El Quiebre Moral del Marxismo

El Quiebre Moral del Marxismo
Click to open popup



Según los marxistas ciegos, de los cuales hay bastantes en Suecia, Marx representaba el humanismo y los valores humanos, libertad y creencia en la humanidad. Ellos probablemente no han leído las siguientes líneas sobre Marx escritas por Friedrich Engels: “¿Quién está cazando con empeño salvaje? Un hombre negro de Trier, un notable monstruo. Él no camina o corre, salta en sus talones y rabia lleno de enojo … ” (Marx y Engels, “Trabajos selectos” en alemán, tomo II suplemento, pág. 301.) El exiliado escritor Estoniano, no-socialista, Arvo Magi declaró en un programa de radio que Marx no era un terrorista que deseaba destruir las ideas de otros. El Marxismo dio meramente al poder de los oscuros Illuministas, un método hipócrita y una fraseología verbosa que ellos podrían usar para justificar cualquier tipo de atrocidades que cometieran. Ya que esta doctrina no era científica, ellos nunca podrían, con todos sus intentos, ser capaces de poner la teoría Marxista en la práctica.

Lo que los regímenes Marxistas realmente quisieron, fue tratar sus súbditos con tal violencia, que ellos perdieran en el futuro, todos los sentimientos de misericordia y humanidad hacia sus compañeros. Los marxistas también tomaron todos los beneficios del producto de los obreros, pagándoles demasiado poco o nada en absoluto por su trabajo. De esta manera, los marxistas desarrollaron la esclavitud moderna. ¿Seremos alguna vez capaces de entender la magnitud de los crímenes de los marxistas contra el orden natural? En todas partes, dónde estos bandoleros han entrado en el poder, han llevado adelante la criminalidad y el gangsterismo estatal. Sería fútil esperar algo más. Esos dictadores obligaron a sus esclavos a que actuaran contra la naturaleza, y los esclavos contestaron con mentiras, robos, crueldad, hipocresía y pereza.

Ciertos jueces del Marxismo tratan de afirmar que aquellos que pueden interpretar correctamente la doctrina no han alcanzado el poder todavía. ¿Cómo es que sólo los marxistas que interpretaron mal la doctrina llegaron al poder?

Según el Budismo, Lo que importa es el buen camino no el buen objetivo. Lo que usted hace es importante no lo que usted dice. Si usted camina por un mal camino, como lo hace el Illuminati, usted nunca alcanzará un buen objetivo. Si usted camina por un buen camino, usted finalmente alcanzará una buena meta.

Esto es por qué no existe tal cosa como la buena violencia. Usted no puede construir nada en el mal. Es como edificar en la arena.

Aquellos que tratan, se están engañando a sí mismos. Tampoco es posible reformar una religión absurda, una verdad enfatizada por el filósofo italiano Filippo Giordano Bruno hace cuatrocientos años atrás. Creo que el esfuerzo por hacerlo ya es un crimen imperdonable.

Los marxistas fanáticos creyeron que algo podía construirse. Es así mismo imposible que el estado controle todo lo que pasa dentro de una sociedad. La mayoría de aquellos que después también se transformaron en súbditos de los estados comunistas, supieron que la introducción del comunismo era un crimen terrible contra la humanidad.

Pocas personas saben, sin embargo, cómo pasó todo esto y por qué. Tal como el ex Presidente de Universidad de Columbia en Nueva York, Nicolás Butler, apuntaba: “El mundo está compuesto de tres tipos de personas. Primero, el grupo más pequeño – aquellos que pusieron los planes en acción. Luego, el segundo, grupo ligeramente más grande, que mira lo que está pasando. Por último, la gran mayoría, que nunca supo lo que pasó”.

Después del derrumbe de los regímenes comunistas en Europa Oriental, algunos hechos sorprendentes sobre la historia oculta del Comunismo han sido desenterrados.

La mayoría de estos hechos nunca se han presentado a los europeos Occidentales o al público norteamericano. Simplemente no existe ningún deseo en Europa o en Norteamérica por botar los mitos restantes sobre el Comunismo.

Volver al Índice del Libro: “Bajo el Signo del Escorpión”

 

Nota de TaoTV: La presente obra del autor sueco Jüri Lina, “Bajo el Signo del Escorpión”, es una obra de periodismo investigativo en archivos históricos, literatura y documentos de  inteligencia desclasificados que ha recibido poca difusión debido a las presiones de los poderes fácticos que buscan la supresión del relato de los acontecimientos históricos en pro de que se cuente únicamente la historia oficial que es más afín a los intereses de las élites. A la luz del taoísmo, Karl Marx realizó un aporte histórico sin precedentes al lograr justicia para la clase obrera a nivel mundial, a tal punto que ahora los trabajadores pueden acudir a instituciones gubernamentales e internacionales que velan porque los empresarios se apeguen a las leyes laborales promoviendo así la paz social, el orden y el progreso de los países. Para conocer un poco más sobre Karl Marx dentro de la enseñanza del tao, leamos la doctrina emitida por el Maestro Kelium Zeus en una conferencia al Brasil.

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *