Línea del Corazón

Línea del Corazón
Click to open popup



Esta línea nace en el montículo del dedo índice, y atraviesa la palma hasta morir bajo el montículo del dedo meñique. Corresponde esta línea, según muestra su nombre, al Corazón, y, por lo tanto, en ella se encuentran las señales de las afecciones cardíacas y del aparato circulatorio

linea-del-corazon

Cuando esta línea se encuentra limpia y bien marcada, indica un buen corazón, desde el punto de si hubiere islas, sería señal de afecciones congénitas

Si esta línea se presenta muy abultada y ancha, es prueba de una hipertrofia del corazón y de la aorta; si tuviere, al mismo tiempo, un color pálido, sería indicio de debilidad general

Varias líneas transversales que corten la Línea del Corazón, dan fe de afecciones del mismo de carácter nervioso; pueden ser éstas más o menos graves, según la intensidad y el número de líneas transversales que encontremos. También pueden estas señales ser demostrativas de inflamaciones, tales como la miocarditis; y, en la mujer, suelen ser signo de parto difícil, por lo que interesa su observación a las comadronas. Si al principio de la línea hubiere multitud de ramificaciones, el parto será difícil, siempre que, por otro lado, con otros signos se confirme, tales como la extrema pequeñez de la palma de la mano

Cuando la Línea del Corazón queda interrumpida bruscamente debajo del montículo del dedo medio, hay peligro de muerte inminente

Esta señal sería segurísima, si la Línea de la Vida tuviese también señales de muerte repentina

Hay en esta línea una señal inequívoca que tienen los suicidas, pero de la que no considero útil dar detalles, que no se servirían para el diagnóstico, y que podrían causar preocupaciones en algunas personas. (*) Los puntos obscuros en esta línea, indican existencia de cálculos hepáticos, si es que están situados bajo el montículo del dedo anular, y de cálculos renales, si están bajo el dedo meñique. Estas señales son semejantes a las que pudiera producir la punta de una aguja

Los puntos colorados dentro de esta línea, indican envenenamiento por substancias medicamentosas; de un color lila, y en las mujeres, afecciones del útero. En el primer caso, hay que mirar también la línea de los Venenos

________________________________
(*) Uno de los periódicos de mas prestigio en Alemania, el “Magdeburger Generalanzeiger”, publicó, en cierta oportunidad, la narración de un hecho, afirmando lo con testigos

Un pedagogo muy conocido en los centros de estudio, que gozaba de una reputación inmejorable, poseedor de una fortuna, que le permitía vivir desahogadamente, suplicó en Halle, a una señora que tenia conocimientos quirol6gicos, le examinara la mano, y al efecto esta señora se dispuso a complacerle. Mientras duraba el examen de la mano llegó un momento en que la señora se puso extremadamente pálida y esta circunstancia llamó poderosamente la atención al pedagogo, quien pregunto la causa de la palidez, pues presumía que algo anormal estaba viendo en su mano. La señora no manifestó nada al pedagogo, pero a sus familiares les dijo que había descubierto determinados signos manifestativos de que el pedagogo se suicidaría; naturalmente que todos se lo ocultaron

Al cabo de un mes encontraron el cadáver del pedagogo con la frente perforada por un proyectil y una carta en sus bolsillos en la que decía que no se culpara a nadie de su muerte, pues se había suicidado

De estos casos conozco yo ya tres, entre ellos el de un alemán propietario de una importante casa de comercio en México que se llamaba el Electro-Motor, quien después de un tifus y sIn motivo alguno se creia con acreedores que no tenia, ya que disfrutaba de una inmensa fortuna de la cual yo fui albacea testamentario

Lo curioso es que todas estas señales desaparecen en el cadáver veinticuatro horas después de ocurrido el fallecimiento.

Volver al índice de “Tratado de Quirología Médica” – Krumm Heller

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *