Acedera Muy rica en hierro

Acedera Muy rica en hierro
Click to open popup



La propiedad más destacada de la acedera, es su actividad diurética, útil para combatir la retención excesiva de líquidos.

También es fuente abundante de vitamina C y extraordinariamente rica en hierro. Un inconveniente de la acedera es que contiene demasiados oxalatos,lo que la hace desaconsejable para las personas con propensión a formar cálculos, las reumáticas y las artríticas.

La acedera tiene varios usos medicinales tradicionales. Desintoxica la sangre, regular el flujo de la bilis, normalizar la menstruación y cortar los vómitos.

Su cultivo como verdura o condimento se lleva a cabo a pequeña escala.

Se aprovechan sus hojas, que tienen sabor a vinagre (lo que hace que en algunas regiones se le llame vinagrerita), pero dicho sabor se debe al ácido oxálico que contienen.

Se consumen cocidas como las acelgas y espinacas.

Son comestibles tanto sus hojas como sus tallos tiernos, que tienen un sabor ácido característico.

Precisamente, debido a su sabor ácido se emplea habitualmente como condimento de ensaladas y para dar un toque diferente a las sopas u otros platos.

Consumida en fresco resulta muy recomendable para quitarse la sed.

Se extrae de esta planta el bioxalato de potasa (sal de alazán). El alazán crudo hace fundir o ablandar los bordes de los pescados.

Buena fuente de hierro y vitamina C, y dado que se consume normalmente cruda, es un alimento especialmente interesante en caso de anemia.

A pesar de todas sus virtudes dietéticas, se aconseja que las personas que tienen tendencia a formar cálculos renales, la consuman con precaución, debido a su concentración en ácido oxálico. Esta sustancia produce una sensación desagradable de adormecimiento de la lengua.

Si se consume en gran cantidad, se combina con minerales como el calcio y el hierro, dificultando su absorción, y favorece la formación de cálculos (piedras) en el riñón.

Las hojas frescas o en decocción son eficaces contra las pérdidas de apetito, los empachos, pero es mejor consumir las hojas a pequeñas dosis ya que contienen oxalatos.

Las hojas (y en general toda la planta) masticadas presentan un agradable sabor acidulado refrescante.

Salud

• Combate la anemia, es diurética y abre el apetito. Regula la función del hígado y de la vesícula biliar

• Las raíces y las semillas pueden utilizarse en decocción como diurético y contra las infecciones cutáneas (sarna o empeine).

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *