Visión teológica sobre la Columna Vertebral

Visión teológica sobre la Columna Vertebral
Click to open popup



Tiempo de lectura: 5 minutos

“Hombre conócete a ti mismo y conocerás el Universo”.

Memorandum 30

Gratitud a una inquietud de un antropogeneo que nos pide hablemos sobre la columna, la importancia de esta porción del organismo humano en relación a las prácticas del mutante, que sucede en el proceso iniciático cuando la columna tiene alguna afectación, que cuidados los practicantes taoístas debemos tener con la columna vertebral…? Esta solicitud nos permite indagar, discernir y adentrarnos en la inmensa labor de “conocernos”.

La puerta y el camino de las sales y las cales
La Espina Dorsal (door sal) está compuesta de 33 vertebras (ver- ti- entes de ebras, o ver allí a los Seres que ojo humano no lo puede ver, aquellas hebras en los que suben o bajan los seres). Las 33 cámaras del ocultismo se develan cuando el iniciado pasa en su ascenso triunfante cámara tras cámara. Cada una de ella representa un estado de conciencia, un cerebro, una edad esotérica en sabiduría, un logro cuyas virtudes le confieren poderes y tremendas responsabilidades.

Llamada esta porción estructural también Raquis (RA KI DEO, fuerza solar del Ki deo o teo, en el cual están las posibilidades de Ser o No ser). La ciencia encontró que solo los niños e infantes tienen 33 vertebras. Los adultos sueldan las 9 vertebras inferiores dejando el resultado de 2 vertebras inferiores y las otras 24 superiores, por su ubicación y conexión activa directa las subdividen en 5 vertebras lumbares, 12 vertebras torácicas y 7 vértebras cervicales.

Desde el punto de vista esotérico, develaciones hechas por el Gran Maestre Jha Kelium Zeus Induseus, sabemos que las 4 vertebras coxígeas mas las 5 vertebras sacras están localizados los entes que perdieron la luz, corresponde a las regiones inferiores o infernibles, en forma esotérica concientiva.

Empero aquí mismo es donde el iniciado emprende su labor, cual es bajar a la morada de Pluton, donde habita Medusa (la legión de egos) y el héroe le corta la cabeza. Todo esto es posible porque el iniciado sabe ejecutar la labor SAKRA y rescata a la Divina Madre Kundalini de la prisión de ese castillo. Esto corresponde a la región sacra o hueso sacro. El hueso sacro delinea la forma serpiente (Ser pio –pi-ente) del fuego representado por el caduceo de mercurio. Esta es la región física en la cual se reúne la extensa cantidad de nervios que comunican las fuerzas terrenas desde los pi-es a la base de la columna; y desde su mismo centro se permite, a la vez que emitir los fluidos etericos que conformaran la existencia de las nuevas criaturas tanto en el mundo físico: desde el pubis.

Desde este centro neurálgico se abre la posibilidad de enviar a lo superior, a lo espiritual, por los conductos semietericos semifisicos llamados IDA, PINGALA y SUSUNMA, NADI CHITRA, la energía transformada mediante la fragua de vulcano, o con las prácticas místicas secretas del Tao. En todo su recorrido, la columna ejerce la relación directa con todos los órganos y porceles del cuerpo humano. En lo esotérico, con los nadis, chacras y recorridos de las energías sutiles. En su porción superior la columna se une a la boca de Dios, al encéfalo raquídeo donde encontramos el Tálamo de Dios y los 3 puntos o los tres aspectos Divinos, en cuya corona se abre la conexión superior, al cosmos, mediante el Anntia Dauna Zastaza. Por lo explicado, podemos llamar a la espina dorsal: La Columna Sideral.

Estas 9 vertebras inferiores aparentan tener correspondencia directa a la labor esotérica de bajar a la 9na esfera. De ella se desprende, más no en vibración tridimensional, la inversión de kundalini, el kundartiguador y el kundabufer.
Los seres que inician la existencia en la luz empiezan en la vertebra 10 (antes los seres son Monadas o Nonadas y aun mas inferior, demonios o sin luz). Esto físicamente corresponde al inicio de las vertebras lumbares (lumen o lumínicos, lumbreras). En esta cámara nacen los Chelas, primero negro y llega hasta la vertebra 14 que es el Chela Sol. Dos grados de Chelas superiores (morado y luz) ya inician su labor con la fuerza de Thor en las vértebras Thoraxicas.

En las vertebras torácicas, que llega al 26 contando desde la base inferior, hasta allí llegan los iniciados que encarnaron a su Mahatma (pasando igual por todos los grados mahatmicos). En las vertebras superiores en la cantidad de 7, llamadas cervicales nacen los Maestros en sus diferentes niveles. Aquí se fijan las 12 cales y las 12 sales. Que se llamen a estas vertebras SER-VI-KALES, no es una mera coincidencia.

En algún momento, el V. Maestro Samael, nos hablo del bípedo tricerebrado y tricentrado. Corresponde a los aspectos de Dios Padre, Dios Hijo, y el Fuego de la Sabiduría Dragónica

Hasta aquí hemos vistos tres centros: del demonio, del Mahatma, y del Maestro, nos falta el centro del Dragón, cuando este se despetra y es develado en una criatura humana, esta energía de fuego y sabiduría recorre todas las 33 vertebras y por ello tiene la sabiduría de los infiernos y de los cielos. En el taoísmo se descubre que el ser humano que se levante puede llegar a ser Cuatrisentrado y al nacer el demonio al igual que los Seres Divinales, la batalla es titánica para hacer del demonio, el ángel que un día fue. Aunque cuadricentrados son los Hanasmusem, que es, por palabras del Maestro Kelium, la peor desgracia cósmica ya que en ellos hay iniciaciones negras.


Visión teológica sobre la Columna Vertebral:

Génesis 2:16,17 El árbol de la ciencia del bien y del mal.

Génesis 3:24, El árbol de la vida.
En el Taoísmo Chino, la columna vertebral es simbolizada por el bambú.
En el libro Hebreo, la columna igual es representada por el bastón o callado del pastor. Bastón que igual toma la vida y forma de la Serpiente (de Moisés).
De la Grecia sale el simbolismo muy explicito en su significado esotérico, del Caduceo de Mercurio.

En el antiguo Egipto de los Hierofantes, la vara con la llave Tao, simboliza la labor oculta en la Columna. El vencedor llevaba a la misma serpiente en su frente, signo de haber levantado a la Serpiente.

Los Templos y las pirámides, las serpientes, el árbol sobre ríos de agua, son los símbolos de la labor sagrada que debemos realizar en nuestra columna. Estos símbolos los encontramos en toda cultura, en todo pueblo del culto Solar.
Dejamos a las inquietudes que los lectores quieran presentar para extender con la mayor claridad posible estos misterios que estuvieron ocultos por siglos y que hoy gratitud a los Mensajeros de la Logia Blanca, hoy se develan a la humanidad.

 

Por:  IKIHANTI

1 Comment

  1. …MUY IMPORTANTE INFORMACION , GRACIAS POR PUBLICARLA

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: contenido protegido