La Coca Cola y Cervezas

La Coca Cola y Cervezas
Click to open popup



terror-en-alimentos-7De hace unos veinte y pico de años para acá, repetimos una vez más, esas logias, han planificado poner a comer a los gentiles, comida venenosa perjudicial para la salud, llena de grasas, sangre y carnes de animales inmundos, grasas saturadas, hormonas perjudiciales y sustancias químicas que perjudican la salud y acorten la vida, y a tomar líquidos igualmente perjudiciales que hacen el mismo efecto.

Había que darles a esas bebidas y comidas un sabor delicioso o rico y ponerles drogas, para que la gente se habituara y no pudieran dejar de consumirlos.

Empezaron con “refrescos”, o bebidas envasadas como la coca cola. El jarabe venenoso y ultra secreto de ésta bebida satánica, contiene componentes como estiércol de cochino, sangre de cochino, cocaína, cafeína, componentes esotéricos de sabiduría judía milenaria en brujerías, que perjudican el cuerpo físico y el alma, componentes químicos perjudiciales, etc.

– Es sabido popularmente, que la coca cola produce flacidez muscular, ésto lo conocen miles de personas, pero lo que no saben que al mismo tiempo que éste infernal “jarabe” afloja los músculos y produce flacidez, el mismo efecto tiene sobre los esfínteres que regulan la salida seminal, en hombres y mujeres.

– Un mal de moda hoy día, es la eyaculación precoz, es un mal generalizado en los hombres que al penetrar en la mujer, solo aguantan muy pocos minutos antes de botar el semen, porque sus esfínteres se han aflojado.

– Estos son como una válvula, que cuanto más dura esté, más presión aguanta, para que el líquido no se salga, pero si se aflojan sus resortes el líquido o semen se sale con facilidad a través de ellas.

– En todos los periódicos del mundo, salen multitud de avisos donde médicos ofrecen curar la “eyaculación precoz” como la llaman.

– Consultando a adolescentes sobre éste problema aquí en Méjico, a muchos adolescentes, casi todos coincidían en que la mayoría solo aguantaba unos escasos minutos con su pareja sin que tuvieran “emisión de semen”, como dicen en Levíticos en la Biblia, o una eyaculación como dicen vulgarmente el público.

– Todos los que tenían ese problema coincidían en que tomaban bastante coca cola y otros refrescos de esas trasnacionales judías.

– Afirmamos aquí, que la coca cola y otros refrescos de trasnacionales judías, tienen componentes químicos que aflojan los esfínteres, que los ponen flácidos y por lo tanto ocasionan éste problema, además de que enferman física, mental y espiritualmente.

– ¿Y con qué finalidad?, como es sabido y lo hemos explicado, la 29 persona que bota muy frecuente el semen, su voluntad se debilita, su cerebro funciona mal, es dócil, débil y su vida es breve.

– Eso es lo que busca el sionismo, debilitar, enfermar y atrofiar a los gentiles y acortar la vida.

– La comunidad judía prohíbe a sus miembros más selectos, tomar coca cola y otras bebidas fabricadas por sus trasnacionales, les prohíbe comer grasa o sebo, carne de cochino, y sangre de animales o aves.

– Si uno toma una botella de esa infernal bebida coca cola, y deja que salga todo el gas y que se entibie, el gusto es inmundo, como un vomitivo, pero llena de gas y helada no es así.

La coca cola es el principal cliente de hojas de coca de Bolivia, y eso ningún medio de comunicación del mundo lo comenta, porque todos son de judíos, por cierto que el Presidente de Bolivia Evo Morales, lo dijo el otro día en un discurso, que porqué siendo los EU el principal cliente de hojas de coca de Bolivia, aplicaba esa doble política de destruir las plantaciones de coca y por otro lado era el principal cliente comprador de éstas en Bolivia?, pero los gringos en su política son estrictamente sionistas, usan siempre el doble discurso, la mentira, la hipocresía , el cinismo extremo, etc.

Juntamente con ésta bebida, se han inventado centenares de bebidas perjudiciales, todas fabricadas y envasadas por trasnacionales judías.

Estos comederos de comidas rápidas, con que el sionismo judio ha inundado el mundo, le ponen además de todas las aberraciones que hemos tratado de describir, drogas, los EU son el principal cliente de hojas de coca de Bolivia, de la amapola de Pakistán o Afganistán.

– Les ponen pequeñas dosis de drogas a sus comidas, en las salsas, en la grasa de cochino, ratas o lombrices, con que fríen todo, para que la gente se sienta bien al comer y después que sientan el impulso de volver, el hábito y así vemos el fenómeno en todas partes del mundo, de que esos comederos de comidas rápidas inmundas y venenosas, pero con “rico sabor”, y en los que solo sirven bebidas refrescos, tipo coca cola y todos refrescos de trasnacionales judías, todos nocivos y venenosos para la salud, se la pasan llenos gente, grandes filas de automóviles, para llevar comidas a las casas, los estacionamientos llenos, y otra cantidad de gente a pie, que entran a comer.

– Y en todos estos comederos, repetimos, se toman las bebidas venenosas y nocivas para el cuerpo y el alma, fabricadas por las grandes trasnacionales judías, como la coca cola, pepsi cola, y los centenares de refrescos o bebidas infernales que se han inventado los judíos.

– Esta demostrado que a todas éstas bebidas, incluso al agua “mineral”, que envasan, les ponen conservadores químicos y venenos, que van lentamente deteriorando el organismo, al punto que a los diez años de estar tomando esos “refrescos” las personas tienen tantos achaques y la sangre tan cargada de venenos que de cualquier cosa se mueren.

30 La coca cola, fabrica y envasa, aparte de ésta bebida, agua mineral, naranjada y multitud de otras bebidas. Hay bebidas energéticas (con drogas), como el Red bull, Gatorade, etc.

– La coca cola, repetimos lo que hablamos en el primer libro, va envenenando la sangre y produce a la larga disociación psicótica y pérdida completa de la razón, acorta la vida, afloja los músculos y los esfínteres seminales o sexuales y los hombres que toman coca cola, botan el semen con gran facilidad, lo cual la “ciencia médica” lo ha calificado con el infernal nombre de eyaculación “precoz”.

Están vendiendo los laboratorios de fármacos, millones de dólares diarios de “medicamentos”, para combatir éste flagelo, de que el hombre común, no puede estar ni cinco minutos o a veces ni un minuto, teniendo relaciones sexuales sin fornicar o sea sin botar el semen.

– Estos fármacos retardan artificialmente el derrame seminal, pero enferman de la próstata y generan otras enfermedades.

– Además la “inocente” coca cola y también las otras bebidas fabricadas por éstas trasnacionales judías, producen pereza mental y física, las amas de casa se vuelven perezosas y lujuriosas y los hombres se van degenerando física y mentalmente, al botar el semen con gran facilidad.

– ¿Será que de ésos, que van asiduamente, a esos comederos de comidas rápidas y bebidas venenosas va a salir algún revolucionario, algún luchador contra éstas aberraciones con que el sionismo judío tiene sometido al mundo?, no, puros lacayos, esclavos dóciles y pobres demonios, moradores de la esfera o mejor dicho deberíamos decir “moridores” de la esfera.

Entonces aparecen en la sangre lo que los médicos alópatas, llaman colesterol malo, triglicéridos, y cantidad de tóxicos, que la ciencia no ha descubierto, que van poco a poco minando el cuerpo y deteriorándolo.

El hígado, el páncreas, el sistema inmunológico, el estómago, los intestinos, las glándulas internas, etc, luchan contra éste proceso destructivo, y envenenador producido por comer lo que el cuerpo no está adaptado o no está diseñado para comer: carnes, grasas y sangre (Por eso es que la Biblia y el Corán ordenan no comer carne de animales muertos, no comer cochino, ni animales que se arrastren o roedores, ni sangre, ni grasa.

Cuando el cuerpo está joven y las energías son poderosas, la lucha contra éste flagelo, es relativamente exitosa, en la mayoría de los casos, aunque la salud no es buena, pero al pasar de la mediana edad (35 años) ya los órganos y mecanismos naturales del cuerpo se empiezan a cansar de luchar contra éste proceso destructivo, y van dejando pasar cada vez más tóxicos y materias nocivas a la sangre, la cual se va ensuciando, y contaminando cada vez más.

El cuerpo humano que es un organismo complejísimo y sabio, lucha aislando los venenos y tóxicos que dejan pasar el hígado , el páncreas y otros órganos, agotados por el esfuerzo continuado, y los concentra algunas veces en alguna zona del cuerpo, aislándolos y allí se forma un tumor, que generalmente a la larga o a la corta, altera sus células y se vuelve canceroso.

– 31 Otras veces, de tanto esfuerzo, se daña el páncreas y se produce la enfermedad tán difundida, conocida por diabetes o pancreatitis, o el hígado se enferma (cisrrosis, hepatitis), o se dañan las arterias porque la grasa y los venenos, producto de la putrefacción de la carne, van volviendo frágiles las arterias y van adhiriéndose a las paredes de éstas, disminuyendo su diámetro útil y produciéndose la tan común arterioesclerosis, o éstas materias dañinas absorbidas por los intestinos, dañan el corazón y se producen infartos, mal funcionamiento (arritmias), o se daña la sangre, leucemia, o éstos tóxicos dañan las glándulas internas.

Según los científicos, la carne tiene 75% de toxinas y 25% de proteínas, por eso vemos que en la raza actual, a los cuarenta o cincuenta años, e incluso jóvenes, están llenos de achaques , enfermedades y dolencias de todo tipo.

Pero ahora en la actualidad el sionismo ha puesto en funcionamiento un sistema muy perverso para degenerar a los animales y que éstos a su vez degeneren y enfermen a los que comen sus carnes.

Hace unos cincuenta años, en todos los países había refrescos fabricados por firmas locales, que no eran perjudiciales, eran bebidas dulces con sabor a frutas y generalmente no tenían elementos químicos perjudiciales y así en el resto del mundo también; poco a poco la mafia judío sionista, fue destruyendo esas pequeñas compañías de refrescos, ya destruyendo sus envases de vidrio, ya incendiando sus instalaciones o asesinando a sus dueños y así fueron desapareciendo esas compañías de refrescos de gentiles o cristianos y fueron quedando solo las compañías de refrescos de grandes trasnacionales judías, liderizadas por coca cola, pepsi cola, gatorade , etc., centenares de bebidas que se inventaron, todas con elementos perjudiciales para la salud, y la mayoría con drogas para formar hábito en la gente.

Así impusieron en todo el mundo, los judíos sus bebidas embotelladas o enlatadas.

Se han apoderado, también de la cerveza, la cual antes era fabricada, por compañías grandes o pequeñas de cristianos.

Hoy día, toda gran compañía, productora de cerveza está en manos de capitales judíos y la fabrican como ellos lo ordenan, le ponen entre otros componentes nocivos, ácido fosfórico, que provoca sed y ganas de seguir tomando, pero también provoca infartos, embolias ,etc.

Las compañías cerveceras, que todavía están en poder de gentiles o las compran o las quiebran.

Todas éstas bebidas producidas por trasnacionales judías, agregan venenos químicos a ellas, que van deteriorando poco a poco el páncreas, el hígado, el bazo, el corazón, las arterias, los riñones, etc.

Extraído de: “La Guerra Final Año 2012″ – por Emiliano Zapata

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *