La FDA suprimió una cura natural para el cáncer por más de 30 años

La FDA suprimió una cura natural para el cáncer por más de 30 años
Click to open popup



En la década de 1970, el Dr. Stanislaw Burzynksi encontró una cura no tóxica orientada a los genes para incluso la más letal de las formas de cáncer y él comenzó una guerra contra la Medicina Occidental sobre una forma virtualmente gratis de curar una de las “enfermedades” más caras y uno de los esquemas para enriquecerse a costa del sufrimiento humano que jamás se haya conocido. Sorprende que la FDA no haya asesinado a Burzynski, aunque financieramente hablando, eso es lo que hicieron con él por más de 30 años.

No existe ningún solo científico en el mundo que puede acabar con la estafadora industria del cáncer, la cual genera para sí misma excesivamente más cien mil millones de dólares todos los años. La FDA es una de las organizaciones de salud más corruptas del planeta y a menos que tus padres, tíos y tías sean todos Jueces de la Corte Suprema, no podrás contra los abogados de la FDA en la corte. Cuando Burzynski tuvo éxito al ganar algunas de sus batallas (no la guerra) contra la FDA, si casa fue allanada por ellos, junto con una del Dr. David Kessler y confiscaron por 8 años todos los registros detallados de 12,000 pacientes de Burzynksi

La FDA busca que la gente con cáncer muera de forma lenta y gastando mucho dinero

Ciudadanos estadounidenses inocentes quienes estaban siendo curados de “cáncer terminal” fueron de pronto privados del tratamiento de Bruzynski con antineoplastones, una combinación de fenilacetato y fenilacetil-glutamina (proteínas y aminoácidos) y muchos de ellos murieron. Los antineoplastones curaron incluso gliomas, los letales tumores cancerosos que se adhieren a la médula espinal y/o al cerebro. Burzynski curó más de 40 tipos de cáncer, incluyendo el cáncer de seno, vejiga, pulmón y  el terminal de cerebro.

El video documental, llamado “Burzynski: El Cáncer es un Negocio en Serio”, te lleva de inicio a fin, explicándote cómo este genio probó que podía curar a pacientes con cáncer que ya habían pasado por los tratamientos de quimioterapia y radiación, el despiadado sistema oficial podía propinar. Sus pacientes, niños y adultos, testificaron en la corte que sus medicinas naturales los habían curado, pero la FDA hizo que Burzynski callara. Los argumentos en la corte no fueron ni siquiera sobre si su tratamiento funcionaba o no, lo cual era obvio que sí funcionaba. La contienda que la FDA tenía fue que Burzynski estaba enviando sus medicinas.

El gobierno de los Estados Unidos, la Junta Médica de Texas, la FDA, y PhRMA fueron contra Stanislaw Burzynski, persiguiendo con falsos argumentos al sanador de cáncer y eventualmente robando su patente. Al dejar afuera a la mayoría de los ingredientes principales de la fórmula de antineoplastón, la FDA realizó sus propias pruebas clínicas fraudulentas y publicó información mostrando a la cura natural “patentada” como una “total estafa”. La Asociación Médica Americana (AMA) ha llamado “charlatanes” a los doctores que encuentran curas naturales por más de 80 años y la FDA utilizó el mismo truco con Burzynski.

Pero el Dr. Burzynski puede pasar a la historia como el doctor más persistente y resistente, aparte de que él fue capaz de revelar todo sobre la investigación fabricada por la FDA cuando descubrió información la cual ellos publicaron que revelaba que la FDA había diluido la fórmula del Dr. Burzynski de forma intencional para que no diera resultado.  (http://www.cancertutor.com/Other/NoCancer13.html)

Finalmente en 1993, Burzynski ganó en corte debido a que la junta médica no tenía argumentos, ni testigos expertos. De todos modos la presión de la FDA continuó durante 1995, enviando citaciones al doctor para que reapareciera en la corte por los mismos cargos, una y otra vez, gastando millones de dólares del dinero de los impuestos de los contribuyentes de los Estados Unidos. Los miembros del jurado de casos previos estaban asombrados y de hecho aparecieron en la sala de la corte para hablar ante la prensa sobre el ridículo que hacía la FDA. Parte de todo el escándalo involucró a la Clínica Mayo y a Sloan Kettering, quienes mintieron a Burzynski, diciendo que ellos solamente tenían 8 pacientes que se ajustaban al “protocolo” para las curas de Burzynski cuando en realidad 2,000 personas estaban literalmente muriendo esperando ser tratados con el tratamiento exitosamente efectivo de Burzynski.

Por lo tanto, lo creas o no, el Dr. Burzynski fue finalmente acusado en 1996. El juicio costó a los contribuyentes $60 millones. Así que ahí es donde tu dinero va cuando cometes el error de patrocinar a las fundaciones equivocadas como ACS (American Cancer Society), NCI (National Cancer Institute) or Susan G. Komen foundation. Al gobierno tus donaciones le sirven para silenciar cualquier hallazgo sobre curas naturales. Así que piénsalo dos veces la próxima vez que te inviten a una campaña de “listones rosados”.

Fuentes:

http://www.burzynskiclinic.com/what-are-antineoplastons.html

http://www.burzynskimovie.com

http://www.youtube.com/watch?v=Be1ihuZNg84

http://www.youtube.com/watch?v=MbadRxToNe8&feature=related

http://www.dailypaul.com/167486/burzynski-cancer-is-serious-business

http://www.cancertutor.com/Other/NoCancer13.html

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *