Gobierno USA Saboteó Ley para poder Adulterar Alimentos

Gobierno USA Saboteó Ley para poder Adulterar Alimentos
Click to open popup



usda-logoEn 1906, Upton Sinclair escribió la exitosa novela “The Jungle” (La Jungla), la cual de manera muy vívida expone la corrupción de la industria empacadora de carne estadounidense en aquel entonces y catapultó toda una era de periodismo dedicado a exponer todo sobre los alimentos adulterados, medicinas recetadas peligrosas y las desaliñadas porciones de animales criados para consumo.

Después de analizar la prolífica influencia del libro de Sinclair, el Presidente Theodore Roosevelt fue forzado a reaccionar de modo que promulgó la Ley de Inspección de Carnes y podo después de eso la Ley de Pureza de los Alimentos y los Medicamentos también conocida como “Ley Wiley”, nombrada en honor al Dr. Harvey W. Wiley, el químico jefe de la USDA.

El Dr. Wiley había publicado hallazgos sobre el uso extendido de conservantes dañinos, entre ellos el “embalsamamiento de carne de vaca”. Además de la investigación de Wiley y la exposición sobre lo alimentos adulterados, su lucha más grande fue contra los endulzantes sintéticos. Los endulzantes artificiales han estado presentes de 1870 y Wiley llamó a la glucosa y a numerosas otras los “campeones adulterantes” ya que no eran de verdad alimento, nada más relleno barato que envenenaba la industria alimenticia, sin que los consumidores supieran nada al respecto.

El Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA) irónicamente despidió al Dr. Wiley, es decir,  al mismo genio que había ayudado a dar pie al “documento histórico” y al defensor de la salud que se preocupaba bastante por los derechos de los consumidores. Ahora, con Wiley fuera de escena, la USDA se aprovechó de todos los vacíos y excepciones de la Ley de Pureza de los Alimentos y Medicamentos comenzando así lo que en última instancia se convirtió en la decadencia nutricional de los alimentos y de la salud en favor de las ganancias empresariales.

¿Podría ser que Wiley expuso demasiado, o tan solo fue un peón, para crear la legislación que haría lucir al Gobierno como si estaba haciendo lo correcto cuando en realidad abrió las puertas para la corrupción y la adulteración? Además, la Ley de Inspección de la Carne habría ordenado inspecciones rutinarias al ganado antes y después de sacrificarlo, lo cual representaría inspecciones continuas de la USDA en las plantas procesadoras.  Ellos podrían ir tan lejos como quisieran desde inspeccionar las carcasas para alimentar y fertilizantes. Lo que siguió rápidamente una “intervención lucrativa” de todo el proceso por parte de las “Gigantes Farmacéuticas” y control del Gobierno de la publicidad engañosa.

Para apreciar la notablemente profunda corrupción, nada más echa un buen vistazo a ciertas excepciones y exenciones de esta Ley de “pureza”. El término “producto de aves de corral” se refiere a cualquier cadáver de ave de corral; lo que quiere decir que pequeñas porciones del cadáver no han sido etiquetadas históricamente como ingredientes y están exentos de la “definición” de producto de ave de corral del Ministerio de Agricultura (tengan cuidados vegetarianos y veganos). Esta excepción incluye las partes que la mayoría de los comedores de carne no comerían incluso, como las entrañas, cerebro y huesos.

La historia de crímenes contra las leyes de alimentos y medicamentos es muy fuerte, pero el reinado más notable de esta naturaleza comenzó a inicios de los años 1900s en la infame Oficina de Química de los Estados Unidos, la cual después se convirtió en la Administración de Alimentos y Medicinas (FDA). La USDA básicamente era la FDA de aquella época y el verdadero motivo de la ley era impedir cualquier tipo aseveración respecto a las propiedades terapéuticas de los alimentos, vitaminas, suplementos y plantas medicinales, para así tener la vía libre para crear una cultura única en torno a las medicinas sintéticas y la adulteración “legalizada” de la carne. Sorprendentemente muy similar a la corrupción de hoy en día de las industrias alimenticia y farmacéutica, las empresas más poderosas a principios de los años 1900s tenían un interés particular en socavar toda clase de regulaciones.

Fuentes:

http://www.u-s-history.com/pages/h917.html

http://www.personalliberty.com

http://leda.law.harvard.edu/leda/data/654/Gaughan.html

http://www.academicamerican.com/progressive/topics/progressive.html

http://www.fsis.usda.gov/regulations/PPIA/index.asp

 

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *