poder militar para forzar el cambio social demoníaco de corte liberal (abanderando la homosexualidad / el sexo infantil / la violencia gratuita como entretenimiento, etc.) sobre las naciones que buscan adherirse a los valores tradicionales del hogar, la familia y la religión, y cuyo derecho a autodestruirse como meros “experimentos sociales “ es, sin duda, por elección propia, pero cada día que pasa están siendo enfrentados por naciones que buscan controlar sus propios destinos y a lo que los estadounidenses han respondido al dividir arrogantemente al mundo entero en esferas militares que erróneamente creen que controlan.

El mundo dividido en zonas de influencia y control militar según EE.UU.

Dado que el pueblo estadounidense prefiere un país que funcione, y no un imperio, este informe continúa, sus deseos, sin embargo, han sido ignorados por las ortodoxias tanto del Partido Demócrata como del Partido Republicano, pero cuya gestalt nacional, algo que se hace de muchas partes y, sin embargo, es más o menos diferente de la combinación de sus partes –se rebeló contra los gobernantes del imperio para elegir como presidente a Donald Trump- y quien, el verano pasado, fue a Polonia para entregar una de las defensas más importantes de la civilización occidental que alguna vez se expresó en los tiempos modernos y en la que denotó la verdadera crisis:

La pregunta fundamental de nuestro tiempo es si Occidente tiene la voluntad de sobrevivir.

¿Tenemos la confianza en nuestros valores para defenderlos a cualquier costo? ¿Tenemos suficiente respeto por nuestros ciudadanos para proteger nuestras fronteras? ¿Tenemos el deseo y el coraje de preservar nuestra civilización frente a aquellos que la subvertirían y destruirían?

Nuestros ciudadanos no ganaron la libertad juntos, no sobrevivieron horrores juntos, no enfrentaron al mal juntos, solo para perder nuestra libertad por falta de orgullo y confianza en nuestros valores. No lo hicimos y no lo haremos. Nunca retrocederemos.

A quién el presidente Trump prometió no dar marcha atrás, explica este informe, fue a los demoníacos anticristos globalistas que controlan el gobierno en las sombras de los Estados Unidos, conocido bajo el nombre de “Estado Profundo“, y sus partidarios principales de propaganda de siempre, los medios de comunicación, buscan nada menos que la destrucción total de los Estados Unidos -y de quien, hace aproximadamente 57 años, en 1961, el reverenciado general estadounidense que salvó al mundo de la tiranía fascista nazi, el presidente Dwight Eisenhower, asimismo, advirtió a su nación al afirmar:

Hasta el último de nuestros conflictos mundiales, los Estados Unidos no tenían industria de armamentos. Los fabricantes estadounidenses de arados podrían, con el tiempo y según fuera necesario, también fabricar espadas. Pero ahora ya no podemos arriesgarnos a la improvisación de emergencia de la defensa nacional; nos hemos visto obligados a crear una industria de armamentos permanente de vastas proporciones. Sumado a esto, tres millones y medio de hombres y mujeres están directamente involucrados en la industria de defensa. Gastamos anualmente en seguridad militar más que el ingreso neto de todas las empresas en Estados Unidos.

Esta conjunción de un inmeso aparato militar y una gran industria de armas es nueva en la experiencia estadounidense. La influencia total, económica, política, incluso espiritual, se siente en cada ciudad, en cada gobernación, en cada oficina del gobierno federal. Reconocemos la necesidad imperiosa de este desarrollo. Sin embargo, no debemos dejar de comprender sus graves implicaciones. Nuestro trabajo, recursos y medios de vida están de lleno involucrados; también lo está la estructura de nuestra sociedad.

En los consejos de gobierno, debemos protegernos contra la adquisición de una influencia injustificada, ya sea solicitada o no, por el complejo militar-industrial. El potencial para el desastroso aumento del poder fuera de lugar existe y persistirá.

Nunca debemos permitir que el peso de esta combinación ponga en peligro nuestras libertades o procesos democráticos. No deberíamos dar nada por hecho. Sólo una ciudadanía alerta y bien informada puede obligar a tener a raya la enorme maquinaria de defensa industrial y militar con nuestros métodos y objetivos pacíficos, para que la seguridad y la libertad puedan prosperar juntas.

Sin embargo, al ignorar la advertencia del presidente Eisenhower, detalla este informe, el gobierno en la sombra estadounidense o “Estado profundo”, en los últimos 50 años, ha desatado un caos total sobre el mundo entero matando a millones de personas inocentes y destruyendo innumerables naciones en su búsqueda de convertirse – sin éxito – en un imperio global, y que hoy en día ahora ve su asombroso presupuesto militar multimillonario superando al de China, Rusia, Reino Unido, Francia, Japón, Arabia Saudita e India combinados, mientras que al mismo tiempo, Estados Unidos ha permitido que su otrora majestuosas ciudades e infraestructura se degraden en las condiciones de cualquier país del tercer mundo, mientras decenas de millones de estadounidenses permanecen sin hogar y reducidos a ser esclavos de la deuda obligados a vivir en la más absoluta pobreza.

Al mismo tiempo, el pueblo estadounidense se ha visto obligado a vivir en la pobreza en sus ciudades y pueblos derruidos en pos de los sueños imperialistas del “estado profundo”. Este informe señala que no se puede decir lo mismo de sus líderes gubernamentales más liberales. -como la senadora demócrata estadounidense Elizabeth Warren, que se define como defensora de los oprimidos, pero que cuya fortuna asciende a millones de dólares y vive en una mansión de US$5 millones – la congresista demócrata estadounidense Maxine Waters , que siempre asegura ser pobre, pero que puede permitirse compraR una mansión de US$4.3 millones -y, lo más sorprendente, la líder congresista del Partido Demócrata de los Estados Unidos, Nancy Pelosi, cuya fortuna se estima en más de US$193 millones y que ha podido acumulartodo eso mientras apenas gana un salario de US$193,000 al año.

La razón por la cual el pueblo estadounidense llegó a ser gobernado por estos constructores del imperio del “Estado Profundo” enriqueciéndose con las ganancias de la guerra, explica este informe, se debió a que el pueblo fue deliberadamente convertido en idiota gracias a su corrupto sistema educativo nacional controlado por el Partido Demócrata, pero cuyos efectos no fueron suficientes para evitar que Trump fuera elegido en un momento gestalt nacional por decenas de millones de personas que querían ser libres y como lo demostró Bill Ivey, uno de los principales funcionarios de campaña de Hillary Clinton, quien en uno de sus correos electrónicos revelados por Wikileaks reveló asombrosamente:

Y, como he mencionado, todos hemos estado bastante complacidos con degradar el gobierno, abandonar la educación cívica y, en general, conspirar para producir una ciudadanía inconsciente y obediente. El desconocimiento del pueblo sigue siendo fuerte, pero su obediencia a nosotros obviamente se está desvaneciendo rápidamente. Este problema exige un pensamiento serio de verdad, y no solo un mensaje impulsado por las encuestas y de inspiración demográfica.

Con nueva evidencia estadística que demuestra que la Tercera Guerra Mundial está próxima y otro oficial anónimo de la inteligencia estadounidense advirtiendo que estos globalistas del “Estado Profundo” están intentando iniciar una guerra masiva, y quien advierte de gravedad que “el mundo no tiene idea de lo que se viene“, esto informe concluye que al presidente Putin no le quedó más remedio que emitir su advertencia de guerra, pero que, si no se le presta atención, verá, sin lugar a dudas, a Rusia poner fin de una buena vez a este imperio demoníaco estadounidense para que no destruya todo el mundo.

Hace cincuenta años, las calles de Leningrado me enseñaron una cosa: si una pelea es inevitable, primero debes atacar“. El presidente ruso Vladimir Putin

 

Review
Summary
  • Review
  • Summary

Pros

Cons

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: contenido protegido