Santidad

Santidad
Click to open popup



Sin Santidad no se consigue nada. Entre el Incienso de la oración también se esconde el delito. Todas las escuelas espiritualistas están llenas de adulterios, fornicaciones, murmuraciones, envidias, difamaciones, etc.

El orgullo se viste con la túnica de humildad, y entre el ropaje de la santidad el adulterio se viste de santo.

Las peores maldades que yo he conocido en la vida, las he visto en las escuelas espiritualistas.

Parece increíble, pero entre el óleo de la mirra y el incienso de la paz, también se esconde el delito.

Los devotos esconden sus delitos entre el sigilo de sus templos. Los profanos tienen el merito de no esconder el delito.

Los devotos sonríen llenos de fraternidad y clavan el puñal de la traición en la espalda de su Hermano.

 

Regresar al Índice de “Conciencia Cristo” por Samael Aun Weor

2 Comments

  1. Muéstrame el camino para llegar al bien…Por dónde ir si todo sabe a corrupción…

  2. gratisimas por la formasel, un savio dijo denme un palanka y movereel mundo do digo den me la doktrina taoista y me hare sakro kon la alluda del padre y suhijo amado jesus el kristo aom om sea

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *