Estados Unidos con largo historial de abusos a Animales

Estados Unidos con largo historial de abusos a Animales
Click to open popup



ratas-alimentadas-con-transgenicosA lo mejor has escuchado toda suerte de lemas de organizaciones que supuestamente recolectan fondos para investigar una cura contra el cáncer para las 4 “máquinas” asesinas de los Estados Unidos, entre las cuales están “Walk for the cure,” “March for the cure,” and “Rally for the cure,” pero el cáncer, las enfermedades del corazón, la diabetes y el alzhaimer ya tienen curas desde hace largo rato, así que, ¿por qué no mejor cambiar el eslogan a “Caminata para dar a conocer la cura contra el cáncer?”.

No cuesta nada hallar gente que apoya el abuso de animales, incluye disecciones con los animales todavía vivos y pruebas de radiación máxima, las cuales hacen pasar la vida de los animales por medio de un dolor insoportable, todo en nombre de la investigación médica y de “salvar vidas humanas”, pero ¿es eso lo que de verdad se está haciendo?

Tal vez quieras preguntarte por qué hay tantos fanáticos de los alimentos orgánicos hoy en día, reclamando a gritos el derecho a que los alimentos transgénicos sean etiquetados como tales y para que las localidades paren ya de fluorizar el agua, aparte del derecho a vender suplementos minerales y vitaminas si ninguna de las “regulaciones” de la FDA.

Las masas de borregos nada informados que pululan en estos días en total estado de inconsciencia, a las cuales la Dictadura de la Medicina Occidental conducen directamente a que padezcan enfermedades crónicas, hoy en día están siendo educadas rápidamente sobre cómo las enfermedades convencionales son estimuladas y alimentadas, en lugar de atribuirlo a causas “genéticas” o etiquetarlas como “incurables”.

La medicina preventiva no sólo elimina la necesidad del abusivo ensayo con animales para hallar las curas de enfermedades que son causadas por químicos en el los alimentos, el agua, medicinas recetadas y el ambiente.

Perpetuando el mito de que la Medicina Occidental todavía sigue buscando curas para las enfermedades

Los Estados Unidos continúa investigando con animales vivos por una razón principal: La de perpetuar el mito de que la Medicina Occidental sigue buscando la cura para las enfermedades, de modo que las masas dormidas sigan donando su dinero para las fundaciones, las cuales ponen millones de dólares en los bolsillos de los ejecutivos que las dirigen. Si probar toxinas y químicos en animales fueran a llegar a un punto muerto, las masas podrían comenzar a cuestionar al establishment y dejar de malgastar el dinero dándoselo a las millonarias organizaciones “sin fines de lucro” las cuales solo sirven para empeorar la situación.

Jamás un padre sacrificaría a sus hijos “en nombre de la investigación médica”, para dejar que los doctores usen métodos arcaicos para probar nuevos medicamentos, nuevos tratamientos con quimioterapia y radiación, aparte de efectuar disecciones en la viva carne para ver cómo reaccionan los órganos ante los medicamentos tóxicos. A pesar de las viejas teorías de que los animales no sienten dolor, sí sabemos que lo sienten. También sabemos que los bebés que son separados de sus madres experimentarán alejamiento psicológico intenso, así que no necesitamos poner a prueba eso tampoco. (http://teachkind.org/pdf/animalind.pdf)

Los estudios publicados recientemente en revistas médicas revelan que quienes experimentan con animales están desperdiciando vidas y recursos. Además, las ratas tienen un 96% de similitud genética con los humanos, así hacer pruebas con otros animales es una pérdida de tiempo (ni que decir que sea correcto). Pese a que la FDA dice que los nuevos medicamentos son seguros porque fueron probados en animales, no existe correlación para decir que son seguros para los humanos y la FDA sabe esto. Probar drogas en animales es puro humo y espejos; una ilusión  para convencer  a los humanos de  que todo está “bajo control” y que se puede confiar a ciegas en la Medicina Occidental y los doctores alopáticos.

La Enfermedad es un Gigantesco Negocio

En 2011, los Estados Unidos engulló miles de millones de dólares (40% de todo el financiamiento del NIH /Instituto Nacional de Salud) para la experimentación con animales y al tiempo que el financiamiento aumenta año con año, los Estados Unidos se ubica en la posición 49 en esperanza de vida y como 2do. peor país en mortalidad infantil ¡en el mundo desarrollado! ¿Todavía a favor de experimentar con animales? Es un engaño completo.

En los Estados Unidos, ahora mismo, más de 4000 químicos usados para fabricar cigarrillos son legales, ¡incluyendo el amoníaco! Más de 70,000 agentes químicos y sintéticos están aprobados por la FDA como ingredientes alimenticios (incluidas la gelatina y la baba rosada). Los alimentos transgénicos dominan, con alrededor del 90% de los productos basados en vegetales (maíz, soya y canola) y que contiene tóxicos pesticidas. Así que mientras Estados Unidos alimenta a su gente con desperdicios tóxicos para hacer que las estadísticas de enfermedades aumenten, ¿cómo puede una persona cualquiera creer que las pruebas en animales es una actividad legítima y excusable?

La única ley en los Estados Unidos que gobierna el uso de animales en laboratorio es la Ley de Bienestar Animal, la cual permite que los animales sean envenenados, aislados, aguanten hambre, reciban choques eléctricos, creen adicción a las drogas y reciban daño cerebral mediante quimioterapia y radiación.

Ningún experimento es considerado “fuera de los límites” ética y moralmente. La comunidad médica y la ciencia en general pueden efectuar todos los experimentos necesarios en cultivos celulares y muestras de cáncer y recibir resultados precisos mucho más rápido que con los métodos crueles y desfasados de experimentación con animales. La vivisección, el proceso enfermizo de operar a un animal vivo y consciente es medieval. Muchos animales se suicidan con tal de escapar. (http://www.vivisectioninfo.org).

A pesar de eso, todos los años, decenas de millones de animales son diseccionados, infectados, inyectados, gaseados y quemados en laboratorios todo esto en vano. Los estudiantes de medicina tienen numerosas alternativas. Los estudiantes y profesores pueden escoger una amplia variedad de interesantes programas más humanos, tales como programas computacionales, los cuales poseen gráficas impresionantes con información precisa sobre anatomía, bioquímica, genética, fisiología y ecología.

Recuerda esto, no estamos viviendo en 1912, estamos en el 2013. Ya es hora de tratar a toda creatura viva como el respecto y humanidad que merece.

Fuentes:

http://www.peta.org

http://www.freewebs.com/ectanow/animalexperimentation.htm

http://www.vivisectioninfo.org

http://teachkind.org/pdf/animalind.pdf

1 Comment

  1. Realmente tienen razón hermanos, yo como estudiante de medicina puedo asegurarles el dolor que me causa que nuestros docentes en fisiología y farmacología usen animalitos como sapos, gatos y ratitas,para enseñarnos los efectos que producen los fármacos y otras substancias químicas y experimentaciones físicas, lamentablemente en vez de evolucionar involucionamos, vamos de retroceso, hermanos me duele mucho ver morir a tantos animalitos cada vez que se realizan prácticas le pido perdon a Dios por que de alguna manera participo en eso ya que por aprender y ganar una calificación de los docentes estamos ganando un Karma sobre nosotros, ayudenme hermanos a tener valor de denunciar esto ante las autoridades competentes de la universidad donde asisto, y también les pido me digan como evitar el castigo por las infamias cometidas hacia inocentes seres que nadan deben como para ser muertos, ya ustedes me han dado una idea de como aprender con programas informáticos las materias como anatomía fisiologia farmacología, etc, que utilizan gráficos 3D esta idea la tomaré en cuenta hermanos y espero su respuesta a este comentario que además es testimonio de lo que me ha tocado vivir dolorosamente al presenciar la muerte innominosa de tantos seres inocentes. Gracias por su su atención y de antemano por sus respuestas.

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *